EL ANUNCIO QUE VOLVIÓ A PONER LAS MIRADAS EN LA PLANTA DE PICO TRUNCADO

Santa Cruz, punta de lanza del hidrógeno verde

Una inversión canadiense en Río Negro abre un nuevo contexto para las energías limpias en la Patagonia. Santa Cruz tiene la primera planta de hidrógeno que el gobierno pretende que deje de ser experimental. ¿Cómo impacta el acuerdo que logró Alberto?

Por La Opinión Austral


Esta semana, el Gobierno Nacional consiguió el mayor compromiso de inversión para el país en términos de energías limpias. Fue a partir de la iniciativa de Fortescue, que quiere producir “hidrógeno verde” en Argentina.

Fue en el marco de la participación de Alberto Fernández en el G20, un escenario donde los líderes mundiales se mostraron preocupados por avanzar en acciones que permitan reducir las emisiones de carbono, cuyo principal responsable es la utilización de combustibles fósiles como matriz energética de las principales industrias.

 Alberto y Cafiero junto a los empresarios canadienses interesados en el hidrógeno verde. FOTO GOBIERNO
Alberto y Cafiero junto a los empresarios canadienses interesados en el hidrógeno verde. FOTO GOBIERNO

De hecho, no hace mucho, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió en su plan energético que se asegurará “que el mercado pueda acceder al hidrógeno verde al mismo costo que el hidrógeno convencional en una década, proporcionando una nueva fuente de combustible limpia para algunas centrales eléctricas existentes”.

Mirando a Santa Cruz

La noticia de la inversión en “hidrógeno verde”, indefectiblemente, volvió las miradas sobre Santa Cruz, específicamente su zona norte, donde, en la localidad de Pico Truncado, una planta experimental que atravesó marchas y contramarchas según el viento político, aparece como punta de lanza de una agenda ambiental que demanda cambios urgentes contra el cambio climático.

El hidrógeno es el más abundante y ligero de los elementos en la tierra, no se encuentra libre en la naturaleza y debe ser “extraído” de diversas fuentes. Tiene el mayor contenido energético de los combustibles comunes en peso, casi tres veces el de las naftas.

Se trata de un producto sostenible, que no emite gases contaminantes ni durante la combustión ni durante el proceso de producción, además se puede almacenar y transportar.

Pero una de las principales características del hidrógeno verde es su versatilidad, ya que puede transformarse en electricidad o combustibles sintéticos y utilizarse con fines domésticos, comerciales, industriales o de movilidad.

La Planta de hidrógeno de Santa Cruz, aunque todavía está en su fase experimental, se inauguró en el año 2003, con Néstor Kirchner como presidente. Este año se avanzó en un estudio de prefactibilidad para determinar qué capacidad de producción tiene realmente y, a partir de ahí, buscar inversores.

En estos años, hubo algunos avances. A una década de su apertura, se abrió la estación de servicio para la carga de hidrógeno y gas natural, financiada por el gobierno de Daniel Peralta y de Cristina Fernández de Kirchner, lo que permitió que parte de la flota municipal de Pico Truncado pasara a funcionar a base de hidrógeno.

Con la llegada de Mauricio Macri al poder, toda iniciativa vinculada a poner a punto el proyecto quedó trunca, en una tesitura que supo también compartir el intendente de Cambiemos, Omar Fernández, ya que la planta no quedó exenta de las sospechas de corrupción que cayeron sobre toda obra kirchnerista.

Energía

En el gobierno de Alicia Kirchner siguen de cerca lo que sucede con la Planta de hidrógeno, entendiendo que es una pieza clave en un andamiaje que integran, además, la megausina de YCRT y, por supuesto, las represas sobre el río Santa Cruz.

Este año, La Opinión Austral dio a conocer la evaluación de la Mesa Austral de Hidrógeno, un espacio de cooperación científica donde Santa Cruz reacomoda su legislación y fomenta las energías limpias en un mundo de mayores exigencias.

Tras conocerse el envión que puede significar la inversión canadiense en nuestro país, el experto en hidrógeno Jorge Cannataro dialogó con LU12 AM680 y comentó las enormes ventajas que tiene Santa Cruz y la región para el desarrollo de esta industria que se perfila como una de las principales alternativas a los combustibles fósiles.

 Jorge Cannataro, experto en hidrógeno, habló con LU12 AM680.
Jorge Cannataro, experto en hidrógeno, habló con LU12 AM680.

Hay una potencialidad muy importante en esta planta. La provincia tiene condiciones muy buenas para el desarrollo de la economía del hidrógeno”, remarcó el especialista.

Hay una potencialidad muy importante en esta planta

Compartir

Además, Cannataro destacó el recorrido que se viene realizando en Pico Truncado dado que “ya tiene experiencia en diseñar prototipos, formar profesionales, en algunos proyectos de almacenamiento y de mix entre GNC e hidrógeno”.

 2013. Osvaldo Maimó y quien luego lo sucedió, Omar Fernández, en la planta de Truncado.
2013. Osvaldo Maimó y quien luego lo sucedió, Omar Fernández, en la planta de Truncado.

En un escenario donde los principales países del mundo están poniendo en agenda la necesidad de mitigar los efectos del cambio climático, la reducción de las emisiones de carbono es un tema clave. En esta tarea, el principal objetivo es buscar un reemplazo para los combustibles fósiles, donde el hidrógeno verde se presenta como el gran candidato.

El hidrógeno verde puede transformarse en electricidad o combustible sintético

El hidrógeno tiene capacidades similares a los combustibles fósiles, con ventajas como: mayor poder calórico por peso y cuando combustiona genera vapor de agua. Además, su similitud al combustible fósil lo pone de cara a futuro con una excelente perspectiva”, comentó Cannataro.

En lo que respecta a la economía del hidrógeno, destacan a nivel mundial países como Alemania, Japón, Corea y más recientemente Australia. “En la región, Argentina es pionera, tenemos una ley de promoción del hidrógeno desde el 2006”, sostuvo el especialista.

Enorme capacidad de transformar la matriz energética

Compartir

Para el experto en hidrógeno, hoy “toda la Patagonia tiene condiciones para este tipo de proyectos, las capacidades para las plantas eólicas son de las más altas del mundo. La Agencia Internacional de Energía midió los lugares con mayor potencial y con el costo más bajo para la producción del hidrógeno y esta región está ubicada entre ellos”.

Las limitaciones a las emisiones de carbono, la reducción de costos de la electrólisis y los incentivos de estrategias internacionales presentan un escenario que permite acelerar el desarrollo de hidrógeno verde y, por lo tanto, poner a la provincia en un lugar de avanzada frente a los reclamos sociales que circulan en torno al cambio climático y las nuevas formas para generar energía no contaminante.

 15 de junio de este año. Alicia, Álvarez y Córdoba en la presentación del modelo de gestión de la planta.
15 de junio de este año. Alicia, Álvarez y Córdoba en la presentación del modelo de gestión de la planta.

Y es que hoy, tal como sucede con la agenda de género que contemple el respeto por los derechos de las mujeres y diversidades, la agenda ambiental es parte intrínseca de toda plataforma política.

Un informe elaborado por el Centro de Estudios para la Producción, del Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación, dijo, a abril de este año, que “el rendimiento energético del hidrógeno, su disponibilidad y la no generación de emisiones de gases de efecto invernadero en la combustión determinan que tenga una enorme capacidad de transformar la matriz energética global”.

En Río Negro

Respecto del anuncio de esta semana, se supo que Fortescue Future promete invertir más de US$ 8.400 millones en el proyecto que se va a desarrollar en Río Negro.

Esta iniciativa, aseguraron desde el gobierno, permitirá “generar miles de puestos de trabajo, contribuir al desarrollo federal, generar divisas y, a su vez, disminuir el impacto ambiental de las actividades productivas”.

Esta inversión va a generar miles de puestos de trabajo

Según advirtieron en la provincia patagónica, el anuncio permitirá maximizar posibilidades de industrialización e inversiones, promover el desarrollo provincial y nacional de una tecnología ya probada en el mundo, y la producción del combustible renovable con mayor densidad energética desde la Patagonia Argentina, atraer el ingreso de capital privado, promover la reducción de la huella de CO2 en la industria argentina mediante el consumo local de hidrógeno verde producido en Rio Negro e, incluso, piensan también en apuntar a la emisión de bonos verdes rionegrinos certificados como así también criptodivisas de H2V, convirtiéndose en el primer distrito en esta materia generando mercado y grandes volúmenes de fondeo líquido.

La inversión en la provincia de Río Negro involucra 840 millones de dólares

Así las cosas, más al sur del continente, promediando su segundo mandato, y con el viento de cola que supone la recuperación del Gobierno Nacional a manos del Frente de Todos, el proyecto de Alicia Kirchner refuerza la idea de que Santa Cruz sea “energía para crecer”, a partir de la voluntad política de que se respalden proyectos como el que, de forma visionaria casi, se emplazó en Pico Truncado.

Esta nueva perspectiva llega además, cuando Santa Cruz firmó su adhesión a la Agenda 2030, que contempla que el desarrollo de hidrógeno verde contribuya al proceso de adaptación hacia el desarrollo sostenible que pidió la Organización de las Naciones Unidas.

Argentina es pionera, tenemos ley de promoción del hidrógeno desde el 2006

Pero todo esto, como se sabe, no puede suceder si no hay desarrollo de conocimiento, y de ahí también parte otro de los ejes de la administración provincial, como es la creación del Polo Científico e Industrial, que permita generar conocimiento en materia energética y, por lo tanto, nuevas tecnologías

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias