ENTREVISTA EXCLUSIVA

Roberto Baratta: “Se querían quedar con las represas”

El ex secretario de Planificación Federal estuvo detenido por la causa cuadernos que no tiene registros de las declaraciones de los arrepentidos. En diálogo con La Opinión Austral se refirió a un caso que podría terminar en un enorme bleff.

Por Sara Delgado


Septiembre se fue plantando un tema que poco espacio tuvo en los medios durante el macrismo. La Ley del Arrepentido establece que quienes se convierten en imputados colaboradores deban declarar lo que saben -siempre apuntando para arriba- y que eso que dicen tiene que quedar en un registro de video o de audio.

A fines del mes pasado, se confirmó que ese “registro técnico idóneo” no existe en la causa Cuadernos.

Se sabe porque el juez Martínez de Giorgi, que asumió la causa luego del fallecimiento de Claudio Bonadío, se lo tuvo que confirmar a Casación Penal que le había solicitado las grabaciones o filmaciones de la declaración de los 31 arrepentidos que figuran en ese expediente.

 Tras la muerte de Claudio Bonadío (foto), el juez Martínez de Giorgi asumió en la causa.
Tras la muerte de Claudio Bonadío (foto), el juez Martínez de Giorgi asumió en la causa.

 

Se trata de un caso que generó un cimbronazo político en vísperas de la campaña electoral, pero que además, puso tras las rejas a decenas de personas, entre ellas exfuncionarios y empresarios.

El fiscal de la causa es Carlos Stornelli, quien negoció con los arrepentidos sus declaraciones. Stornelli tampoco tiene grabaciones ni audios. Su versión, como la de Bonadío en su momento, es que la ley no los obligaba a grabar nada, y que soporte técnico también se entiende como un mero papel firmado.

 Stornelli le dijo a Casación que no tiene los registros.
Stornelli le dijo a Casación que no tiene los registros.

 

Uno de los exfuncionarios presos durante ese proceso fue Roberto Baratta, que salió en libertad en diciembre último, luego de que la Cámara Federal de Casación Penal anulara los fallos con los que habían sido rechazadas las excarcelaciones suya y del ex ministro, Julio De Vido.

 Para la Cámara de Casación hubo un abuso de las prisiones preventivas y vulneración del estado de derecho. Baratta salió en libertad en diciembre.
Para la Cámara de Casación hubo un abuso de las prisiones preventivas y vulneración del estado de derecho. Baratta salió en libertad en diciembre.

 

Para los jueces, hubo un abuso de las prisiones preventivas y vulneración del estado de derecho. “... resulta intolerable que con ritualismo y rigorismo formal no se aborde el tratamiento de instituciones esenciales de la libertad y se abuse en el uso de las prisiones preventivas, violando normas constitucionales y convencionales que rigen la materia, máxime cuando en el caso sometido a control jurisdiccional se ha dado cuenta de manifiestas arbitrariedades”, dijeron.

 

“La Justicia no tiene por qué estar en un cambio de época. Antes lo que no había era Justicia”, le dijo Baratta en una entrevista a La Opinión Austral, luego de que, a más de un año del origen de la causa, se confirmara que los testimonios que llevaron a su detención, no pueden ser contrastados.

 

El caso se origina con un chofer, Oscar Centeno, que dijo haber escrito durante años un diario, en el que relataba cómo funcionarios recolectaban coimas a empresarios. Sin embargo, Centeno dijo haber quemado esos cuadernos. Tiempo después, los cuadernos aparecieron.

 

Los detalles de lo que se escribió se saben porque el propio Centeno le da el material a un periodista de La Nación, Diego Cabot.

Si te vas al origen de esta causa, aparecieron supuestas fotocopias de unos supuestos cuadernos. Acuérdense que Centeno declaró que los había quemado y aparecieron. Otro análisis que habría que hacer es que si él declaró como arrepentido, su testimonio no cuenta porque mintió”, dijo el exsubsecretario, para quien “más allá de que, según la declaración de Stornelli y de Cabot, (los cuadernos) existían desde abril de 2018, y en vez de allanar y buscarlos rápido, dejaron pasar hasta agosto de 2018 para ir a buscar la supuesta prueba, que después estaba quemada”.

Centeno dijo haber quemado esos cuadernos. Tiempo después, aparecieron

Se trató entoncesde un armado totalmente irregular más allá del fórum shoping que hubo desde el inicio porque a esto lo engancharon con otra causa, de GNL, que se cayó con las dos declaraciones truchas: primero de Cohen y después de DAlessio”, recordó.

Cómo será que a fines del año pasado, los jueces Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia establecieron que no se pudieron comprobar sobreprecios en la compra de GNL entre 2013 y 2015, y que no hay conexidad con la causa de los cuadernos.

Todo el entramado judicial marca que la causa fue armada con intención política. La puja que se está dando hoy con los jueces Bruglia y Bertuzzi es eso, fueron puestos a dedo por decreto en la Cámara Federal

Compartir

 

Estos jueces incluso anularon la declaración del falso abogado Marcelo DAlessio, que llega al expediente después de que se conociera que el perito David Cohen hizo falso testimonio.

“Todo el entramado judicial marca que la causa fue armada con intención política. La puja que se está dando hoy con los jueces Bruglia y Bertuzzi es eso, fueron puestos a dedo, por decreto en la Cámara Federal”, dijo.

Muchos se mantuvieron en su posición de no mentir y otros, por miedo de ir a la cárcel, mintieron

Compartir

 

“Fue parte de varias causas para perseguir a los exfuncionarios y empresarios, que muchos se mantuvieron en su posición de no mentir y otros, por miedo de ir a la cárcel, mintieron, incluso declarando primero una cosa, que no habían entregado dinero y después que los extorsionaban, decían que sí”, opinó Baratta.

Las represas

El exfuncionario no tiene dudas sobre el interés detrás del apriete a empresarios. No sólo era ir tras la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

 Baratta dijo que en el Gobierno de Macri quisieron quedarse con el contrato con China de la Represas y 'desestabilizar'.
Baratta dijo que en el Gobierno de Macri quisieron quedarse con el contrato con China de la Represas y 'desestabilizar'.

“Había un claro interés de quedarse con las represas, con el contrato con China y desestabilizar. Que las acciones de muchas empresas grandes como la de Eurnekian, como la de Rocca mismo, y demás bajasen su precio para que el capital extranjero, los fondos buitres pudieran adquirir empresas muy importantes de Argentina”, dedujo, aclarando la distinción de la Justicia sobre Ferreyra y Rocca “por los mismos hechos, uno estuvo preso, el otro no”.

Querían que bajen las acciones de empresas grandes para que las adquiera el capital extranjero

Compartir

 

Pero para Baratta, la causa de las fotocopias ya fue mejor explicada por el propio Stornelli cuando habló de “la sortija” para empresarios y que para todos no alcanzaba.

“Para tener una sortija te tenés que subir a la calesita y pagar un boleto”, dijo, sobre un esquema judicial, político y mediático que cree “le causó daño a la sociedad, un daño enorme a la política, buscaron un descreimiento total”.

Por los mismos hechos, Gerardo Ferreyra estuvo preso y Paolo Rocca no

Compartir

 

Hace dos meses, Alberto Fernández envió al Congreso la reforma judicial que descentraliza el poder de Comodoro Py. “Creo que es un paso más para democratizar la Justicia, pero para mí, van a faltar un montón de cosas” porque “independientemente del gobierno que gobierne la Argentina, no se puede estar con jueces como Bonadío o fiscales como Stornelli, entre otros, que de acuerdo al color político hacen una persecución feroz, y a eso sumale el agravante de las escuchas, las extorsiones, una dictadura en democracia”, definió.

 

A diez meses de recuperar la libertad, el ex funcionario nacional, casado con una riogalleguense, dice estar bien, “tranquilo, en familia, tratando de recuperar familiarmente el daño que hicieron”.

A diez meses de recuperar la libertad, el ex funcionario nacional, casado con una riogalleguense, dice estar bien

Todavía hay portales con audios de conversaciones privadas de su familia y de él con dirigentes mientras estuvo en prisión. Visto a la distancia, esos diálogos tienen una dimensión diferente a la que acompañó los títulos y graphs televisivos.

Mi familia fue espiada, perseguida, no solamente porque los audios fueron públicos, sino porque había todo un operativo montado en la calle y en la cárcel para espiarnos, una especie de genocidio familiar que vivimos, tanto nosotros como los empresarios y los sindicalistas que estuvieron presos”, comparó, salvando “las grandes diferencias con la dictadura, debo decir que en muchos casos se le pareció, se aggiornaron porque no podían hacerlo en el ´55 o el 76”.

 

Aún a pesar de todo, Baratta no piensa alejarse de la política, tal vez de los cargos, pero no de la militancia porque “es la única forma de transformación de la sociedad”.

Mi familia fue espiada, perseguida, había todo un operativo montado en la calle y en la cárcel para espiarnos

Compartir

La contracara fue “los 4 años de Macri. Eso fue la anti política que gobernó el país, favorecida por una parte del radicalismo lacayo, sublevado a los intereses de grandes medios y de otros países. Rompieron el bipartidismo y el radicalismo -no todos- apoyó a esta derecha nefasta que siempre tiene gran poder en Argentina y Latinoamérica”, dijo, seguro de que entre 2015 y 2019, gobernó un espacio político que llegó al poder en escenarios de polarización como los que terminaron en golpes de Estado en países vecinos.

Baratta indicó que no piensa alejarse de la política

“Esto está relacionado con Dilma, con lo de Lula, con el golpe a Correa, todo tiene que ver con todo, no se pueden ver como acciones separadas y la política es lo único que puede transformar esto y sacar este país adelante”, finalizó.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias