Sabado 20 de Mayo de 2017
5317 lectores en línea
Para el análisis
Domingo 14 May 2017
Río Gallegos sin transporte urbano 
A partir del sábado la ciudad de Río Gallegos se quedó sin transporte urbano de pasajeros, según adelantó La Opinión Austral la propia tarde del viernes anterior.
Este matutino supo que la empresa concesionaria del servicio cayó en un incumplimiento sistemático a la serie de requisitos exigidos por el Ministerio de Transporte de la Nación, por lo que fue blanco de diversas multas impuestas por aquel organismo nacional. 
Las sanciones están relacionadas a la quita gradual de los cupos que otorga ese Ministerio a cada empresa del país para adquirir el combustible a valor subsidiado.
Tan solo a dos semanas de iniciado el mes, Montecristo se queda sin el subsidio que le corresponde, pues este dato marca a las claras los graves problemas que continúa teniendo la ciudad con este servicio. 
La Opinión Austral corroboró que a lo largo de este año Montecristo solicitó en diversas oportunidades a la Municipalidad de Río Gallegos que autorice la suba en el precio del boleto, hoy el costo de cada viaje asciende a 10,90 pesos. Con esta suba el pasaje se convirtió en el más caro del país. Pero la empresa también solicitó el incremento del monto otorgado por cada unidad en funcionamiento, hasta aquí no hubo respuesta a ninguna de las demandas desde el Ejecutivo Municipal. 
En los últimos años la empresa concesionaria amagó con marcharse de la ciudad, aduciendo padecer una crisis en lo económico asfixiante, con ello logró ejercer presión hacia las autoridades que finalmente debieron autorizar subas en el costo del pasaje. 

Decisión de la empresa  es “ilegal” y “extorsiva”
En la tarde de ayer el Municipio realizó una conferencia de prensa en el palacio municipal, en la que autoridades locales calificaron a la quita del subsidio del gasoil como “extorsiva” e “ilegal”.
El intendente Roberto Giubetich, y el secretario de Gobierno, César Guatti, explicaron la situación que se presentó, de manera abrupta, ante la decisión de la empresa Montecristo de dejar de brindar el servicio de Transporte Público de Pasajeros al carecer de gasoil para sus unidades.
Con relación a lo que pueda estar buscando la empresa con esta medida, el intendente dijo que “no solamente puede estar buscando un aumento del boleto, que lo han solicitado de hecho, sino que puede estar buscando un aumento considerable en el subsidio que el Municipio paga, pero también entendemos que el argumento de la nota, de que no iban a poder contar con más gasoil, es porque no dieron cumplimiento a alguno de los requisitos que requiere el Ministerio de Transporte Público de Nación para abonar o transferir el subsidio que tiene el transporte público en nuestro país”.
“Entonces, si ellos argumentan que no tienen más gasoil, eso puede ser porque no ha recibido la empresa la transferencia del dinero por subsidio para continuar con el servicio”, precisó Giubetich.

Repercusiones por la decisión de Montecristo
Conocida la noticia de las medidas tomadas por la empresa Montecristo S.A. que paralizó el servicio de transportes en nuestra ciudad, el edil del Bloque PJ-FPV Eloy Echazú comentó que “hace más de un año vengo advirtiendo que hay una situación crítica con la empresa”.
Al mismo tiempo que responsabilizó a Roberto Giubetich por no haber planificación y recordó: “en 2016 trabajé con varios proyectos y pedidos de informe al Municipio, solicitándole una acción directa al Ejecutivo. No hubo una planificación con la empresa”.
Por la posibilidad del ingreso de una nueva empresa, Echazú encomendó que “se había hablado de un llamado a licitación, para poder llamar a una segunda empresa que opere en la ciudad”, y denunció: “El Ejecutivo nunca lo hizo”.
“Ahora los que tienen que pagar por las faltas del Municipio son los vecinos que se quedan sin transporte público, algo esencial, en especial para todos quienes viven en zonas alejadas y no cuentan con un medio propio para trasladarse dentro de la ciudad”, concluyó.
Domingo 14 May 2017