Miercoles 23 de Agosto de 2017
RGL1,9 ºC ST -5,0 ºC H 63 % +info
4189 lectores en línea
Unión Santacruceña de Rugby
Nada detiene a la guinda de Huayra
Conformado por una docena de jugadoras, Huayra es un equipo de rugby femenino que surgió el año pasado y recientemente alcanzó el segundo puesto en el Torneo Apertura de la Unión Santacruceña. Ninguna condición meteorológica las detiene y una muestra de ello fue el entrenamiento en la nieve. Sin restricciones, invitan a sumarse a la práctica con la guinda.
Domingo 18 Jun 2017
Las rugbiers de Huayra, subcampeón del Apertura 2017.

Las rugbiers de Huayra, subcampeón del Apertura 2017.

  1 de 3   Anterior Siguiente

Hace un año y medio, Huayra puso la guinda en juego. A cargo de Cecilia Gaitán los entrenamientos se han desarrollado en diferentes lugares. Ni la falta de espacios ni las condiciones meteorológicas han detenido a las rugbiers que ayer en la cancha de la Escuela de Policía desarrollaron su entrenamiento en un campo de juego totalmente nevado. 

En diálogo con La Opinión Austral, la entrenadora se refirió al surgimiento del equipo: “Antes jugaba en el equipo de Coseba, me fui del club y con dos compañeras más quisimos conformar otro equipo, así que fuimos convocando chicas y se fueron sumando, chicas que nunca han hecho otro deporte, es una curiosidad del equipo. Huayra significa viento, a mí me gustó, se lo transmití a las chicas, hicimos votaciones por si querían traer algún otro nombre lo veíamos. Nos caracteriza el viento en Santa Cruz, gustó y justo trae también la letra H que es una de las cosas que representa al rugby”.

En cuanto a los espacios de entrenamiento, recordó: “Empezamos a entrenar en la ría y el año pasado conseguimos dos horarios en el CEPARD, este año no tuvimos la misma suerte y entrenábamos en la rotonda del aeropuerto y los sábados siempre acá (en la cancha de la Escuela de Policía). En esta época entrenamos bajo techo y al aire libre, si no siempre al aire libre”.

Sobre el plantel detalló: “Somos cerca de 12, pero para jugar están habilitadas entre nueve y diez, podés empezar a partir de los 15 años. Hoy en día la Unión Argentina nos exige que se divida la categoría entre Mayores y Juveniles, así que sería para mayores de 18 años. Por ahí a las personas que hacen deporte u otro tipo de actividad se le hace más fácil, pero las chicas que empezaron con nosotras nunca hicieron deporte y tuvimos buenos resultados”. 

Para participar de las competencias de la Unión Santacruceña necesitaban estar en un club, en este sentido explicó: “Somos un equipo, el club que nos representa es el Club Atlético Miramar, es de fútbol, pero al ser atlético puede absorber diferentes tipos de deportes, para jugar necesitábamos una personería jurídica que no la teníamos y nos la da el club”.


La competencia

En cuanto a los resultados obtenidos, señaló: “El año pasado nos fue bien, los resultados fueron excelentes, superaron la expectativa, ganamos partidos, a pesar de que nunca hicieron un deporte y no conocían, es difícil empezar a jugar al rugby. El año pasado ganamos el torneo pero no quedó registrado, este año hubo un error de planilla, las que salieron campeonas fueron las chicas de Río Turbio y nosotras salimos segundas. A pesar de que llevamos un año y medio, le jugamos a la par a Chile que viene trabajando hace rato, a Río Turbio que creo que lleva siete años jugando. Coseba y Macato también tienen equipos, pero no están participando en competencia, Dios quiera que para mitad del año lo puedan lograr así hay más competencia”.

Vale mencionar que desde la Subcomisión de Competencias señalaron que la confusión sobre a quién le correspondía el campeonato fue por un error de las tarjetas de partidos. 

Por otra parte, consultada por la adaptación de las debutantes al juego, Gaitán explicó: “Lleva una preparación, se la prepara para todo, el objetivo principal es prepararlas físicamente para después aplicar todo lo que se quiere enseñar, si no tenés estado físico o una actitud buena no sirve. Apunto a perder el miedo a caer, al golpe, es un deporte de contacto, pero tampoco es una bestialidad que se juega, tampoco es bruto, así como uno taclea, tiene que saber taclear y recibir el golpe”.


El invierno

Para Huayra no hay receso, los entrenamientos continúan hasta que la competencia se reinicie, sobre lo cual la entrenadora indicó: “No paramos, capaz que en julio una semana o dos, pero no más que eso, porque después cuesta arrancar. Ahora se viene el Seven de la Nieve que es en agosto y lo organiza Río Turbio, y el primer fin de semana creería que empieza el torneo de la Unión”.

Sin importar el estado del tiempo, los entrenamientos continúan, sobre lo que la rugbier expresó: “Es lindo, a nosotros nos gusta, cualquiera que no entiende dirá ‘éstas están locas’. A las chicas que recién empiezan les cuesta, pero al ver que las que ya estamos, estamos enloquecidas y venimos, como que contagia. Nos toca esto, estamos en el sur, nos tenemos que acostumbrar”.

Consultada sobre el apoyo económico, indicó: “Para viajar nosotras solventamos los viajes, el año pasado pudimos viajar en traffic y este año no, así que decidimos viajar en nuestros propios vehículos, fuimos a Chile y a Río Turbio. Hacemos ferias de pizza, ahora estamos con eso para poder comprar nuestras camisetas, hemos ido a buscar sponsors y no tuvimos suerte, pero vamos a seguir”. 

Sobre la disciplina de la guinda, Gaitán destacó: “El rugby es un deporte que tiene valores que te sirven tanto para el juego como para la vida, lo que se intenta es tener buenos jugadores y buenos resultados, también es formador de personas, que tengan valores, compromiso, respeto, todos esos valores se aplican en el juego, en el entrenamiento y fuera de la cancha, es muy lindo, parece que fuera de torpe, de bestias, pero es un lindo deporte”.

Finalizando, marcó: “Tenemos una página en Facebook: ‘Huayra Rugby Femenino’ y están los números de teléfonos a los que pueden llamar. Invito a que se contacten, que vengan, que se sumen, como en este momento no hay torneo nos podemos dedicar a las nuevas, por ahí cuando hay torneo practicamos para un partido. Hasta el año pasado estaba sola y me ayudaba algún hermano de las chicas, ahora se me sumaron dos entrenadores y hay más tiempo para poder enseñar, con la edad y la contextura física no hay problema, hay puestos para todas”.

Domingo 18 Jun 2017