EL PERITO TRUCHO

Se dieron a conocer los audios que Marcos Herrero mantuvo con su esposa y cómo plantó pruebas

El adiestrador de perros tenía su teléfono intervenido mientras se encontraba en Mendoza realizando rastrillajes en búsqueda de Viviana Luna y Abigail Carniel. Luego de que se oficialice su detención, se dieron a conocer el contenido de los audios que el perito mantuvo con su esposa y con otros adiestradores de perros que trabajaban en conjunto con el plantando pruebas.

Por La Opinión Austral


La Fiscalía de Homicidios tiene diferentes tipos de pruebas para sostener la detención de Marcos Herrero, el adiestrador de perros acusado de plantar pruebas en la búsqueda de Viviana Luna. Además de distintos testimonios, videos y cotejos de ADN que lo complican en el expediente, los investigadores tiene en su poder varias escuchas telefónicas del sospechoso.

Entre los últimos días de septiembre y los primeros de octubre, Marcos Herrero se encontraba en Mendoza realizando rastrillajes en el marco de la búsqueda de Viviana Luna, la mujer desaparecida en Potrerillos en 2016, y Abigail Carniel, la joven de 18 años que fue vista por última vez en abril pasado. Sin saberlo, el entrenador de canes tenía su teléfono intervenido porque la Justicia sospechaba sobre su accionar.

Con una de las personas que más se comunicó fue con su esposa, Andrea Tolosa, quien se encontraba en su casa de Río Negro. Por esos días, Herrero se disponía a rastrillar el barrio Sargento Cabral en búsqueda de los restos de Abigail Carniel. "Se sumaron las feminazis al caso Abigail, son como 30", le comentó a su pareja, quien le respondió que había criticado a los grupos feministas en su muro de Facebook. "¡No! No pongás nada porque me van a ayudar. Son las que me están juntando la plata", le dijo Herrero, entre risas.

En otra de las partes del diálogo que mantuvo con su esposa, Herrero se refiere a que en un rastrillaje habían sido atacados por narcos que habían prendido fuego un móvil policial -algo que nunca ocurrió- y luego le graficó cómo iban a ser sus últimos días en Mendoza: "Yo les dije a los papás que tengo que cobrar por el trabajo y que no es seguro que la encuentre. Yo decía que iba a durar dos días pero si mañana hago una parte a la mañana y otra a la tarde ya me lo saco de encima. El jueves descanso, el viernes descanso, el sábado descanso y el domingo me voy para San Luis".

Marcos Herrero mantuvo otro diálogo con su esposa quien le consultó sobre el caso de Viviana Luna. "Lo mío ya está. Si los huesos no son de Viviana pueden ser de María Cash o Marita Verón", le explicó el adiestrador de perros, mezclando la investigación mendocinas con esos casos emblemáticos a nivel nacional. Luego le dijo que un testigo debía declarar ante "el juez Bento, pero el juez Bento sale en los escritos", en referencia a las cartas que Herrero "encontró" en el hotel de Potrerillos. El juez federal Walter Bento no ha tenido ningún tipo de intervención en el caso de Viviana Luna.

Otra de las escuchas telefónicas es entre Marcos Herrero y Laura Ballester, una mujer integrante del Kunti K-9, una organización mendocina que también tiene perros adiestrados pero que no están avalados por las autoridades provinciales. Ambos iban a participar ese día de un rastrillaje en búsqueda de Abigail Carniel. La mujer le advirtió a Herrero que "no tenés que decir que vamos por datos que nos dio una vidente. Siempre hablá en potencial, acordate". El rionegrino le contestó "no, yo voy a decir que los papás tienen alguna idea o sugerencia de que ese es uno de los lugares"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias