Martes 13 de Febrero de 2018
1479 lectores en línea
www.farmaciaslafranco.com.ar
Tras semanas de presión
Roberto Giubetich permanece internado en el Hospital Regional
Recién llegado de Buenos Aires, el intendente se descompensó y fue internado en el Hospital Río Gallegos, donde fue sometido a una angioplastia para colocarle un stent. Permanecía en terapia y hoy podría ser trasladado a una habitación común.
Martes 13 Feb 2018
La tranquila mañana del feriado de carnaval en Río Gallegos se vio conmocionada por las noticias que venían desde el interior del Hospital Regional. El intendente Roberto Giubetich había sido internado de urgencia. 
El jefe comunal regresó este domingo de Buenos Aires y ayer por la mañana se descompensó, acusando dolores en un brazo y en el pecho. Ya en el Hospital se le detectó una insuficiencia cardíaca.
Se decidió practicarle una angioplastia con el fin de colocarle un stent, que permitiera desobstruir una de sus arterias coronarias. 
De acuerdo a lo informado, oficialmente, por la Comuna, el parte médico, dado al mediodía, indicó que el intendente “se encuentra estable, en observación e internado en el sector de terapia intensiva. Entre las próximas 48 y 72 horas será trasladado a una habitación común para continuar con los estudios médicos”.
De acuerdo a lo que pudo saber La Opinión Austral, los antecedentes de hipertensión y diabetes le jugaron una mala pasada a Giubetich, que no se ha caracterizado en todo este tiempo por cuidar demasiado su salud.
Con 57 años de edad, desde que asumió la jefatura del Municipio de Río Gallegos, ha tenido varios episodios que culminaron con una internación para estabilizarlo, generalmente fueron hechos relacionados a su hipertensión.
Las horas que siguieron al parte médico, según pudo saber este diario, las atravesó estando estable e incluso merendó. 
Aunque los primeros indicios señalan que el cuerpo recibió de buena manera el stent colocado, se lo mantiene en observación, justamente por su antecedente de diabetes.
De no mediar complicación, hoy se lo trasladaría a una habitación común y podría recibir el alta en las próximas 48 horas. 

Fuerte presión
La fragilidad de la salud del intendente no es novedosa, incluso se especuló mucho con la posibilidad de su renuncia, en ocasión de decidir quién ocuparía la presidencia del Concejo Deliberante en 2018, ya que podría convertirse, si el jefe comunal diera un paso al costado, en el próximo intendente de la capital provincial.
Este último mes, en particular, no ha sido fácil para Roberto Giubetich, quien por primera vez desde que asumió la Intendencia no pudo hacer frente al pago de haberes en tiempo y forma y debió hacerlo de manera parcial.
Incluso ahora, está llegando a mitad de mes, sin haber podido, ni siquiera, hacer ese pago parcial que hiciera en enero.
Negociando a contrarreloj un financiamiento global con la Nación, el propio secretario de obras públicas reconoció que las exigencias eran demasiado “drásticas” aunque evitó dar detalle de estas.
Basados en los antecedentes de las condiciones con las que debió firmar el Gobierno Provincial el ingreso al fideicomiso en junio del año pasado, el congelamiento salarial y un fuerte ajuste del gasto son parte, seguramente, de las peticiones realizadas por el Ministerio del Interior.
Algunos especulan que también podría existir la solicitud de disminuir la planta de personal, si se tiene en cuenta el plan de ajuste que, a nivel nacional, está haciendo en el Estado el gobierno de Cambiemos.
Ninguna de estas versiones ha sido confirmada por los funcionarios municipales, pero la presión ha sido extrema y, evidentemente, la salud del jefe comunal se resintió.
Martes 13 Feb 2018