Martes 13 de Febrero de 2018
2596 lectores en línea
www.farmaciaslafranco.com.ar
Policiales
Se ahorcó el autor del triple crimen de Guaymallén
La Policía de Guaymallén encontró muerto al sospechoso, identificado como José Patricio Molina, de 40 años. Según los investigadores, asesinó su pareja y a la madre y al hijo de ella. Después, quiso quemar la vivienda para ocultar las pruebas
Martes 13 Feb 2018

  1 de 2   Anterior Siguiente
El sospechoso del triple homicidio que sacudió a la localidad mendocina de Guaymallén apareció muerto. El hombre que asesinó a golpes a un niño de 6 años y a dos mujeres, y después intentó incendiar la casa donde encontraron a las víctimas, se suicidó.
El sospechoso que apareció sin vida, identificado como José Patricio Molina (40) –aunque la familia lo conocía como José Giménez-, mantenía una relación con María Soledad Bueno (25), una de las víctimas que fue hallada muerta dentro de una casa ubicada en Barcelona al 100 junto a su madre, Mónica Isabel Outeda (51), y Lautaro Valentino Vega (6).
"Estamos ante un triple homicidio de una mujer, su hija y un menor, los tres recibieron muchos golpes y presentan lesiones", dijo la fiscal Claudia Ríos en un breve diálogo con la prensa desde el lugar del hecho.
El sospechoso se ahorcó en la casa de su hermana en Las Heras, una de las localidades del "Gran Mendoza". Si bien fue llevado al Hospital Central, allí no lograron hacer nada para reanimarlo.
Un familiar de las víctimas fue mucho más gráfico: "Al nene lo ahogó, a Mónica le partió la cabeza con un machete y tenía golpes en todo el cuerpo, y a Mayra, su pareja, la mató a golpes", aseguró una mujer familiar de las víctimas".
La consuegra de Mónica indicó a Radio Nihuil: "Este hombre apareció hace unos meses atrás en la familia como pareja de Mayra. Es una persona muy pedante, de poca personalidad, mal, nos apartamos toda la familia de él, una personalidad horrible".
En un principio se creyó que los tres habían muerto por inhalación de monóxido de carbono, aunque luego constataron que presentaban numerosos golpes. El único sospechoso es Molina, sobre quien se libró una orden de captura.
El hecho ocurrió cerca de las 3 y se conoció tras un llamado al teléfono de emergencias 911 que alertó a la Policía local del incendio en la vivienda, en la que permanecían las víctimas.

Martes 13 Feb 2018