La mandataria está en buen estado

Alicia Kirchner dio positivo a COVID-19 y sacudió el cierre de un año singular

La gobernadora Alicia Kirchner se había hisopado luego que un contacto estrecho diera positivo. “Estaba tranquila, totalmente asintomática”, indicó el ministro de Gobierno, Leandro Zuliani. Alicia agradeció los mensajes de afecto y la preocupación por su salud.

Por La Opinión Austral


La gobernadora Alicia Kirchner se encuentra “muy bien de salud, sin síntomas y de buen ánimo, conservando el aislamiento preventivo y obligatorio”, le confiaron a La Opinión Austral, las fuentes oficiales consultadas, pocas horas después de que se informara que había dado positivo a COVID-19.

 

Tal como se expresó en horas del mediodía de ayer, la mandataria provincial se contagio “debido a un contacto estrecho” que había dado positivo. Aunque era asintomática, se aisló y se le practicó el test para saber si había contraído el virus, dato que le fue dado a conocer ayer miércoles.

 

“La doctora se hisopó hoy a la mañana (por el miércoles) porque tenía un contacto estrecho dentro de su círculo y por una cuestión de seguridad, y de cuidar la salud se hisopó, y arrojó positivo cerca del mediodía”, expresó ayer el ministro de gobierno Leandro Zuliani a Radio Nacional Río Turbio.

 

“Hablé dos veces con ella,estaba tranquila, totalmente asintomática. De hecho, estuvimos trabajando en varias cuestiones ya que es una persona incansable. Me lo comunicó y rápidamente hicimos un parte de prensa, porque creemos que la sociedad tiene que saberlo; pero también llevar tranquilidad de que está bien, asintomática, aislada en su residencia, cuidada, muy animada y sigue trabajando”, manifestó el ministro.

 

Ya en horas de la tarde, mediante la red social Twitter, Alicia Kirchner indicó: “Quiero agradecer a todos y todas por los mensajes de afecto y por la preocupación respecto de mi salud. Me encuentro bien, cumpliendo con las medidas de aislamiento correspondientes, en función del resultado positivo del test de COVID-19”.

“Junto a mi equipo de trabajo estoy en contacto permanente, trabajando por los santacruceños y santacruceñas, como lo hago cada día. Un abrazo”, sostuvo.

 

 

Alicia Kirchner es la quinta mandataria provincial en contagiarse de COVID-19. Los otros gobernadores

Desde que comenzó la pandemia, Alicia Kirchner tomo todos los cuidados que le recomendaron las autoridades sanitarias. De hecho, durante varios meses sus actividades se realizaron vía plataforma Zoom, y fue estricta para que sus funcionarios cumplan con todas las medidas para evitar los contagios.

 

Pero reiteradas veces, las propias autoridades alertaron respecto de lo contagioso de este virus, y que aún manteniendo todas precauciones, no era raro que se lo pueda contraer con el solo hecho de compartir por breve lapso, el mismo espacio cerrado que otra persona contagiada.

 

El contagio de COVID-19 de Alicia no es el único entre los gobernadores. La mandataria santacruceña es la quinta en contraer el virus. El anterior que informó sobre esta situación fue horas atrás el gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

 Gobernador de San Juan, Sergio Uñac.
Gobernador de San Juan, Sergio Uñac.

El sanjuanino comenzó con síntomas el día sábado y se realizó un PCR. Según confirmaron oficialmente, el gobernador también se encontraba en buen estado de salud, pero de igual manera había sido internado en el área COVID del Hospital Doctor Guillermo Rawson.

 Gustavo Bordet, de Entre Ríos.
Gustavo Bordet, de Entre Ríos.

Los otros gobernadores que se contagiaron de coronavirus son Gerardo Morales, de Jujuy, Gustavo Bordet, de Entre Ríos y Omar Perotti, de Santa Fe. Ninguno de ellos transitó la enfermedad con más complicaciones de las normales.

 

 Gerardo Morales es gobernador de Jujuy.
Gerardo Morales es gobernador de Jujuy.

 

El primero fue el jujeño Morales, el 14 de agosto pasado. Lo confirmó el mismo mandatario a través de sus redes sociales. “Quiero comentarles que recién me confirmaron el diagnóstico de COVID-19 positivo”, expresó en ese momento.

 Omar Perotti, mandatario de Santa Fe.
Omar Perotti, mandatario de Santa Fe.

 

En el gabinete

En el gabinete provincial, Alicia tampoco es la primera en contraer COVID-19. El primero fue el ministro de Economía Ignacio Perincioli. A partir de presentar sintomatología vinculada al virus, fue hisopado por personal sanitario. El resultado del estudio se conoció durante la madrugada del jueves 16 de julio.

 

En ese momento, el Gobierno debió salir a desmentir que se iba a hisopar a todo el gabinete provincial. Además, se aclaró que el ministro se encontraba en aislamiento en su domicilio y con los controles sanitarios acordes a la situación.

 

“A pesar de cumplir con todas las medidas de manera responsable, he contraído COVID-19. Participé desde el 20 de marzo en varias actividades, siempre cumpliendo con las medidas indicadas por la cartera sanitaria pero es evidente que todos y todas debemos extremar los cuidados, porque se trata de un virus muy fuerte que no hace distinciones y aunque nos cuidemos las 24 horas cada uno de nosotros, si una sola persona actúa de manera irresponsable se producen los contagios”, expresó el ministro.

 

Ese mismo día, se informó que se había trabajado en la desinfección del Ministerio de Economía en pos de cumplir con lo establecido por protocolos sanitarios y que se había dispensado al personal de trabajar de manera presencial en el edificio, adaptando la labor al trabajo virtual.

 

El otro integrante del gabinete en contagiarse fue nada menos que el ministro de Salud y Ambiente Claudio García. Fue el 26 de septiembre cuando el titular de la cartera sanitaria confirmó que, a partir de presentar sintomatología vinculada al COVID-19, fue hisopado por personal sanitario.

 

García también transitó su enfermedad en aislamiento en su domicilio y con controles sanitarios acordes a la situación. Horas antes, había participado de la reunión del COE provincial con la gobernadora y buena parte de su gabinete y de la reunión en donde recibieron a miembros de la oposición. Esto obligó a un aislamiento preventivo de todos los que asistieron.

 

También se contagiaron otros funcionarios. Una de ellas fue la titular del área de Epidemiología de la cartera sanitaria, Ana Cabrera, que se infectó con el virus en octubre. “Gracias a mi familia que contuvo a la distancia, y a esta tierra, esta provincia que me cobijó y abrazó. Les aseguro que este virus no es joda, para nada, para nada”, expresó después de recibir el alta.

Por su parte, a comienzos de noviembre, el diputado santacruceño Pablo González, también resultó positivo a coronavirus. En ese momento, la confirmación puso en alerta a todo el bloque del Frente de Todos y provocó que los diputados Máximo Kirchner, Cecilia Moreau y Rodolfo Tailhade debieran aislarse de manera preventiva.

 

 

Cinco son los intendentes de la provincia de Santa Cruz que contrajeron Covid este año

Entre los jefes comunales también hubo contagios. El primero en informar que era positivo fue el intendente de Río Gallegos, Pablo Grasso. Permaneció doce días internado en la sala COVID del Hospital Regional, donde fue tratado por “un cuadro de neumonía bilateral” y “respondiendo a la medicación”.

 

 Grasso fue hisopado el 18 de agosto.
Grasso fue hisopado el 18 de agosto.

 

Grasso había estado en el acto del 17 de agosto, en homenaje al general San Martín, durante la ceremonia que se hizo en la plaza que lleva el nombre del libertador. Ahí entregó ofrendas florales junto al ministro de Gobierno, Leandro Zuliani y dio entrevistas. Por la tarde sintió dolor de garganta y se hisopó.

 

El 19 de agosto, contó a través de las redes sociales que se había hecho un hisopado y que había dado positivo, por lo que comenzó el aislamiento de rigor en su domicilio, aunque en ese momento estaba sin complicaciones.

 

“Les quiero decir a los vecinos que mi resultado para el hisopado de COVID-19 es positivo, me encuentro bien y les quiero pedir que sigamos reforzando las medidas, cuidémonos más que nunca, cuidemos nuestras familias y sé que entre todos vamos a salir adelante, gracias a todos”, había dicho en esa oportunidad.

 

El segundo en informar que se había contagiado fue el jefe comunal de El Calafate, Javier Belloni. Fue luego que se detectara un caso positivo en el municipio; Belloni fue hisopado el 18 de septiembre junto a miembros de su gabinete; más tarde se confirmó el resultado positivo del test.

“Eso es justamente la circulación comunitaria”, graficó Belloni. “Seguramente en estas horas se va a incrementar” . “Al virus no lo vamos a parar, pero no nos podemos permitir que siga creciendo de la forma que está creciendo en estos días”, sostuvo por entonces.

 

Un puñado de días más tarde, fue el intendente de Puerto Deseado, Gustavo “Kaky” González, quien informaba su positivo. El jefe comunal se había aislado los últimos días del mes de septiembre, luego de que la pareja de su hija diera positivo a COVID-19. Otro de los intendentes en informar su positivo fue Mauro Casarini, de Perito Moreno.

El último fue José María Carambia. El jefe comunal de la localidad de Las Heras lo informó a comienzos de esta semana y agregó que esperaba “que los síntomas no se agraven”.

“Quería contarles que a la tarde empecé a tener síntomas como fiebre, y dolor de cabeza, por lo cual fui a hacerme el hisopado y me dio COVID positivo. Voy a cumplir el aislamiento. Esperemos que no se agrave y que sean sólo síntomas leves como hasta ahora”, expresó el jefe comunal.

 

 

Analizan medidas

La noticia del contagio de la gobernadora, se da en un contexto de fuerte crecimiento de los casos en Santa Cruz y en el resto del país. Las fiestas de Navidad confirmaron lo que muchos temían, que vendría un crecimiento luego de que, a principios de diciembre, se diera un desaceleramiento de los casos.

En este contexto, el Gobierno de Alberto Fernández estaría analizando medidas en caso que la curva siga creciendo.

En paralelo, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) autorizó ayer bajo la modalidad de “registro de emergencia” el uso de la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la Universidad de Oxford y la compañía AstraZeneca SA, de la que la Argentina tiene aseguradas 22 millones de dosis a partir de marzo.

Se informó que, mediante la Disposición 9.271/20, se autorizó la inscripción en el Registro de Especialidades Medicinales (REM) del producto “COVID-19 Vacuna AstraZeneca y nombre genérico vacuna contra COVID-19 ChAdOx1-S recombinante”, dijo un comunicado oficial.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias