HUBO UNA DENUNCIA

Ministerio de Salud bonarense afirma que la orientación sexual no impide donar sangre o plasma

El Instituto Provincial de Hemoterapia informó que "se rechaza cualquier discriminación o exclusión por razones de orientación sexual e identidad de género autopercibida que pueda ocurrir en el proceso de donación de sangre".

Por La Opinión Austral


El Ministerio de Salud bonaerense aseguró que la identidad de género u orientación sexual no es un impedimento para la donación de sangre o plasma, según precisa la normativa vigente. La aclaración de este lunes se realizó tras un reciente hecho de discriminación sufrido por un hombre a quien no le permitieron donar sangre por ser homosexual.

La semana pasada la Comunidad Homosexual Argentina (CHA) presentó una denuncia ante el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación y el Ministerio de Salud de la Nación por la violación de leyes nacionales ante la recomendación de la Asociación Argentina de Hemoterapia, que excluye en el derecho a donar sangre "la actividad sexual entre hombres".

La denuncia fue motivada por un testimonio recibido por parte de un joven de 23 años que se presentó a donar sangre para su padre que debía someterse a una intervención quirúrgica en una clínica. Allí no lo dejaron donar "por ser homosexual", detalló César Ciglutti, presidente de la CHA en una entrevista a Página 12.

Si bien el joven reunía las condiciones para realizar la donación, le señalaron que en dicha clínica se regían por las normas de la Asociación Argentina de Hemoterapia, Inmunohematología y Terapia Celular.

Esta no es la primera vez que sucede un hecho de estas características, en enero de este año, un hombre denunció a través de las redes sociales que por ser gay no le permitieron donar sangre en el Hospital Garrahan

"En la entrevista predonación solo se consulta sobre situaciones de potenciales riesgos para cuidar al donante y al receptor", detalló el comunicado de la cartera sanitaria que conduce Daniel Gollan, que se difundió este lunes.

El Instituto Provincial de Hemoterapia informó que "se rechaza cualquier discriminación o exclusión por razones de orientación sexual e identidad de género autopercibida que pueda ocurrir en el proceso de donación de sangre".

Las autoridades de ese organismo, dependiente del ministerio de Salud bonaerense, explicaron que la donación de sangre y plasma se rige por lo establecido en la Ley 11.725/95, el Decreto Reglamentario 37167/97, Normas Técnicas y Administrativas Resolución 0000754/02 H19 1C y su actualización por Resolución 04053/13 H.20.2 inc C.

Destacaron que estas normativas "no excluyen de la posibilidad de donar a ninguna persona por su identidad de género". En cambio, "cualquiera sea el género del donante, las normas técnicas y administrativas refieren que no deben donar las personas que hayan estado expuestas a situaciones de riesgo de infecciones, como por ejemplo el no uso de preservativo o campo de látex en relaciones sexuales o el uso de drogas intravenosas".

Situaciones de riesgo

También explicaron que la información sobre posibles situaciones de riesgo es parte de la entrevista que los y las potenciales donantes mantienen en diálogo confidencial con personal del equipo de Salud antes de la donación y que tiene como propósito reducir al máximo el riesgo de infecciones para la persona transfundida.

A su vez, la sangre es sometida a análisis serológicos para descartar diversas enfermedades tales como las hepatitis, VIH y sífilis, entre otras.

La directora provincial de Hemoterapia de la Provincia de Buenos Aires, Nora Etchenique, explicó que las restricciones previas caducaron en 2002 y que hubo modificaciones legales en 2013 que ampliaron las posibilidades de donación.

"Los y las profesionales de la salud del sistema sanitario bonaerense se rigen por las normativas mencionadas (la Ley 11.725/95, el Decreto Reglamentario 37167/97, Normas Técnicas y Administrativas Resolución 0000754/02 H19 1C y su actualización por Resolución 04053/13 H.20.2 inc C.) que en ninguno de sus aspectos refieren riesgos vinculados a la orientación sexual o identidad de género de las personas", explicó.

Cabe recordar que hasta 2015, la resolución 865/2006 de la ley Nacional de Sangre (Nº 22.990) contenía un cuestionario que permitía excluir, entre otras variables, a donantes que hubiesen tenido relaciones homosexuales. Ese año se modificó esa resolución y se quitaron del cuestionario las preguntas referidas a la orientación sexual.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias