Viernes 22 de Septiembre de 2017
RGL8 ºC ST 4,3 ºC H 72 % +info
3450 lectores en línea
Festival de boxeo homenaje a Sergio Verdejo
Romina demolió a Flavia
El viernes en el CePARD se realizó un festival de boxeo homenaje a Sergio Verdejo. De las 7 peleas programadas se realizaron 6. En la de fondo, Romina Huichapani de Pico Truncado venció en el segundo round a Flabia Quinteros de Mendoza. Hubo exhibiciones y boxeadores de distintos puntos de la provincia y el país. Noche en la que nadie se guardó nada.
Domingo 19 Mar 2017
Noche de boxeo de muy buen nivel.

Noche de boxeo de muy buen nivel.

  1 de 5   Anterior Siguiente
Pocas veces en Río Gallegos se presentan espectáculos boxísticos de nivel como el de la noche del viernes. El evento contó con la organización de los dirigentes de APAP a los que se sumó una gran cantidad de adeptos a Claudio Vidal que llegó acompañado por un numeroso grupo de seguidores portando banderas, bombos y platillos aportando el dato color.
Si bien la organización anunció el inicio de la velada a las 21:00, fue pasadas las 23:00 que comenzó el espectáculo.
Con una exhibición a 2 round de 2 x 1, de parte del campeón de Río Gallegos, David Cisternas y Matías Viñas. El árbitro fue Omar Alvarez.
Luego la exhibición de manoplas estuvo a cargo de Maximiliano Huichapani de 7 años con su padre Raúl Huichapani de la localidad de Pico Truncado. La agilidad y concentración del pequeño se ganaron los aplausos de los presentes.

Las peleas
La primera pelea la ganó Marcelo Morales de Río Gallegos a Brian Malmoria de la escuela de Alejandro Tenorio en Puerto San Julián, púgiles de la categoría 56/60 kilos, a 3 round de 3 x 1. Pelea intensa, con buen movimiento de parte de los jóvenes que demostraron lo que vienen aprendiendo en sus gimnasios. La decisión fue unánime.
El segundo combate de la noche lo ganó por KO Fabricio Gallardo de Gobernador Gregores a Ariel Oliva de 28 de Noviembre. Entretenida pelea, buen estado físico de parte de ambos contendientes. Omar Alvarez fue el árbitro y los jueces: Gómez, González y Mayo.
La tercera pelea quedó para Lucas Andrades de San Julián que venció por puntos a Lucas Burgos de 28 de Noviembre. El de San Julián propuso pelea, el rival prefirió esperar el momento para aplicar sus golpes, así pasaron los 3 round de 3 x 1.
En este momento de la velada, los organizadores hicieron un paréntesis para rendir homenaje a Sergio Verdejo, convocando al ring a su hija, amigos y además se le entregaron presentes a los campeones invitados para esta actividad.
Luego fue momento de la cuarta pelea, fue entre Andrés Marín de Río Gallegos, de la escuela de Fabián Stout y Carlos Arias, también capitalino, pero de la escuela de Hindie. Los jueves fueron González, Gómez e Ilhero y el árbitro Raúl Huichapani.
El combate fue a 3 round de 3 x 1 y la victoria final por fallo unánime fue para Arias, quien se mostró más técnico y con mejor estado físico. Mantuvo una posición más erguida y caminó mejor por la lona acomodando el cuerpo, esperando el momento y castigando duro a su oponente de turno. Bien ganado.
La pelea entre Héctor González de Pico Truncado y Gustavo Chazarrera de Caleta Olivia no se realizó, de hecho el anunciador de la noche no explicó las razones por las que se alteraba el programa.
Los que no faltaron fueron los convocados para el combate de semifondo: Roberto Ogga de Mendoza y Cesar Antín de Comodoro Rivadavia, ambos de la categoría ligero. El combate pactado a 6 round de 3 x 1, quedó en manos del mendocino. 

El cierre
La pelea de fondo tuvo como protagonistas a dos damas, muy preparadas, prolijas y fuertes. En este punto, Vidal abandonó el lugar y con él se retiraron sus acompañantes. Los que se quedaron no lo lamentaron, pues tuvieron la oportunidad de ver el talento de la joven santacruceña Romina Huichapani de menor contextura física que su rival, la mendocina Flavia Quinteros, ambas encuadradas en la categoría Super Pluma. Dispuestas a desandar los 4 round de 3 x 1, sonó la campana y la mendocina arremetió como para cerrar todo en el primer capítulo. La sureña aguantó los embates y comenzó a devolver ‘gentilezas’ hasta completar el tiempo reglamentario. Su padre, Raúl, le dio indicaciones, le solicitó calma, que no agote todas sus fuerzas, que lleve la pelea tranquila, pero, a los 21 segundos del segundo round, la mendocina había recibido tantos golpes, limitada a resguardarse y defenderse sin poder responder, que la toalla voló desde su esquina, al tiempo que el árbitro Marcelo Michieletto sin ver, le empezaba a contar. Lo primero que hizo Romina fue saltar de alegría y confundirse en un interminable abrazo con su padre. La mejor de la noche, la más aplaudida, la santacruceña, campeona argentina que seguirá demostrando su talento en cuanto rincón se lo permita.
Domingo 19 Mar 2017