Miercoles 11 de Enero de 2017
680 lectores en línea
Abusos en la Iglesia
Cura presentará su descargo esta semana
Miercoles 11 Ene 2017
Por primera vez, el cura Agustín Rosa Torino presentará un descargo sobre las acusaciones de abuso sexual que pesan en su contra. Lo hará mediante un escrito que remitirá a la Fiscalía Penal Nº 2 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, según adelantó a El Tribuno el abogado del religioso, Raymundo Sosa.
En la causa se investigan las denuncias de dos ex novicios y una ex monja del Instituto Religioso Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, fundado por Rosa. Los abusos habrían ocurrido en esa congregación y, según los testimonios, hubo otras supuestas víctimas de los ataques.
El sacerdote, de 64 años, está en condición de detenido desde el 21 de diciembre y estuvo hasta el 27 de ese mes internado en una clínica privada, por una aparente descompensación cuando fue trasladado al penal de Villa Las Rosas. El 4 de enero se dictó su prisión preventiva. Está imputado por abuso sexual simple, agravado por su condición de ministro de culto.
En la cárcel dispone de un respirador artificial que lo asiste mientras duerme por una apnea que padece. También presenta cuadros de cardiopatía, diabetes e hipertensión, según un informe médico presentado en Ciudad Judicial.
De acuerdo a su representante legal, el cura aún no fue citado para las pericias psicológicas que fueron ordenadas por la juez de Garantías Nº 7, María Victoria Montoya Quiroga, quien durante la feria judicial reemplaza a su par Ada Zunino.
En cambio, el letrado dijo que se confirmó para hoy la realización de esas mismas pruebas sobre el ex novicio que prestó testimonio recientemente. Su compañero había efectuado lo propio en diciembre de 2015 y luego, en otras dos oportunidades, ante la fiscal penal Luján Sodero.

Otras acusaciones
En base a las declaraciones de los dos ex miembros varones de la congregación, también quedó seriamente comprometido el cura Nicolás Parma, quien pertenece a la entidad creada por Rosa Torino. Lo responsabilizaron por ataques sexuales que habrían sufrido en la sede de la orden católica ubicada en la localidad de Puerto Santa Cruz.
Sobre ese sacerdote aún no recae ninguna imputación y, según trascendió desde el Ministerio Público, él estaría radicado en España.
Quien se encuentra en igual situación que Rosa Torino es la ex monja María Alicia Pacheco, quien pertenece al mismo instituto. Se encuentra con prisión preventiva en la Alcaldía, acusada de abusos sexuales en contra de una joven, quien al momento de los supuestos hechos era menor de edad.
La denunciante, de 24 años, declaró que entre 2004 y 2005 fue abusada de manera sistemática por Pacheco dentro de la parroquia de la Santa Cruz y en su domicilio.

Detalles espeluznantes
Según los testimonios de los ex novicios, uno de los modus operandi de Rosa Torino habría sido citarlos a su pieza privada para manosearles los genitales con la excusa de una supuesta afección de varicocele.
La ex monja que denuncia haber sido abusada por el cura sostuvo, en una de sus declaraciones ante la fiscal Sodero, que el acusado “manipulaba a los jóvenes mediante la religión”.
Aseguró que les había pedido a los sacerdotes de la congregación “que si sabían de casos de homosexualidad se los contarán a él y le enviaran al supuesto pecador”.
Estos detalles los pudo haber conocido porque ella se desempeñaba como secretaria privada del religioso detenido. (Diario El Tribuno)
Miercoles 11 Ene 2017