PANDEMIA Y SALUD

Manes sobre el Covid-19: "El primer gran antídoto para poder cuidar nuestro bienestar mental es consumir la información justa"

El neurólogo y neurocientífico argentino analizó el comportamiento de la sociedad ante el avance del coronavirus. "Estamos viendo la propagación de un virus, pero también, desde el principio, hemos estado viendo la propagación del miedo. Por primera vez en la historia de la humanidad, existe también una pandemia de miedo globalizada", definió.

Por La Opinión Austral


En una entrevista al diario Jornada de Mendoza, el neurólogo y neurocientífico Facundo Manes advirtió sobre los miedos que genera la aparición de un virus desconocido, la responsabilidad en las opiniones con tintes ideológicos, la salud mental en cuarentena y cómo afecta la sobreinformación.

"Estamos viendo la propagación de un virus, pero también, desde el principio, hemos estado viendo la propagación del miedo. Por primera vez en la historia de la humanidad, existe también una pandemia de miedo globalizada.  ¿Y qué pasa con el miedo? Es una emoción muy efectiva para el control social, es una estrategia primitiva de coerción que dista mucho de lo que las sociedades modernas y democráticas aspiran a ser. Por eso, como ciudadanos, debemos desconfiar de aquellos que en lugar de fomentar la unión y la cooperación para el bien común, buscan instalar la idea de que sus adversarios representan un riesgo presente o futuro y ellos la única salvación.  Entonces, frente a la política del miedo debemos imponer la política de la cooperación. Al miedo se lo enfrenta con información creíble y conocimiento, porque comprender trae calma. Estamos todos juntos en esto", sostuvo.

En ese contexto, Manes señaló la importancia de que "evitar que la situación nos nuble el pensamiento crítico y que dejemos que ciertas cuestiones que afectan a la salud pública se conviertan en objeto de disputa entre facciones. Esto puede ocurrir porque nuestras opiniones y creencias no se basan solamente la evidencia disponible, sino que están mediadas por 'razonamientos motivados' en función de cómo una causa se relaciona con nuestra identidad grupal o ideológica"

Al referirse a las posibles afecciones que la pandemia podría ocasionar en la salud mental, el neurocientífico indicó que "una revisión reciente sobre el tema enumera una amplia gama de manifestaciones psicológicas en personas puestas en cuarentena como, por ejemplo, síntomas emocionales variados, estrés, estado de ánimo decaído, irritabilidad, insomnio, ira y agotamiento emocional"

Agregó que "la respuesta crónica de estrés también puede dar lugar a la aparición de episodios problemáticos de ansiedad y depresión. En el caso de esta pandemia, la prolongación de la situación de amenaza durante meses nos expone a una situación especialmente traumática".

En ese sentido, sostuvo que "la sobreinformación puede aumentar la sensación de riesgo y, por ende, de miedo y de ansiedad: la sumatoria de estímulos no acrecienta el riesgo real, pero sí la sensación de amenaza y así juzgamos más probable que algo nos ocurra. Esta ansiedad que se genera nos lleva a tomar medidas de seguridad que nos alivian transitoriamente (lo que se denomina “ilusión de control”) pero que en realidad hacen que la ansiedad reaparezca luego con mayor intensidad", describió.

Por eso, subrayó que "el primer gran antídoto para poder cuidar nuestro bienestar mental es consumir la información justa y siempre proveniente de fuentes confiables. Si la información, los audios, los videos no están debidamente chequeados, podemos ayudar a que datos y consejos equivocados se propaguen y hasta nos pongan en peligro. Elegir responsablemente la información que consumimos y compartimos es parte de cuidarnos durante esta pandemia"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias