LA SALIDA DEL LABERINTO

El gobierno nacional confirmó que "el 99 por ciento de la deuda ya ha sido reestructurada"

Desde el Museo del Bicentenario, en Casa de Gobierno, el presidente Alberto Fernández confirmó que culminó el proceso de canje de deuda en moneda extranjera que había propuesto el gobierno a sus acreedores externos. Significará un alivio de US$ 37.700 millones en la próxima década y una reducción de la tasa de intereses del 7% al 3,07%. "Tengo la tranquilidad de haber cumplido con la promesa de haber salido de ese laberinto", dijo el mandatario en referencia a la deuda.

Por La Opinión Austral


El presidente Alberto Fernández anunció que este domingo culminó el proceso de canje de deuda en moneda extranjera con una adhesión del 93,5%, lo que se eleva al 99,9% del total de los bonos elegibles por la cláusulas de acción colectivas.

 

El anuncio, que se llevó a cabo en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, contó con la presencia de la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner y del ministro de Economía, Martín Guzmán. También fueron convocador los gobernadores de todas las provincias argentinas, entre ellos Alicia Kirchner, y los legisladores nacionales.

 

La presentación  se dio luego de que este viernes cerrara la operación de canje con un amplio nivel de adhesión. "Era indispensable quitarse de encima esa carga de deuda insostenible, pro eso desde el día uno buscamos salir de ese lugar", sostuvo Guzmán al hacer un repaso de los 9 meses de negociaciones que concluyeron en el fin del proceso.

 Alberto Fernández junto a la vicepresidenta y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa
Alberto Fernández junto a la vicepresidenta y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa

 

Afirmó que, en este tiempo, "avanzamos generando consensos, fuimos de la mano con el Congreso de la Nación y también recibimos muy fuertes apoyos internacionales y un gran apoyo a nivel nacional", por lo que "buscamos que la sostenibilidad de la deuda fuese una política de estado y no solamente una política de gobierno".

 

En los últimos días se han trabajado las condiciones de una oferta que tuvo una aceptación masiva. Hoy tenemos que el 99 por ciento de la deuda pública en moneda extranjera ya ha quedado reestructurada. Esto pone a la argentina en una situación muchísimo más sana y más sólida a la que se enfrentaba el 10 de diciembre de 2019", enfatizó el ministro de Economía.

 

Además informó que "esto implica que el país tendrá un alivio de la deuda 37.700 millones de dólares, la tasa de interés baja del 7 por ciento al 3,07 por ciento, permitiéndonos tener una alivio mayor en los primeros 5 a 10 años, lo que nos da un horizonte financiero diferente".

 

El proceso llevó nueve meses desde el momento en el que el Gobierno  anunciara la intención formal de reestructurar la deuda.

El plazo final en sí se reduce a 4 meses si la fecha en cuestión pasa a ser la del 21 de abril, cuando la Argentina presentó ante la SEC, el órgano de contralor bursátil de EEUU, la propuesta de reestructuración de deuda, enmendada en dos oportunidades hasta la oferta última formulada el 4 de agosto, tras el acuerdo alcanzado con los grupos acreedores más duros.

 

De esta forma, la Argentina puso punto final al asunto y el próximo 4 de septiembre quienes hayan ingresado a la operación tendrán en sus cuentas lo nuevos bonos, con menores intereses y con vencimientos más largos.

 

La salida del laberinto

Por su parte, el Presidente contó que, cuando el gobierno de Mauricio Macri tomó deuda externa, pensó: "Una vez más han encerrado a la Argentina en un laberinto. Con Néstor (Kirchner) pudimos encontrar la salida del laberinto, confíen en nosotros porque vamos a salir de este laberinto y las caras de angustia se transformarán en caras de tranquilidad".

Luego de 9 meses de negociaciones, "tengo la tranquilidad de haber cumplido con esa promesa", enfatizó y pidió que "grabemos en la memoria aquellos que nos duele, para que nunca más nos vuelva a doler".

 

Sostuvo, además, que tras el canje de deuda "vienen otros desafíos" para la economía argentina, y que el primer objetivo será reactivar el "mercado interno" y luego hacer que la inversión en obra pública y vivienda se convierta en el primer motor del desarrollo. "Tenemos que cambiar estructuralamente las formas de este país", afirmó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias