CÁMARA DE DIPUTADOS

Ley de etiquetado frontal: Juntos por el Cambio se negó a dar quórum y fracasó la sesión

La oposición confirmó que no daría quórum para habilitar el debate del proyecto que buscar advertir a la sociedad sobre los productos que tienen un alto contenido de grasas, sodios y azúcares. Juntos por el Cambio había condicionado su participación a que el Frente de Todos consiga juntar los 129 legisladores requeridos para abrir la discusión.

Por La Opinión Austral


La Cámara de Diputados no pudo tratar el proyecto de ley de etiquetado frontal, que buscar advertir a la sociedad sobre los productos que tienen un alto contenido de grasas, sodios y azúcares.

Desde Juntos por el Cambio confirmaron que no darían quórum a menos que el Frente de Todos consiga juntar los 129 legisladores requeridos para abrir la discusión y, en ese caso, sí participarían del debate.

Sin embargo, el oficialismo reunió a 122 diputados y fracasó la sesión que había sido convocada por la bancada del Frente de Todos, que encabeza Máximo Kirchner.

"La ley de etiquetado frontal es un buen ejemplo para demostrar que, aun en medio de un proceso electoral, los diferentes espacios políticos podemos avanzar con proyectos que benefician a la gente. Es una pena que algunos estén más preocupados por quedarse con la presidencia de la Cámara que en hacer cosas para la gente. No sorprende, porque es lo que hicieron cuando gobernaron", había asegurado Kichner.

Etiquetado frontal

El proyecto que busca aprobar el FdT propicia advertir a la sociedad sobre los productos que tienen un alto contenido de grasas, sodios y azúcares, con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

La iniciativa es rechazada por algunas empresas de la alimentación y genera resistencias entre legisladores de las provincias del norte, sin distinción de alineamientos políticos, ya que desde esa región del país sostienen que el etiquetado frontal perjudicará a la producción azucarera, por lo que promueven introducir modificaciones en el texto que se aprobó en el Senado.

A fines de septiembre pasado, organizaciones de la sociedad civil enviaron cartas a los presidentes de todos los bloques de la Cámara de Diputados para reclamar el tratamiento urgente, antes el riesgo de que pierda estado parlamentario.

"No hay motivos válidos para retrasar más la aprobación de la ley. El proyecto cuenta con amplio apoyo de la sociedad civil y académica, tanto de Argentina como de la región; con el respaldo de la mejor evidencia científica libre de conflicto de interés y con el aval de la Cámara de Senadores. Es hora de que los y las diputadas pongan fecha para sesionar y aprueben el proyecto sin más demoras", reclamó en aquel momento Victoria Tiscornia, investigadora de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC).

Además de FIC Argentina, las cartas fueron firmadas por Federación Argentina de Graduados en Nutrición (Fagran), Consumidores Argentinos, Fundeps, Sanar y Consciente Colectivo.

A esos reclamos se sumó también el pedido de casi 160.000 personas que, con su firma, adhirieron a una petición motorizada a través de la plataforma de Change.org por la periodista Soledad Barruti, autora de los libros "Mal comidos" y "Mala leche"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias