MINERÍA

Quieren impulsar la participación de YPF en el negocio minero

El secretario de Minería, Alberto Hensel, sostuvo que en minería "hay que apostar a un esquema mixto de asociación con empresas extranjeras". Cree que YPF podría ser protagonista. Planteó que los proyectos mineros existentes coticen en la bolsa local.

Por Sabrina Pont


“Si tuviésemos una robusta empresa nacional de minería, se arbitrarían los medios para que no nos dejen pasivos sanitarios”. Así lo manifestó el ministro de Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, en una reunión -virtual, tal como imponen los tiempos de pandemia- con la comisión de Recursos Naturales y Conservación del Ambiente Humano de la Cámara de Diputados, y modificó la agenda planteada por la secretaría del área que funciona bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Si bien no estaba contemplado como proyecto específico entre las políticas perfiladas por el Gobierno Nacional, la idea planteada como opción por Cabandié -quien se había manifestado previamente en contra del desarrollo de la “megaminería”- tuvo tanta repercusión que el jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, la mencionó como una de las vetas a desarrollar por el Gobierno Nacional durante la presentación del informe anual 125 en el Senado de la Nación. Ante la consulta sobre la política minera de Alberto Fernández, el funcionario señaló la importancia de “generar condiciones para las alianzas estratégicas entre el capital privado y el nacional para el mejor aprovechamiento de los recursos de nuestro país, máxime contando con una empresa de bandera nacional como YPF con amplia trayectoria en exploración, que cotiza en mercados internacionales, que tiene estándares mundiales y que goza de confianza y reconocimiento en la comunidad”.

Pero para alcanzar esa síntesis, primero fue el secretario de Minería, Alberto Hensel, quien buscó moldear las palabras del ministro de Ambiente, poner en escena a YPF y darle otro rumbo que apuntó más a la discusión sobre la renta minera y la necesidad de atraer inversiones, y también buscar la oportunidad de participar más activamente en los negocios del sector.

Cuando se disponía a apuntalar el plan “proyecto por proyecto” que busca generar “acuerdos específicos” con empresas para el desarrollo de nuevas minas y que se había planificado como prioritario entre los desafíos para la actividad, llegó la cuarentena. Hensel reveló haber tenido conversaciones en enero con el presidente de YPF, Guillermo Nielsen, sobre la posibilidad de generar dentro de la petrolera estatal un área dedicada a la minería.

“Nosotros estamos aportando algo que es fundamental en cada proyecto minero, no el Estado Nacional, pero sí las provincias, que es el potencial geológico, y a su vez YPF tiene una enorme experiencia y sentimos como argentinos un enorme orgullo, es un símbolo para todos nosotros. Me parece que hay que apostar a un esquema mixto de asociación con empresas extranjeras”, señaló el funcionario ante la consulta de Santa Cruz Produce sobre las declaraciones de Cabandié.

“En diciembre fui invitado a dar una charla sobre minería a Washington y una de las cosas que dije en esa oportunidad a los presentes es que si ustedes piensan en hacer minería no solamente en la Argentina, sino en cualquier lugar del mundo, tienen que tener socios locales. Cuando yo hablo de socios locales, no estoy diciendo que nosotros necesitamos una empresa nacional de minería, puede ser también una empresa privada argentina que tenga espalda para acompañar este tipo de proyecto”, aclaró.

Preocupación

A medida que se suman funcionarios dando pistas acerca de cómo se podría concretizar la participación de YPF en la actividad minera, los empresarios del sector prefieren aguardar mayores definiciones para mostrar qué tan de acuerdo están con esa posibilidad, sin dejar de manifestar su preocupación sobre cómo se podría implementar la idea.

YPF ya cuenta con una división minera denominada CIMSA (Compañía de Inversiones Mineras SA, según las siglas), que se ocupa de las arenas silíceas en Chubut que se utilizan para la producción de hidrocarburos no convencionales en Vaca Muerta. El dato fue tomado y plasmado en un proyecto que llegó a manos de Hensel y propone convertir a CIMSA en “la primera empresa de exploración minera del país que cotizará en bolsa”, y también impulsa su asociación “a todos los proyectos mineros donde actúa junto con las empresas juniors de exploración que llegan al país”.

Así las cosas, los directivos de las principales firmas presentes en el país no pierden de vista que YPF cuenta con un consenso social ganado. “Al argentino medio le gusta que el Estado sea parte de los negocios estratégicos, cosa que no ocurre en todos lados”, señaló un ejecutivo. Otros estiman que YPF podría ser un muy buen socio en Joint Venture para darles un empujón a algunos proyectos avanzados.

Opciones

Hensel planteó también que los diferentes y variados proyectos mineros que hay en el país no sólo coticen en la ciudad de Toronto, Canadá, sino que también coticen en la bolsa local mediante una empresa argentina.

“En un país en el que cada 10 años se sancionan leyes para blanquear capitales que nunca bajan de los 100 mil millones de dólares, lo que se evidencia es que hay recursos. Lo que probablemente tenemos que hacer es desarrollar herramientas para que esa inversión se destine a este tipo de emprendimiento vía mercado de capitales”, estimó el secretario. “¿Por qué un maestro, un arquitecto, no pueden tener una acción de un proyecto minero? En otros países sucede. En Canadá, uno de los principales aportantes son las cajas de los jubilados. Todo esto se podría trabajar para tratar de que todos esos capitales no se nos vayan”, completó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias