Jueves 12 de Octubre de 2017
8264 lectores en línea
Columnistas
 Estela Raval y una de las promociones para la presentación de su hermano Manuel Ravallo en el teatro “Colón” de Río Gallegos, años ´50.
Estela Raval
En 1941, con apenas doce años, Estela Raval se radicaba en Río Gallegos junto a su hermano, el recordado bandoneonista Manuel Ravallo, su esposa y dos de sus hermanas, como integrantes del grupo “Embajada Argentina”, que actuaba en el Bar “Los Muchachos” de Roca y 9 de Julio. Más adelante, con dieciocho años, Estela integra el trío lírico “Las Palomitas”, luego llamado “Las Alondras”, iniciando una intensa gira por Sudamérica. En 1955 fue premiada como la mejor cantante de Jazz del año por su labor con la orquesta del maestro Raúl Fortunato.
En una campaña como agrimensor, Santa Cruz, años ‘40.
Roberto Daublebsky
En la bella ciudad de Praga, la histórica capital de Bohemia, la familia del conde Daublebsky de Sterneck vivió de manera apacible hasta desatarse entre Austria y Servia un conflicto que desencadenó en la Primera Guerra mundial. Roberto Daublebsky, el hijo mayor, peleó desde 1914 por el imperio austro-húngaro en distintos frentes, integrando el Regimiento de Dragones. En 1919, terminado el horror, buena parte de Europa estaba sumida en ruinas al igual que este imperio. El joven comandante quiso alejarse del desdichado escenario, quizás para regresar más tarde.
El día de la inauguración de la nueva escuela de El Turbio.
Día del Maestro
El Turbio Viejo tuvo finalmente el nuevo edificio de la escuela, que renovó el entusiasmo de la joven maestra misionera: Teresa Crioca de Dadomo. Una época en que la escuela rural crecía con el esfuerzo de los padres y su Cooperadora, la colaboración del Ejército y fundaciones de Buenos Aires, y sobre todo, con el empuje de sus maestros en el día a día y al lado de cada uno de los chicos. Una tras otra, felizmente las inspecciones se sorprendían del nivel alcanzado por los alumnos de esa escuela, que parecía como perdida a la vera del camino, entre Río Gallegos y Río Turbio. Teresa y Eduardo Dadomo tuvieron dos hijos: Federico y Ana
Teresa Krioca y sus hijos, Federico y Ana María Dadomo, en El Turbio, 1959.
Día del Maestro
En Misiones, la familia de Teresa Krioca tenía una granja y un yerbatal, inmigrantes ucranianos que ingresaron al país por Brasil. En 1947 recibió en Posadas el título de maestra en el Colegio “Hermanas del Verbo Divino”. En 1948 se casó con Eduardo Dadomo, que era gendarme, y fueron trasladados al destacamento de Itatí, en la frontera con el Paraguay, donde Teresa enseñaba en una escuela parroquial y en otra pública. En 1953, la Dirección General de Gendarmería destinó a Dadomo como encargado del Escuadrón de Río Turbio. Había una vacante para maestra, pero solamente en El Turbio Viejo, a pocos kilómetros de la localidad minera