ALEGATO FINAL

Atentado a la AMIA: La defensa de Telleldín puso en duda existencia del coche bomba e insistió en su inocencia

La defensora oficial Verónica Carzoglio dijo que ningún testigo "vio la Trafic estrellarse en la puerta de la sede de la AMIA", remarcó sobre el atentado que mató a 85 personas en la sede de la mutual judía.

Por La Opinión Austral


La defensa del único acusado por el atentado a la AMIA, Carlos Telleldín, puso en duda hoy la existencia de una camioneta Trafic usada como coche bomba para volar la mutual judía el 18 de julio de 1994, al reiterar la "inocencia" del imputado durante el alegato final ante el Tribunal Oral Federal 3.

"Hay declaraciones contundentes y concordantes que desconocen los ruidos, las frenadas y coinciden en no haber avistado una camioneta", sostuvo la defensora oficial Verónica Carzoglio, al retomar la hipótesis de la inexistencia de un vehículo cargado con explosivos para volar la mutual judía, descartada en la investigación.

Carzoglio retomó el alegato final en el segundo juicio que se sigue a Telleldín como último poseedor de la camioneta Trafic que, según la causa, se acondicionó y usó como coche bomba en Pasteur 633.

"Veintiséis años y la falta de culpables lleva nuevamente a involucrar a Telleldín con la misma prueba usada en el primer juicio", agregó al recordar el anterior debate oral en el que la investigación se declaró nula y se absolvió a los acusados por las irregularidades cometidas en la instrucción.

En la segunda jornada de su alegato final, Carzoglio reiteró que pedirá absolver a Telleldín por su "inocencia", y enumeró declaraciones de testigos que dijeron no haber visto "ninguna Trafic" a las 9.53 del 18 de julio de 1994 en Pasteur 633.

"Ninguno vio la Trafic estrellarse en la puerta de la sede de la AMIA", remarcó sobre el atentado que mató a 85 personas.

La defensora pública oficial recordó dichos de testigos sobre el escenario que presentaba la entrada de la mutual judía esa mañana: "Había que ser malabarista para sortear escollos y subir a la vereda de AMIA para estrellarse", señaló la letrada al recordar que la sede de la institución estaba en refacción.

Además, tildó de "confuso y contradictorio" lo dicho por la única sobreviviente que aludió a la Trafic, Nicolasa Romero, quien declaró haberla visto en el primer juicio por el atentado, que se realizó entre 2001 y 2004.

La defensora cuestionó la manera en que se halló el motor entre los escombros de lo que "se dio cuenta en un acta invalidada en el primer juicio" .

La numeración del motor fue lo que condujo la investigación hacia Telleldín como último poseedor del vehículo antes de ser vendido a quienes, según la causa, lo usaron como cochebomba.

Carzoglio sostuvo que la camioneta que vendió su cliente días antes, el 10 de julio, fue parte de la operatoria "habitual e ilegal" que realizaba de doblado de autos y que era "común" la falta de papeles y documentación..

"No se demostró el conocimiento ni la voluntad de Telleldín de contribuir a la perpetración de un hecho terrorista", agregó la defensora, cuyo alegato seguirá el próximo miércoles.

Telleldín tiene pedida una pena de prisión perpetua por parte de la fiscalía y la querella de familiares de víctimas, en tanto que AMIA y DAIA solicitaron 20 años de prisión

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias