Martes 23 de Enero de 2018
RGL10,8 ºC ST 10,8 ºC H 71 % +info
5354 lectores en línea
En Río Gallegos y Caleta Olivia
Sin autos, el Gobierno Nacional habilitó las zonas francas
Fue a través de la Resolución 8-E/2018 del Ministerio de Producción Nacional. Con cambios al decreto de creación de los recintos, el texto publicado ayer en el Boletín Oficial confirma la exclusión del régimen de venta de automotores, la eliminación de los beneficios a empresas radicadas fuera de los recintos francos y el aumento de la franquicia en un cupo mensual de 300 a 600 dólares por persona mayor, entre otros aspectos. Desde el Ejecutivo Provincial calcularon que su puesta en marcha se dará en los próximos tres meses.
Sábado 13 Ene 2018

  1 de 3   Anterior Siguiente
Después de dos años, la administración de Cambiemos decidió darle curso a las tan esperadas zonas francas que finalmente comenzarán a funcionar en Río Gallegos y Caleta Olivia. 
Se trata de un “anhelo” de la provincia que tuvo su inicio en 1994, cuando a través de un convenio firmado con el Estado Nacional, se creaban los recintos francos en Río Gallegos y en Caleta Olivia. Por medio de ese acuerdo, se autorizaban “operaciones de venta al por menor”, se convenía “la colaboración de la provincia en el control de dichas operaciones”, y se estipulaba que “la vigencia efectiva del régimen de venta minorista se encontraba condicionada a que, en forma previa y necesaria, la Nación y la Provincia formulen un mecanismo de control eficiente que garantice y salvaguarde la seguridad impositiva y aduanera de las medidas”.
En septiembre de 2013, la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció en un acto en Río Gallegos la restitución de las zonas francas y otorgó un plazo de 90 días para que la provincia -en ese entonces gobernada por Daniel Peralta- instrumente los mecanismos necesarios para su puesta en funcionamiento.
En febrero de 2014, el ex Ministerio de Economía y Finanzas aprobó el Reglamento de Funcionamiento y Operación de los recintos, que en ese entonces incluía la venta de automotores y avalaba otros artículos que ya no aparecen en la resolución que recientemente publicó el Gobierno Nacional (ver cambios). 
En diciembre de 2014, el gobierno de Peralta adjudicó su construcción a la empresa London Supply y las obras comenzaron poco después de comenzado 2015. 
Con el cambio de gobierno a fines de ese año, la habilitación que parecía inminente se demoró dos años. Es medio, la gobernadora Alicia Kirchner y el ministro de la Producción de la provincia, Leonardo Alvarez, mantuvieron reiteradas reuniones con las autoridades nacionales a fin de lograr la habilitación. Entre los puntos más debatidos, siempre fue controversia la intención que tenía la Nación de eliminar la venta de automotores, que finalmente logró. 

Cambios al decreto de creación
En los considerandos de la Resolución de Producción, la administración de Mauricio Macri decidió eliminar el artículo de la reglamentación original por el que se regulaba “la adquisición de vehículos automotores” y por el que se establecía que los autos comprados en los recintos sólo se circunscribía al ámbito de la provincia y que en caso de querer salir de ella se debía pedir autorización al servicio aduanero local como exportación temporal y por un plazo no mayor a 90 días. 
Además de quitar los vehículos de la nómina de mercaderías de origen extranjero para la venta al por menor, la Resolución 8-E/2018 sustituye algunos artículos de la Resolución Nº 31 de fecha 13 de febrero de 2014 del ex Ministerio de Economía y Finanzas Públicas. 
Se estableció, entonces, que “toda persona humana podrá acceder a la compra de mercaderías al por menor de origen extranjero dentro de la Zona Franca de Río Gallegos, en los comercios especialmente autorizados por el Comité de Vigilancia, gozando de una franquicia máxima de dólares estadounidenses seiscientos (US$ 600,00) por mes, por persona, reduciéndose dicha franquicia en un cincuenta por ciento (50%) en caso de menores de dieciséis (16) años de edad”. 
Por otra parte, se determinó que “las personas humanas o grupos familiares con residencia definitiva en la provincia de Santa Cruz, que decidieran compras que superen la franquicia mensual asignada, las podrán efectuar afectando los cupos mensuales subsiguientes, por hasta un máximo de cuatro (4) meses. En estos casos no podrán efectuar nuevas compras hasta el mes en que se extinga el cupo utilizado”. 

Qué se podrá comprar en los recintos
En la misma resolución por la que se aprueba la habilitación de las zonas francas en Río Gallegos, se publica la nómina de “mercaderías de origen extranjero autorizadas para la venta por menor”. A continuación, el listado de los productos: 

-Alimentos: Todos. Excepto carnes frescas, verduras frescas, legumbres frescas, hortalizas frescas, pescados frescos, moluscos frescos y crustáceos frescos.
-Bebidas: todas sin excepciones.
-Prendas de vestir: Todas sin excepciones de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
-Textiles del hogar: Ropa de cama, baño, tocador y cocina. Todas sin excepciones de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
-Calzado: Todos sin excepciones de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
-Artículos de viaje: Todos sin excepciones de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
-Perfumes, cosméticos y artículos de tocador e higiene: Todos sin excepciones en todas sus formas de presentación y envase de uso hogareño.
-Artículos de joyería y bijouterie: Todos sin excepciones. Incluye relojes de pared, péndulo, mesa y de pulsera, anteojos, armazones y lentes.
-Insecticidas y funguicidas de uso doméstico: Todos sin excepciones en todas sus formas de presentación y envase de uso hogareño.
-Artículos de mesa y otros: Vajilla, artículos de grifería, adornos para el hogar, objetos de cristal y vidrio para servicio de mesa y cocina. Todos sin excepciones en madera, losa, porcelana, cerámica, plásticos artificiales, acero inoxidable y enlosado.
-Muebles: De madera u otro material.
-Artículos de librería: Todos sin excepciones, cuadernos, lápices, lapiceras, bolígrafos, carpetas, portaminas y adhesivos para la venta por menor.
-Materiales para la construcción de viviendas: Construcciones prefabricadas. Incluye entre otras construcciones prefabricadas en madera y otros materiales, puertas, ventanas, marcos, tableros entarimados, obras de carpintería y hierro de armazones. Materiales de construcción para cocinas y baños, incluidos sus artefactos y calefacción del hogar. Cemento, cerámicos, hierro y metales para todo tipo de estructuras.
-Electrodomésticos: Cocinas y demás aparatos, ventiladores, heladeras, freezer, lavadoras, estufas, aire acondicionado, máquinas de coser y tejer, aspiradoras, licuadoras, mezcladoras, trituradoras de alimentos, jugueras, secadores de cabello, planchas, hornos de microondas, teléfonos, radios, equipos reproductores de audio y video, aparatos de televisión, computadoras y equipos de telecomunicaciones, para uso familiar exclusivamente, encendedores y aquellos productos que por su utilidad se los considere que pertenecen al presente rubro.
-Juguetes, juegos y artículos de deporte y camping: Todos sin excepciones, entre otros incluyen adornos, instrumentos musicales, artículos para juegos y deportes, excepto armas de cualquier tipo y calibre.
-Artículos de ferretería y máquinas, herramientas de uso manual: Todos sin excepciones, para uso doméstico exclusivamente.
-Partes y accesorios de vehículos automóviles: comprendidos en la Categoría “A” establecida por el artículo 3° del Decreto Nº 2.677/91 y motociclos: Todos.
-Tabacos y sucedáneos del tabaco elaborados: Todos sin excepciones.

La habilitación de Nación señala que “toda persona podrá acceder a la compra de mercaderías al por menor de origen extranjero dentro de la Zona Franca de Río Gallegos, gozando de una franquicia máxima de dólares estadounidenses seiscientos (US$ 600,00) por mes, por persona, reduciéndose dicha franquicia en un cincuenta por ciento (50%) en caso de menores de dieciséis (16) años de edad”. 
Además, se indica que “las personas o grupos familiares con residencia definitiva en la provincia de Santa Cruz, que decidieran compras que superen la franquicia mensual asignada, las podrán efectuar afectando los cupos mensuales subsiguientes, por hasta un máximo de cuatro (4) meses. En estos casos no podrán efectuar nuevas compras hasta el mes en que se extinga el cupo utilizado”.

Las voces de los actores en juego
Tras la habilitación de las zonas francas, que se conoció ayer a través del Boletín Oficial del Gobierno Nacional, trascendió la palabra de autoridades provinciales y representantes del sector comercial que se expresaron luego de conocida la noticia.

Pablo González
El vicegobernador apuntó directamente contra la derogación del artículo que permitía la venta de autos. “Nos hubiera gustado que sea como lo propuso la provincia, pero sabemos que hubo un trabajo de lobby de ciertos políticos que hizo que no se vendan vehículos”, señaló. 
“Me parece un buen paso porque había mucha inquietud de los inversores y de la provincia”, contó y recordó que “asistimos a varias reuniones con autoridades nacionales, pero hicieron caso omiso a nuestras inquietudes en ese momento”. 
En otro orden, adelantó: “la próxima semana mantendremos encuentros con autoridades del Ministerio del Interior para cerrar un acuerdo por el que la provincia y la Nación deben cumplir con ciertos compromisos que derivan de la aprobación del consenso fiscal”.

Leonardo Alvarez
Por su parte, el ministro de Producción, Comercio e Industria expresó que “no puede dejar de agradecer la infinita paciencia y comprensión de los usuarios que adquirieron espacios físicos para desarrollar la actividad comercial”.

Silvina Córdoba
La secretaria de Comercio, en tanto, resaltó que “se trata de una demanda histórica”, que “impulsará tanto el turismo como otras actividades de Río Gallegos”. 
Además, lamentó que “no se haya habilitado la venta de autos” al sostener que “hubiera sido un real beneficio para los santacruceños”. 
Auguró también que “los riogalleguenses tengan una visión optimista al respecto, ya que se trata de capitales santacruceños y todos debemos defender el éxito de la zona franca, no sólo como consumidores sino también como habitantes”, afirmó.
“El movimiento de la zona tiene que traer aparejado una nueva herramienta de desarrollo para la ciudad”, destacó la funcionaria. 

Cristina Aranda
Por otro lado, la presidenta de la Cámara de Comercio, Industria y Afines de Río Gallegos (CCIARG) manifestó que desde el sector “tenemos sentimientos encontrados. Porque por un lado sabemos que es un beneficio directo al consumidor y por otro, entendemos que afectará a los comercios que trabajen fuera del predio”.
En tal sentido, recordó que “los impuestos son altísimos fuera del predio y dentro de él, los comerciantes estarán exentos”. “La única esperanza es que cobren impuestos provinciales como para que entren en las arcas de la provincia y eso termine en un beneficio en materia de salud, educación o en lo que corresponda”, consideró. 

Eduardo Costa
“Se trata de un viejo anhelo que tiene la provincia y que permitiría reducir costos, fomentar la llegada de empresas y favorecer a la población con la instalación de un centro de compras similar al existente en Punta Arenas”, remarcó el senador nacional por Cambiemos.
“Nosotros presentamos el tema en la Cámara de Diputados y llevamos mucho tiempo trabajando para que se concrete”, dijo el legislador y recordó que “Santa Cruz sueña con las zonas desde hace mucho. Tuvo muchas idas y vueltas, e incluso fue impulsado por la administración de Néstor Kirchner, pero no se había podido concretar”.
Además, manifestó que “no perdimos las esperanzas y ahora, gracias al trabajo del Ministerio de la Producción de la Nación en conjunto con autoridades provinciales, se logra concretar y reglamentar el funcionamiento de nuestra zona franca”.
Sábado 13 Ene 2018