EN RÍO GALLEGOS, POR ORDEN DE LA JUSTICIA BONAERENSE

Le quitaron la tenencia de su hijo, perdió a su pareja y un fiscal ordenó allanar su casa por una amenaza en las redes

El caso tiene como acusado a Israel Martínez. La Policía Federal le secuestró dos pistolas de aire comprimido. Acusó al Ministerio Público de Ciudad Autonóma de Buenos Aires por negligencia. Su mujer falleció en un hospital de Parque Patricios, en 2019.

Por La Opinión Austral


En agosto del año pasado, el corazón de María Depretto, una joven de Buenos Aires, dejó de latir luego de haber sido asistida por el personal del Hospital Penna de Parque Patricios. Ella tenía una discapacidad (sindrome de Silver-Russell) y un trasplante renal. Según su pareja, la negligencia del centro asistencial y la burocracia de la Justicia terminaron con la vida de ella.

Esta es la historia de Israel Martínez, un chico de Río Gallegos, y de María Depretto, quien era su pareja y Mateo el hijo de 3 años que fue fruto de esa relación. Entre fines del 2014 y el 2015, los jóvenes -ambos con discapacidades- se conocieron a través de Internet.

Ella le comentaba la situación que vivía por parte de su familia y en el colegio por su condición y, en septiembre del 2016, él viajó para “rescatarla” de ese infierno y recomenzar una nueva vida. Ambos armaron sus valijas y empezaron a quedarse en hoteles y pensiones de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Como fruto de su relación, en mayo del 2017, nació Mateo -un nene que hoy tiene 3 años y que vive con los tíos de María- que también nació con el síndrome del trastorno general del desarrollo. Por cuestiones burocráticas, la Justicia bonaerense decidió quitarles la tenencia del nene a María y a Israel.

La situación para la pareja no fue sencilla. Desde que les quitaron a Mateo en agosto de ese mismo año, Israel y María enfrentaron situaciones de depresión que tuvieron su pico más alto en febrero de 2018, cuando ella se autoinfringía lesiones y no tenía la asistencia psiquiátrica necesaria, según denunció Israel a La Opinión Austral.

En marzo de aquel año, la pareja hizo un total de 800 llamados al 911, 107, 137 entre otros números de emergencias. Ninguna de las solicitudes fue atendida y el estado de salud de María, con el trasplante renal como agravante, no mejoraba.

En paralelo, Israel volvió a Río Gallegos para solicitar una pensión por discapacidad. Mientras, su mujer quedó en un hotel del barrio de Constitución bajo la supuesta supervisión de una “cuadrilla” de asistentes y trabajadores sociales movilizados luego de reiteradas insistencias, quienes habían logrado convencer a María de retomar sus controles en el hospital Argerich.

Finalmente, el 28 de julio del año pasado, el cuerpo de María tuvo una grave desmejoría y en la noche del 5 de agosto, luego de una semana luchando, falleció cerca de las ocho de la noche, en el hospital Penna de Parque Patricios.

Según la hipótesis de Israel: “Hubo un abandono del tratamiento inmuno-supresor que produjo un fallo renal gradual hasta que la sangre siendo filtrada de manera deficiente habilitó la entrada de agentes infecciosos a sus pulmones”.

Luego de luchar por meses y ver que la causa no avanzaba por la Fiscalía, -cansado- Israel hizo una amenaza en la fanpage del Ministerio Público Fiscal de CABA. “Díganle a ese fiscal que le espera una bala bien puesta por lo de mi esposa. Si tiene agallas que me hable por privado, y hable hombre a hombre”, escribió en la red social Facebook. “No sé porqué lo hice, capaz por la bronca, porque no sé el nombre del fiscal”, dijo a La Opinión Austral.

La Fiscalía tomó conocimiento del mensaje y envió un exhorto a la Justicia de Santa Cruz para el allanamiento en la casa de Israel, ubicada en la calle Hipólito Yrigoyen al 300 de Río Gallegos. El mismo estuvo a cargo de la delegación local de la Policía Federal.

Como resultado del procedimiento, Israel sólo estableció domicilio y le secuestraron dos pistolas de aire comprimido, tipo paintball. “Todos los días los fiscales son amenazados y no es que andan haciendo allanamientos, no entiendo por qué; lo hice desde la bronca, nada más”.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias