Sabado 20 de Mayo de 2017
3455 lectores en línea
Caleta Olivia
Ex policía fue condenado por permitir la fuga de un narco de una comisaría
Fue sentenciado a 2 años de prisión en suspenso e inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos por el plazo de 6 años, por ser hallado culpable de favorecer la fuga de un detenido. El preso había sido detenido por una causa de drogas y fue recapturado luego tras un accidente de tránsito en Río Negro.
Sábado 20 May 2017
La evasión del preso se produjo en la Comisaría Tercera de Caleta Olivia.

La evasión del preso se produjo en la Comisaría Tercera de Caleta Olivia.

  1 de 2   Anterior Siguiente

Un ex policía fue condenado a 2 años de prisión en suspenso e inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos por el plazo de 6 años por ser hallado culpable de favorecer la fuga de un detenido en una comisaría de Caleta Olivia.

El Tribunal Oral Federal de Santa Cruz condenó a Ariel Fernando Villarreal (30) por ser autor penalmente responsable del delito de “Favorecimiento de la Evasión de Detenido” (art. 281, primer párrafo, del C.P.), a la pena de 2 años de prisión en suspenso, inhabilitación absoluta para ocupar cargos públicos por el plazo de 6 años, y el pago de las costas procesales ($ 69,67) (arts. 29 inc. 3 del C.P. y 530 y s.s. del CPPN).

Villarreal se encuentra desocupado por haber sido cesanteado de la Policía de la provincia de Santa Cruz. Fue asistido por su abogado Héctor Fabián Farías, en tanto que la Fiscalía estuvo a cargo Patricia Kloster. 

La causa fue elevada a juicio por requerimiento del fiscal federal subrogante Lucas Alberto Colla, pieza en la que atribuyó a Villarreal haber favorecido la evasión del detenido Gonzalo Fabián Ibarbia, alojado en la Comisaría Tercera de Caleta Olivia el 24 de septiembre de 2013, entre la 00:00 y las 04:00 horas, mientras se desempeñaba como cabo de Cuarto en la mencionada dependencia, al dejar abiertas las puertas de acceso al sector de alojamiento de Internos Judiciales de la Comisaría, como así también retirando la vigilancia de la salida de tal sector.

Tal hecho fue encuadrado jurídicamente en el delito “Favorecimiento de la Evasión de Detenido”, debiendo responder Villarreal como autor penalmente responsable.

El defensor particular del imputado adhirió a la propuesta de juicio abreviado del fiscal general ad-hoc, dejando expresa conformidad respecto a la existencia del hecho y la responsabilidad penal de su asistido que fuera atribuida en tal presentación, la calificación legal que el representante de la vindicta pública formuló al proponer el trámite, a la pena requerida y a la forma de cumplimiento.

Informado el Tribunal que las partes se encontraban realizando tareas para culminar el proceso por medio de la vía que ofrece el juicio abreviado, se fijó la audiencia por sistema de videoconferencia. En dicho acto, Villarreal reconoció la participación en el hecho atribuido, consintiendo la calificación legal asignada y la pena propuesta.


Narcos detenidos 

Ibarbia se encontraba detenido junto a Víctor Hugo Roldán a disposición del Juzgado Federal de Caleta Olivia, pues se les imputaba que el 15 de marzo de 2013, siendo aproximadamente la hora 18:30 horas, en circunstancias en que se trasladaban en el vehículo marca Toyota Hilux SW, conducido por el primero de los nombrados, en la intersección de las rutas provinciales 43 y 39 fueron demorados y se halló entre los asientos delanteros del rodado: un envoltorio de nylon (tipo globo piñata) en cuyo interior se encontraban, encintadas, 50 cápsulas, tipo tizas, de una sustancia polvorienta color blanca, la que sometida a prueba de orientación de campo (narcotest) arrojó resultado positivo a clorhidrato de cocaína, así como dos envoltorios de nylon transparente que contenían el mismo tipo de sustancia, que se encontraban debajo del asiento del acompañante y en la guantera del rodado en cuestión, respectivamente, arrojando el total de lo secuestrado un peso de 485 gramos. Todo ello en circunstancias en que los nombrados circulaban por la ruta 43 en dirección a la localidad de Perito Moreno.

Los hechos fueron calificados, conforme a la resolución de la juez federal de Caleta Olivia, como adecuados a la figura penal de Tráfico de Estupefacientes con la modalidad de transporte ilegal (art. 5 inc. c) de la Ley N° 23.737), se indica en el fallo. El favorecimiento de la evasión de un detenido a disposición de la Justicia Federal causó un perjuicio a la administración de justicia federal.


Guardias jugaban a los dados con los detenidos 

En el fallo del Tribunal Oral Federal de Santa Cruz se remarca que el 24 de septiembre de 2013, entre la 00:00 y las 00:30 horas se realizó el cambio de guardia en la Comisaría Tercera de Caleta Olivia de la Policía de la provincia ingresando al sector de celdas el agente Moreno, que se retiraba de servicio, el cabo de cuarto Villarreal y el celador Chazarreta, ingresando estos dos últimos a la cuadra, donde los internos jugaban a los dados, incluido Ibarbia.

El detenido Ibarbia, después que pasaron los uniformados, dijo que iba al baño pero jamás regresó. A la hora 03:00 los demás internos dieron el alerta que se ausentaba Ibarbia.

Los detenidos Escanciano y Catrileo testificaron que Ibarbia se fue cuando los guardias Villarreal y Chazarreta pasaron y dejaron las rejas abiertas.

El interno García indicó que Villarreal dejó abierta la reja de la puerta que da a la calle, miró si había alguien y luego dejó abiertas las otras dos puertas.

El detenido Bravo expresó que los guardias Villarreal y Chazarreta entraron a la cuadra y se pusieron a jugar dados con los internos, lapso durante el cual las rejas permanecieron abiertas.

Todos los testigos señalaron los numerosos diálogos observados entre Ibarbia y Villarreal.

El informe de la empresa Claro ilustró sobre los numerosos mensajes de texto mantenidos entre Ibarbia y Villarreal utilizando sus respectivos celulares. Se refieren al acuerdo entre ambos, detenido y custodio, para dejar abierta la puerta o la reja; que esperara a que se fuera el tercio o alertando sobre la presencia de la celaduría; sobre cerrar la puerta para no despertar sospechas, etc.

Chazarreta explicó que el implicado le pidió las llaves de todas las rejas, que ingresaron a la cuadra a instancias de Villarreal, dejando las puertas abiertas con pretexto de ventilar el pasillo por la presencia de olor a podrido.

Al allanarse el domicilio del policía investigado y practicarse su requisa personal, fue hallado entre sus prendas un papel con el nombre “Yisella” y el número de celular. Según el informe, la línea pertenece a Gisella Cintia Díaz, pareja de Ibarbia, quienes fueron hallados juntos cuando sufrieron un accidente de tránsito en cercanías de General Conesa luego de la evasión.

Todo ello resultó ilustrativo del accionar doloso de Villarreal para allanar la huida de Ibarbia, concertando dejar abiertas las rejas de los calabozos.

El condenado deberá por el plazo de 2 años, fijar domicilio, debiendo notificar al Tribunal cualquier modificación del mismo, y someterse al control del Patronato correspondiente al lugar de su domicilio, bajo apercibimiento de lo dispuesto en el último párrafo del art. 27 bis del C.P.

Sábado 20 May 2017