CONCIENCIA SOCIAL

El rol de las obras sociales y médicos particulares para dar una mano con el Covid-19: Test y seguimiento de pacientes

Algunas de ellas firmaron convenios para hacer el seguimiento de los pacientes que contrajeron Covid en su ámbito laboral, lo cual descomprimirá la situación del servicio público. En Santa Cruz se está trabajando en un esquema para que la CSS también haga lo propio.

Por La Opinión Austral


La pandemia de coronavirus puso a prueba al servicio de salud no sólo de Argentina, sino de todo el mundo. Con el sistema de salud pública al tope de su capacidad, las prepagas se tornan indispensables en la asistencia a los afiliados positivos a Covid-19.

 

Alguna de ellas firmaron convenios para hacer el seguimiento de los trabajadores que contrajeron Covid-19 en sus ámbitos laborales. En Argentina la cobertura -en algunos casos- es del 100%, pero depende de cada empresa prepaga.

 

La idea es que todas ellas vayan colaborando en esta situación. En Santa Cruz, algunas obras sociales nacionales lo vienen haciendo. Además, según pudo saberLa Opinión Austral,se está trabajando en un esquema para que la CSS (Caja de Servicios Sociales) también haga lo mismo.

 

 

 

Esto podría materializarse con la firma de un convenio con alguna prestadora para que se haga el seguimiento a sus afiliados. Cabe recordar que la CSS es la obra social con mayor cantidad de afiliados en la provincia de Santa Cruz.

 

 La CSS trabaja en un sistema de seguimiento y cobertura por Covid.
La CSS trabaja en un sistema de seguimiento y cobertura por Covid.

 

Desde Salud Pública lo que hasta el momento se hizo fue habilitar a los directores hospitalarios a realizar convenios con prestadores externos para que puedan pagarles por el seguimiento de los positivos durante los 10 días que dura la enfermedad.

 

La idea es que todas las prepagas vayan colaborando en esta situación

 

Según el convenio, este seguimiento se hace mediante al menos 5 llamados telefónicos para tener alerta de la situación de cada enfermo. Asimismo, a los médicos que fuera de su carga horaria hacen estos seguimientos, se la considera como una prestación médica y arancelan.

 

Es una estrategia para poder abordar el gran volumen de trabajo al que están sometidos los profesionales de la salud.

 

Qué se resolvió

 

En el mes de septiembre, la Superintendencia de Servicios de Salud reiteró a los agentes del seguro de salud (obras sociales) y entidades de medicina prepaga que, ante la pandemia de COVID-19 actualmente vigente, tienen la obligación de cubrir en todo el país la totalidad de los tratamientos que requieran los pacientes con casos sospechosos o confirmados de haber contraído la enfermedad.

 

Esta obligación incluye la realización de test diagnósticos (PCR y/u otros), traslados, medidas de aislamiento, internaciones, etc.

 

 Algunas prepagas hacen una cobertura completa ante casos positivos.
Algunas prepagas hacen una cobertura completa ante casos positivos.

 

Asimismo, las resoluciones Nº 326/2020 - SALUD y 1.095/2020 - SSSALUD establecieron los módulos prestacionales de atención de casos sospechosos y confirmados de COVID-19 y los valores de reintegro a que podrán acceder los agentes del seguro de salud que los brinden.

 

“Lamentamos que, en el marco de la grave situación sociosanitaria que atravesamos debido a la pandemia de COVID-19, a algunos beneficiarios y/o usuarios se les limite el acceso a las prestaciones o se los derive a los servicios del sistema público”, se indicó en un comunicado.

Tienen la obligación de brindar cobertura de salud

Compartir

 

El 29 de diciembre, la Superintendencias de Servicios de Salud expresó que ante la creciente cantidad de reclamos recibidos de beneficiarios respecto a la falta de atención en muchas obras sociales, “esta Superintendencia de Servicios de Salud recuerda a los agentes del seguro de salud que tienen la obligación y responsabilidad de tener sus sedes abiertas, brindando atención presencial a sus afiliados”.

 

Agregaron que el reclamo recurrente de los beneficiarios es que encuentran oficinas cerradas, envían mails, no reciben respuestas y no logran recibir asesoramiento telefónico, dado que nadie responde los teléfonos.

 

También se especificó que desde el 9 de noviembre pasado, cuando comenzó a regir el distanciamiento social preventivo y obligatorio (DISPO) según lo establecido por el Decreto N° 875/20, “están dadas las condiciones para que todas las obras sociales tengan sus sedes abiertas para atención al público, respetando los protocolos de distanciamiento, la sanitización de espacios y definiendo una modalidad de atención ordenada para evitar aglomeraciones”.

 

“Recordamos que las obras sociales tienen la obligación y la responsabilidad de brindar a sus afiliados cobertura de salud, información y atención personalizada. Ante el incumplimiento de estos deberes, desde esta Superintendencia de Servicios de Salud dispondremos lo conducente a fin de aplicar las sanciones correspondientes”, advirtieron.

 

Y finalizaron: “Exhortamos, por lo tanto, a las obras sociales a cumplir con su responsabilidad abriendo sus oficinas y facilitando la concreción de trámites y consultas que sostengan la eficacia del sistema”.

 

Desde la Superintendencia de Servicios de Salud también se recomendó a las prepagas que durante el plazo de vigencia de la medida de “aislamiento social, preventivo y obligatorio” y las eventuales prórrogas que pudieren disponerse, los agentes del seguro de salud y las entidades de medicina prepaga “deberán implementar y fomentar el uso de plataformas de teleasistencia y/o teleconsulta, a fin de garantizar las prestaciones de demanda esencial”.

 

“Quedará a cargo de los agentes del seguro de salud y de las entidades de medicina prepaga determinar la cantidad de sesiones o consultas autorizadas bajo la modalidad prevista en la presente resolución y definir los procesos utilizados en cada caso, como así también la auditoría posterior de las prestaciones brindadas por las plataformas de teleasistencia y/o teleconsulta”, se subrayó.

 

Lo cierto es que la respuesta del sistema de prepagas ante el coronavirus será fundamental para descomprimir a una salud pública que, desde el mes de marzo en adelante, viene trabajando sin descanso en una pandemia que aún está lejos de superarse

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias