EL PRESIDENTE HIZO FUERTES DECLARACIONES

Alberto sobre el espionaje: “Me da vergüenza que ocurran esas cosas”

El Presidente cuestionó duramente el entramado ilegal que persiguió a opositores durante el gobierno de Mauricio Macri y dijo que durante su gestión, “jamás” permitirá que eso ocurra. Anunció el envío de la reforma judicial al Congreso.

Por La Opinión Austral


A mi me asquea, definitivamente me da asco; lo único que le prometo a los argentinos es que hoy no hay argentino espiado desde el Estado, y que si yo alguna vez encontrara a alguien haciendo una cosa semejante el primero en someterlo al debate público sería yo, por que definitivamente no lo permitiré”, advirtió el viernes el Presidente de la Nación.

“Me da mucha vergüenza vivir en un país donde ocurran esas cosas, no cabe en mi cabeza que el Estado nos esté espiando; a un opositor, un periodista, un empresario, es algo que lo único que hace es irritarme”, expresó Fernández, en una entrevista con 11 periodistas de todo el país de Radio Nacional.

En paralelo, el Presidente insistió en que no puede “hablar sobre lo que pasó, sobre el alcance de esa actividad de espionaje y sobre quiénes son los responsables”, pero dijo que espera que la Justicia “actúe” y aseguró que lo que “sí les puedo decir a los argentinos es que en en este Gobierno eso no ocurre y jamás voy a dejar que ocurra”.

Fernández, en esa dirección, evaluó que esa práctica es “absolutamente antagónica con el Estado de derecho” y puso de relieve que “usar los servicios de inteligencia del Estado para conocer la intimidad de los ciudadanos” es parte de las “expresiones más totalitarias de los regímenes comunistas”.

En ese sentido, citó al escritor británico George Orwell, “cuando escribió (la novela) 1984 sobre ese Estado totalitario que se metía en la vida de los ciudadanos”.

El Presidente sostuvo que esa actitud “está en contradicción con la calidad republicana que muchos de ellos dijeron querer preservar” y señaló que su postura es “dejar que la Justicia actúe y que resuelva” y adelantó que “no” abrirá “juicio sobre los responsables”.

“Siento vergüenza que en la Argentina haya pasado. Eso pasó en la dictadura, los dictadores Videla, Viola, Galtieri y Bignone, ellos sí hacían esas cosa, son las peores prácticas de una dictadura y que se ejerzan en democracia”.

La causa por denuncia de espionaje desde la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), durante el gobierno de Mauricio Macri, está siendo investigada por el juez federal bonaerense Federico Villena, y por la comisión bicameral del Congreso.

Entre los espiados, figuran en la causa la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como así también el ex presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, entre otros.

Respecto de la AFI, Fernández anunció que mandó el pliego para que la actual interventora, Cristina Caamaño, sea la nueva directora del organismo y dijo que reorientará el funcionamiento del organismo para “trabajar profundamente para preservar los intereses del país frente a otros riesgos y trabajar para una mejor justicia en todas las instancias”.

Acerca su gestión, de la que recientemente cumplió seis meses, dijo que las “prioridades se han visto alteradas” por la pandemia del coronavirus y recordó que el 10 de diciembre eran el “problema de la deuda, poner en marcha la economía y las impurezas” que tenían las instituciones, en referencia a los cuestionamientos de la actuación de la central de inteligencia AFI en la era Macri.

Fernández contó que se fueron descubriendo situaciones como cuando se lanzó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y se pensó que iba a ser para “dos o tres millones” de personas que no estaban registrados en la economía y “ahora son nueve millones”.

Asimismo, el jefe de Estado remarcó que en su agenda no solo está la pandemia del coronavirus y reafirmó que en los “próximos días” enviará al Congreso el proyecto para “reformar la justicia con todos sus fueros”.

Consultado sobre como será la economía post pandemia, analizó que “básicamente será movilizada por el Estado”.

“La obra pública será un eje central de la reactivación”, enfatizó, aunque añadió que “no vamos a depender de lo que el Estado haga sino que estamos trabajando en créditos blancos para la actividad privada”.

ABORTO

“El proyecto está terminado, está listo para ser mandado. Pero como sé que va a generarse un debate en la sociedad cuando lo mande, prefiero postergarlo hasta que resolvamos el debate de hoy, que es la pandemia”.

“No quise poner en la mesa un tema que generará posiciones diferentes y son todas respetables; en cuanto las aguas estén más quietas y estemos con el temple necesario para poder entrar en un debate de esa naturaleza, voy a mandar el proyecto, reiteró.

“No me siento bien sabiendo que en el país mueren mujeres y muchas otras quedan con lesiones o infértiles por abortos en la clandestinidad; no tengo ganas de seguir haciéndome el distraído”.

MALVINAS

“La cuestión Malvinas volverá a ser una cuestión de estado” y el gobierno nacional continuará “con el reclamo de soberanía de esas tierras hasta que recuperemos el territorio” que en la actualidad “usurpa” el Reino Unido.

Señaló que el gobierno nacional, mediante la Cancillería y la secretaría de Malvinas, está “trabajando para convertir el problema de Malvinas en una cuestión de estado y para seguir reclamando la soberanía argentina sobre esas tierras”.

“Vamos a seguir exigiendo lo que a la Argentina le corresponde. Lo haremos en los organismos internacionales y de forma pacífica, pero no dejaremos de hacerlo nunca”.

DEUDA

El presidente afirmó que tiene “confianza de que podamos encontrar un punto de acuerdo con los acreedores”, en el marco de la renegociación de la deuda, y dijo que hay que “ser cautos y cuidadosos” en ese sentido.

“Argentina debe dejar esta triste manía de tomar deuda que después no puede cumplir. En eso estoy empeñado. Nos vamos a volver a levantar, vamos a encontrar un acuerdo y espero que la próxima vez me toque estar en el gobierno sea sin default”, señaló. Recordó que “cuando llegamos el 10 de diciembre la Argentina estaba en default. Y desde que llegamos cumplimos con las obligaciones y planteamos a los acreedores una renegociación seria”.

CORONAVIRUS

El presidente pidió a porteños y bonaerenses que “entiendan la necesidad de quedarse en casa”, y dijo que “hay que ser firmes y duros” con la recomendación, ya que “circular es un riesgo enorme”.

“Hubo un discurso permanente que plantea que la cuarentena no hace falta ni tuvo sentido, que quebrará la economía y así morirá más gente, pero está visto, con la cantidad de casos que se conocieron en el AMBA, que estamos muy lejos de resolver el problema”, dijo el mandatario.

Reafirmó que “las sociedades que se relajaron tuvieron que dar marcha atrás” y señaló que, “cuanta más apertura hay, mayor es la facilidad de que el virus circule y nos contagie”.

CAPITALISMO

Resaltó que la comunidad internacional está ante una “oportunidad única” para replantear los modelos productivos-económicos y remarcó que entre las consecuencias de la pandemia el capitalismo financiero “se derrumbó como un castillo de naipes”.

“Un pequeño virus derrumbó consumidores, empresas, se llevó puestos al capitalismo” e invitó a pensar en “cómo tendría que ser el nuevo capitalismo”, porque el actual cree que “se ha deteriorado y se ha convertido en algo muy nocivo, olvidó su sentido ético”.

“Hay que ver si el capitalismo financiero que se derrumbó como un castillo de naipes, tiene sentido que siga siendo lo que fue”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias