PROTESTA DE LA POLICÍA

Un reclamo justo, con un método violento: “Les pido democráticamente que depongan esta actitud”, dijo Alberto

La Quinta de Olivos fue rodeada por patrulleros de la bonaerense y policías con sus armas reglamentarias. Esta situación duró horas, hasta que llegaron manifestantes en apoyo al presidente, que estaba adentro. "Queremos cobrar 60 mil pesos". El reclamo es justo, la forma no.

Por La Opinión Austral


¡Queremos cobrar 60 mil pesos!”, grita un policía ante las cámaras de televisión, en una protesta amenazante como pocas veces se televisó en el país. La huelga policial de la bonaerense, alentada por una parte de la oposición con fines inconfesables, llegó ayer a su punto más álgido y dejó en claro, con una ola de repudios, que hay cosas que los argentinos y las argentinas no vamos a tolerar nunca más.

El presidente llamó a la “reflexión” de los policías bonaerenses que se manifestaron porque “no vale todo, no está todo permitido” a la hora de demandar. Detrás suyo, varios intendentes bonaerenses y junto a él el gobernador, Axel Kicillof.

Su discurso se dio en horas de la tarde, cuando varias organizaciones ya estaban previendo ir a Olivos para manifestarle su apoyo, luego de varias horas de tensión en las que un grupo de policías uniformados y con sus armas reglamentarias, cercó la residencia oficial.

 

 KICILLOF E INTENDENTES ACOMPAÑAN AL PRESIDENTE EN SU ANUNCIO.
KICILLOF E INTENDENTES ACOMPAÑAN AL PRESIDENTE EN SU ANUNCIO.

Más temprano, en La Matanza, un policía se trepó a una antena y amenazó con arrojarse. La escena tuvo la mirada atenta de los medios y cerró con un rescate y aplausos. El teniente Aldo Oscar Pagano había sido dado de baja en 2006 por motivos psiquiátricos y en 2017 fue reincorporado luego de hacer campaña para el PRO.

Este martes, el ministro Sergio Berni les propuso a los 500 reunidos en Puente 12 que formaran una comisión para mantener un diálogo y evaluar los reclamos. Pero los policías, expolicías, exonerados y familiares no se pusieron de acuerdo.

Está claro que el reclamo es justo: los policías tienen un serio retraso salarial y problemas de meses de demora para cobrar los adicionales, sin embargo, la efervescencia de las manifestaciones tuvo otros condimentos, no sólo políticos sino sociales, como es la idea que sobrevuela cada tanto vinculada a que las fuerzas de seguridad pudieran llegar a sindicalizarse.

 

 ALDO PAGANO PASÓ UNA HORA EN LA ANTENA.
ALDO PAGANO PASÓ UNA HORA EN LA ANTENA.

La medida tomada por efectivos de la Policía bonaerense cosechó el fuerte repudio de buena parte del arco político y de las principales centrales sindicales, que llamaron a respetar la “institucionalidad” y encausar el conflicto por la vía “democrática”.

El Partido Justicialista, la CGT, las dos CTA y legisladores e intendentes del oficialismo cuestionaron la modalidad del reclamo policial bonaerense, llamaron a respetar la “institucionalidad” y repudiaron “la manipulación política” y las “actitudes desestablizantes” que le atribuyen a sectores de Juntos por el Cambio durante la evolución de las protestas.

En tanto, distintas organizaciones sociales desactivaron por “expreso pedido de las máximas autoridades” la marcha hacia la residencia presidencial de Olivos que había sido convocada con el objetivo de “repudiar las acciones desestabilizadoras” y la metodología de protesta de efectivos de la Policía bonaerense.

“Por expreso pedido de las máximas autoridades, suspendemos la convocatoria de hoy a las 20”, escribió en su cuenta de Twitter el referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois.

 

 FOTO: FERNANDO PÉREZ RE / CRÓNICA
FOTO: FERNANDO PÉREZ RE / CRÓNICA

A través de un comunicado de prensa, PJ nacional expresó su “más firme apoyo a las autoridades institucionales de la provincia”, cuando se cumplen hoy tres días consecutivos de protesta de efectivos de la Policía Bonaerense, que incluso se replicó en las puertas de la Residencia Presidencial de Olivos y frente a la Gobernación Provincial.

La protesta frente a la Quinta Presidencial fue repudiada por algunos dirigentes de la UCR, en contraste con el silencio de los líderes del PRO y la Coalición Cívica, como el expresidente Mauricio Macri, la exgobernadora María Eugenia Vidal y la exdiputada Elisa Carrió.

La CGT que colideran Héctor Daer y Carlos Acuña sostuvo en un comunicado que “la visibilización del descontento policial quedó expuesta en las primeras horas del conflicto y, todas las acciones posteriores, constituyen un exceso que atenta contra el normal funcionamiento de las instituciones”.

Bajo el título “El Reclamo es Justo. El Método No”, los jefes comunales difundieron en las redes un comunicado en el que consignaron que se puede “comprender el reclamo salarial de las fuerzas de seguridad bonaerense, pero la actitud de rodear la quinta presidencial es un acto de amenaza y amedrentamiento contra el gobierno”.

 

 FOTO: FERNANDO PÉREZ RE / CRÓNICA
FOTO: FERNANDO PÉREZ RE / CRÓNICA

Les pido amigablemente, democráticamente que depongan esta actitud”, dijo el presidente, quien aseguró que “la democracia es el único camino y la constitucionalidad es la única forma de resolver el problema”.

Luego de tres días de intensas protestas, magnificadas por medios de comunicación enfrentados con el Gobierno Nacional, pero también alentados por la oposición que momentos antes le exigió al Ejecutivo que “dé respuesta” al reclamo policial, Fernández anunció la creación de un Fondo de Fortalecimiento Financiero para la provincia de Buenos Aires y dijo que para eso se traspasará al ámbito bonaerense un punto de la coparticipación excedente de la ciudad de Buenos Aires para el sostenimiento de su fuerza de seguridad, que es parte de los fondos que el Estado Nacional otorgó cuando se traspasó la Policía a su órbita.

 

El anuncio presidencial se produjo tras la reunión que mantuvo con el gobernador Kicillof, e intendentes de la primera y tercera secciones electorales de la provincia.

“Aspiramos a que con un punto de coparticipación que estamos cediendo a la provincia de Buenos Aires podamos constituir un fondo con el objeto de que tenga recursos y derive parte de ellos al Plan de Seguridad, ya no sólo en el conurbano, sino a toda la provincia, y que parte de esos recursos vaya a recomponer el salario de los efectivos bonaerenses”, explicó el mandatario.

A renglón seguido, aclaró que el traspaso de ese punto, de los 2,1 de coparticipación que recibió la Ciudad en su momento para el sostenimiento de la Policía porteña, lo venía conversando con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

“Lo hablé muchas veces con el jefe de Gobierno de la Ciudad, nadie puede parecer sorprendido por lo que estamos anunciando”, dijo, y planteó la necesidad de “equilibrar” los recursos que reciben la Capital y la provincia de Buenos Aires.

Rodeado por ministros del Gabinete Nacional, legisladores e intendentes del conurbano, oficialistas y de Juntos por el Cambio, Alberto afirmó que la presencia de efectivos en torno a la Residencia de Olivos “generó intranquilidad” en la sociedad, pero “nunca estuvo en peligro”.

Cuando veo frente a la residencia de Olivos tantos patrulleros, pienso este no es el modo, por lo tanto, espero que reflexionen”, subrayó, y por eso “les pido amigablemente, democráticamente que depongan esta actitud”, enfatizó el mandatario para sostener que “la democracia es el único camino”.

Del anuncio en Olivos, estuvieron los intendentes y las intendentas de Escobar, Ariel Sujarchuk; General Rodríguez, Mauro García; General San Martín, Fernando Moreira; Hurlingham, Juan Zabaleta; Ituzaingó, Alberto Descalzo; Luján, Leonardo Boto; Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini; Marcos Paz, Ricardo Curutchet; Mercedes, Juan Ustarroz; Merlo, Gustavo Menéndez y de Morón, Lucas Ghi, entre otros

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias