DESPIADADOS

Fue a al cementerio a dejarle una flor a su bebé muerto y descubrió que se habían robado los restos

El padre reclamó a empleados de la necrópolis, pero no le creyeron y desenterraron otra tumba que también había sido profanada.

Por La Opinión Austral


Como cada martes, Antonio Ríos, un vecino de 54 años, fue hasta el cementerio municipal La Piedad de Posadas para visitar la tumba de Sergio, su bebé que falleció en 2003 y que desde entonces descansa en la necrópolis.

 

Al llegar, el hombre se encontró con la cruda postal. Habían profanado la tumba y se habían robado los restos de su hijo del interior de la parcela 142 y 140.

 

Minutos más tarde, dolido y horrorizado por la escena, Ríos reclamó a la administración del cementerio y recibió una insólita respuesta. Le dijeron que el cadáver de Sergio yacía en una tumba aledaña. Él les aseguró que estaban equivocados, pero sin embargo insistieron.

 

Poco después, se trasladaron hasta el lugar,  cavaron en la tierra del sepulcro aledaño y no hallaron nada. El desconsolado padre tenía razón y no sólo habían profanado la tumba de su hijo sino también la de otra persona. "Se trabaja con fotografías y planimetría", explicó la Policía al medio El Territorio luego de realizada la denuncia

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias