REPLANTEOS POR LA PANDEMIA

Es Miss Argentina y volvió a su vocación de enfermera para atender pacientes con coronavirus

Tiene 27 años y es santiagueña. Fue elegida "Miss Landscapes Argentina 2020" para ser la representante nacional en el certamen de belleza de Guangzhou, en China, durante diciembre de este año. Conocé su historia.

Por La Opinión Zona Norte


Melani Navarro Fontanet tiene 27 años y se recibió de enfermera a los 25, pero en ese momento no ejerció sino que decidió ir por el camino del modelaje: “Sabía que iba ser difícil, porque para ese mundo complejo ya era medio grande, las chicas empiezan desde adolescentes, de manera que fue todo un desafío para mí”, dijo.

La santiagueña logró su propósito y fue elegida “Miss Landscapes Argentina 2020”, para ser la representante argentina en Guangzhou, en China, durante el mes de diciembre de este año.

Esta selección fue en enero de este año y cuando todas sus expectativas estaban puestas en el modelaje, el coronavirus empujó a la joven a revisar algunas cosas: “La pandemia nos ha cambiado la vida y los planes a todos, comencé a replantearme muchas cosas y tomé la decisión de trabajar como enfermera”, explicó.

Para Navarro Fontanet, no fue una decisión fácil: “Mi familia no quería que trabajara por el peligro y además porque mi mamá y mis hermanitas son pacientes de riesgo”, detalló.

Sin embargo, remarcó que había “estudiado por vocación, entonces sentía la necesidad de ayudar a personas que quizás se iban a encontrar solas en esta situación y es así que tuve la posibilidad de entrar a trabajar en mayo de este año y me designaron para la Sala 6 del hospital Independencia, que es el centro de referencia de la provincia de Santiago del Estero donde se atiende a pacientes con COVID-19”.

De este modo, sus días en la capital santiagueña se reparten entre el trabajo como enfermera y la preparación o “entrenamiento virtual”, como la denomina Navarro Fontanet, para concursar a fin de año en China.

Para ella, la enfermería es un trabajo complejo y solo las personas que tienen vocación pueden de verdad disfrutar en cada una de las situaciones que se presentan, porque “enfermería es ayuda, es empatía”.

Y de eso sabe la joven santiagueña porque vivió en este tiempo situaciones muy difíciles y tristes, especialmente en la Sala 6 del hospital Independencia con los pacientes de coronavirus: “Yo había atendido a un hombre como un día normal, como cualquier otro en esta sala, lo había visto desayunar, lo había asistido con algunas cosas y también le había ayudado, y al otro día cuando fui nuevamente, él ya no estaba, había fallecido”, recordó con pena.

“Eso me conmovió muchísimo, me puso muy triste, es algo que no se puede explicar porque vos lo vez, lo ayudas y al otro día lo llevaron a terapia intensiva y fallece”, relató. Además de las situaciones duras, la enfermera vivió otras gratificantes: “Un día antes de irse de alta, cuando le estaba haciendo el tratamiento, un profesor de música me dijo que estaba muy agradecido con nosotros, a pesar de que no nos conocía siquiera, porque siempre estamos todos cubiertos con el equipo de protección”.

Fue emocionante escucharlo hablar y además nos dijo que si algún día nos ve en la calle, no nos va a reconocer porque somos como pitufos (por el equipo de protección celeste) que entramos y salimos, pero que no nos puede ver las caras y que nos agradece que le hayamos salvado de la vida”, recordó.

Esa jornada de trabajo en el hospital deja espacio a otro mundo porque, una vez que se saca la bata y todos los elementos de protección, en su casa sigue con el “entrenamiento y capacitación de vía zoom de clases de pasarela, make up, asesoría de imagen, oratoria y también estoy estudiando inglés”, indicó.

“Cuando era adolescente, antes de ingresar a la universidad, hice algo de modelaje, pero era un hobby porque me dediqué a estudiar”, recordó. Pero el modelaje no cede terreno: “Es así que comencé a anotarme en los concursos de Miss, he competido varias veces en finales nacionales y, después de cinco certámenes, me presenté en el casting de Miss Landscapes y quedé seleccionada. Voy a participar de la gala final y gané el título como representante argentina para viajar a China”, dijo emocionada.

“Lo increíble es que hay chicas que se dedican a esto toda su vida desde muy chicas, yo empecé a los 25 años y estos concursos son hasta un cierto límite de edad. Como tengo 27, era casi imposible que yo ganara un internacional”, comentó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias