Sabado 20 de Mayo de 2017
2714 lectores en línea
www.farmaciaslafranco.com.ar
En el marco de “La Noche de los Museos”
Giubetich inauguró una fuente de agua en el “Museo de los Pioneros”
Se encuentra en el patio trasero de la casa más antigua de nuestra ciudad. Fue pensada y realizada con mano de obra municipal, por iniciativa de Miguel Cárdenas y la titular del Museo, María Emilia Sastre. El jefe comunal valoró la tarea de todos los que participaron pensando en brindar algo más a los vecinos que visitan ese sector de la ciudad.
Sábado 20 May 2017
En el Museo de los Pioneros, ubicado en El Cano y Alberdi, tuvo lugar anoche el acto de inauguración de una fuente de agua diseñada, creada y montada por personal municipal. 

El acto se dio en el marco de la serie de actividades con motivo de la llamada “Noche de los Museos”, estuvo encabezado por el intendente Roberto Giubetich, la jefa de la institución, María Emilia Sastre; y el mentor de la iniciativa, Miguel Cárdenas. 

En la oportunidad, el intendente destacó el trabajo realizado por el personal municipal, y al respecto señaló: “En principio, todos conocemos los valores que tienen los trabajadores municipales cuando se ponen a realizar cosas. En este caso, no sólo es el trabajo de armar la fuente, sino el diseño y la tarea que realizaron Miguel y María Emilia, tanto como el resto de los empleados municipales, que recorrió y consiguió los materiales para construirla. Así que son satisfacciones que, dentro de la situación que estamos viviendo en nuestra sociedad, ayudan a cargar las baterías para seguir poniendo esfuerzo en busca de soluciones a las problemáticas que tienen los vecinos. En ese sentido, tenemos desafíos importantes, como solucionar el servicio de transporte público, que estamos trabajando arduamente para poder resolverlo lo antes posible, como tantas otras cosas. Pero esto que vemos acá, insisto, nos carga las pilas porque es la tarea de los empleados municipales”.

También relacionado con “La Noche de los Museos”, el intendente destacó que “estamos llevando a esta hora (por anoche), el sexto grupo para recorrer los establecimientos. Esta iniciativa, tan esperada por estos días, nació de lo que yo llamo esa lluvia de ideas dentro de las cuales siempre surgen algunas que son realizables y que, luego, la sociedad comienza a valorarlas, apreciarlas y entonces participa. Que de eso se trata todo esto en definitiva: buscar que los vecinos se hagan partícipes”, concluyó.

Los protagonistas
Por su parte, la titular de la institución, María Emilia Sastre, señaló: “Tenemos este broche tan particular esta noche, y que quisimos compartir con la comunidad. Es una fuente que se diseñó con el grupo de trabajo del Museo. Sentíamos que nos  faltaba algo en el patio de la casa, y se dio esta posibilidad a partir de que, en el equipo con el que contamos, tenemos un jardinero (Miguel Cárdenas) que pensó en esta realización. De esa manera, iniciamos el proyecto, empezamos a buscar los materiales y hoy se está inaugurando”, resumió.

En tanto, el mentor de la iniciativa, Miguel Cárdenas, contó que “la construcción propiamente dicha demandó alrededor de un mes, hablando siempre de tiempos relacionados con horarios de trabajo municipal”, relató. 

Cárdenas consideró que el resultado final “es algo bastante logrado”, y luego explicó: “A priori, hay elementos con los que uno no cuenta. A veces vemos este tipo de fuente en otros lugares e incluso por internet, y enseguida cae en la cuenta que acá es difícil conseguir determinado material. Si bien  en nuestra ciudad sabemos que  sobra piedra, pudimos conseguir a través de un amigo, a quien le había sobrado de la construcción de su casa, unas piedras lajas que nos ayudaron mucho y que de otra manera no son fáciles de conseguir. También nos hicimos con retazos madera en una estancia, y recibimos donaciones de diverso tipo de material. Y luego, todo lo que lleva la fuente es básicamente piedra. Pero, claro, el tema es transportar la piedra. En ese sentido, trajimos de la costa y también de la ruta camino a Punta Loyola. Lo más costoso fue traerlas, porque pesan mucho. Y así fue que de a poco fuimos apilándolas hasta que, cuando tuvimos la base armada, fuimos acomodando todo. Hicimos que encaje cada cosa en su lugar y armamos el sistema de circulación del agua”, detalló.

Cárdenas destacó que “esto es una demostración de que se puede, de hecho, se podría apuntar quizás a algo mucho más grande, pero es como que el capricho de poder lograrlo ya se hizo realidad”, confesó. 

Finalmente, agradeció “a quienes colaboraron con mano de obra municipal y a Canteras Cova, empresa que nos ayudó mucho en el trabajo con las piedras más grandes. Y por supuesto, a todo el municipio”, concluyó.

Sábado 20 May 2017