UN SUEÑO CUMPLIDO

La emoción de Doña Panchita al meterse al mar por primera vez a los 100 años de edad

Con 100 años de edad, Francisca "Panchita" Lara Muñoz, pudo tocar la arena y meterse al mar por primera vez en su vida en una playa cercana a las grutas. Mirá el emocionante momento cuando cumplió su sueño.

Por La Opinión Austral


La historia de Doña "Panchita" Lara, conmovió a todo el país en los últimos días. Se trata de una vecina de 100 años de edad, residente de la localidad neuquina de Rincón de los Sauces.

Resulta que en su larga vida, la mujer jamás había visitado la Costa Atlántica, que está a más de 700 kilómetros de distancia de su pueblo.

Sin embargo, los sueños están para cumplirse y hace pocos días "Panchita" conoció el mar en las playas de Las Grutas.

"Empezamos a organizarnos para llevarla a Las Grutas y que pudiera conocer el mar. Que sintiera el mar, que nadie se lo contara sino que ella lo sintiera. Y allá empezamos a buscar alguna playa que estuviera más alejada de la gente más que nada por los contagios si bien ya tiene las dos dosis. Hubo viento, por eso entró con ropa. Pero queríamos que lo sintiera. Nos dijo que estaba calentita el agua"», rememora emocionada su nieta Carolina Cano, que fue quien condujo desde Rincón de los Sauces hasta la costa. Iban también en el auto Rebeca Lara, hija de Francisca Lara Muñoz (Panchita) y un sobrino de Carolina.

"Gritaba y se reía a la vez cada vez que le chocaban las olas  De la emoción. Era la alegría de una niña. Nos dijo que fue una experiencia muy linda", relató Carolina en diálogo con Diario Río Negro.

Además, su nieta contó que el chapuzón en el mar de Doña Panchita Lara fue en La Mar Grande, en San Antonio Oeste. "Es extensa y no había mucha gente. Alquilamos en Las Grutas para el alojamiento y recorrimos varias playas, y elegimos esa porque no tenía escaleras para bajar y era de fácil acceso", narró.

Doña Panchita nació en Santiago de Chile y llegó a Argentina cruzando la Cordillera de los Andes a caballo. Desde ahí vivió en Rincón de los Sauces, y se dedicó a la cría de animales y se encargaba de los cuidados de una quinta.

"Se vino a Argentina desde muy chica. En el documento está anotada en 1926. Por lo que calculamos que mi abuela tiene más de 100 años", relató Carolina.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias