PANORAMA DE GÉNERO

Santa Cruz, la tercera provincia con más pymes lideradas por mujeres

Un informe elaborado a nivel nacional destacó que un 33% de las micro, pequeñas y medianas empresas cuenta con liderazgo femenino. Las firmas santacruceñas superan ese promedio y alcanzan el 37,8%.

Por La Opinión Austral


Por Florencia Golender

En la semana que abre un espacio de reflexión por el Día Internacional de la Mujer, un informe sobre la participación femenina en la conducción de firmas identificadas como micro, pequeñas y medianas empresas aportó datos reveladores acerca de la desigualdad de género que persiste entre las personas que son accionistas o integran el directorio.

En todo el país, el 33,3% de las MiPyMEs cuenta con mujeres en posición de liderazgo. Santa Cruz está por encima de ese promedio con el 37,8% y tercera a nivel nacional.

El documento al que accedió La Opinión Austral analiza la actual distribución y participación de las mujeres en las empresas de todo el país. Fue elaborado por la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, el Centros de Estudios para la Producción (CEPXXI) y el Gabinete de Género del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, que analizó el comportamiento de 180.000 MiPyMEs con liderazgo de mujeres en el país en el año 2020.

“El informe no sólo muestra una radiografía muy precisa de la conformación de nuestras PyMEs, sino que es en sí mismo un instrumento muy útil para que podamos diseñar mejores esquemas de financiamiento, capacitación o asistencia técnica para lograr, de ese modo, que haya más mujeres produciendo”, aseguró a este medio Laura Tuero, subsecretaria de Financiamiento y Competitividad PyME.

Con el objetivo de realizar entonces un diagnóstico certero de la situación de las mujeres en el sistema productivo nacional, la investigación revela que las provincias con mayores tasas de liderazgo femenino fueron San Luis (39%), Neuquén (38%), Santa Cruz (37%), Santiago del Estero (36%), Salta (36%), La Rioja (36%), Chubut (35%), Corrientes (35%) y Jujuy (35%), entre otras.

“Este es un informe inicial, algo que nunca se había hecho hasta ahora, por eso seguiremos profundizando para tener más datos e información que nos permita tener herramientas más eficientes”, explicó la funcionaria.

Es que la información reunida por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación que conduce Matías Kulfas, aporta datos inéditos ya que las investigaciones tradicionales no relevan precisiones acerca del género de las personas que son accionistas de empresas o integran el directorio.

Por tipo de empresa

En concreto, un tercio de las MiPyMEs de Argentina (33,3%) cuenta con mujeres en posición de liderazgo, se trata de unas 180 mil empresas.

El relevamiento indica que en el caso de las empresas registradas como personas jurídicas (85.500 empresas), el porcentaje de participación femenina en la conducción de las firmas fue del 35,3%. Se trata de aquellas empresas donde las mujeres tienen una participación mayoritaria en la titularidad de las acciones (30,5 mil) o, si bien cuentan con una participación minoritaria (entre el 25% y el 50% de las acciones) tienen una mujer en el directorio (55.000).

En el país, el 33,3% de las MiPyMEs cuenta con mujeres en posición de liderazgo

A su vez, en las empresas constituidas como personas físicas (94.700 empresas), el porcentaje de participación femenina en el liderazgo fue del 31,7%.

Al puntualizar en las MiPyMEs creadas como personas físicas, las mujeres argentinas generalmente emprenden y conducen su propio negocio. Mientras que en las empresas conformadas como personas jurídicas, las mujeres generalmente acceden a los puestos de liderazgo mediante un recorrido paulatino de ascenso en los niveles jerárquicos hasta alcanzar espacios en los directorios y puestos de conducción.

Empresas más jóvenes

El chequeo de información incluyó la antigüedad de las empresas donde el liderazgo de mujeres es mayor actualmente. Entre los emprendimientos y empresas que acumulan menos de 7 años la injerencia es del 39%, mientras que en el segmento de las empresas jóvenes de entre 7 y 15 años es del 37% y, por último, entre las de más de 15 años de existencia es del 30%.

Las MiPyMEs lideradas por mujeres presentaron un porcentaje más elevado de participación entre los empresarios y empresarias de menos de 30 años (37,1%), que en las franjas etarias más avanzadas, donde va decreciendo hasta llegar a la menor proporción (26%) entre las mayores de 60 años.

El informe agrega que datos por actividad y/o rubro. Hay mayor participación de MiPyMEs lideradas por mujeres en las ramas de actividad que son tradicionalmente femeninas, como educación (73%), salud (42%), actividades inmobiliarias (40%), servicios personales (39%), hoteles y restaurantes (38%), comercio y servicios de entretenimiento (37%).

Por el contrario, las ramas donde se obtuvieron las menores proporciones de MiPyMEs lideradas por mujeres fueron energía (5%); construcción (22%); petróleo y minería (25%) y agro (26%).

En sus reflexiones finales, la investigación concluye en que “en nuestro país, la incorporación de mujeres como titulares de empresas responde a un proceso muy gradual y poco pronunciado. Entre los años 2007 y 2020 el porcentaje de mujeres líderes de empresas fue incrementándose muy lentamente (aproximadamente un punto porcentual).

Y cierra: “La promoción del liderazgo femenino en las MiPyMEs es una estrategia que el Ministerio de Desarrollo Productivo implementa para disminuir las brechas de género, incorporando de manera transversal al diseño, gestión y evaluación de los instrumentos de políticas, criterios que incentiven el acceso de las mujeres a espacios de toma de decisiones en las empresas. Para ello, resulta necesario contar con diagnósticos claros y fiables que permitan determinar dentro del tejido productivo qué tipo de MiPyMEs cuenta con liderazgos femeninos y cómo resulta ese acceso para las mujeres”.

A partir de estos datos, se presentó esta semana “Producir con Equidad”, la nueva línea de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (SEPYME) que destinará un monto total de 210 millones de pesos para apoyar a las PyMEs y cooperativas que desarrollen proyectos con enfoque de género.

Este programa brindará financiamiento a través de Aportes No Reembolsables (ANRs) de hasta 5 millones de pesos para acompañar a las micro, pequeñas y medianas empresas y también a las cooperativas que impulsen iniciativas que incorporen o consoliden buenas prácticas en equidad de género.

La secretaria Tuero subrayó al respecto que “desde el inicio de nuestra gestión nos propusimos impulsar políticas productivas con un claro enfoque de perspectiva de género para abordar las inequidades que afectan a las mujeres y diversidades de género.

En ese marco, el Ministerio de Desarrollo Productivo desarrolla políticas y programas específicos para reducir las desigualdades y desterrar las violencias en ámbito productivo”, aseguró

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias