LA ENTREVISTA TRAS EL ANUNCIO DE CFK

Alberto: "Será que el destino me trajo a la tierra de Néstor"

Por Sara Delgado


El lunes 20 de mayo de 2019, dos días después de que Cristina Fernández anunciara la fórmula, Alberto Fernández llegó a Río Gallegos y dio una entrevista en exclusiva a La Opinión Austral. La visita estaba prevista desde el viernes de la semana anterior, para que estuviera en un ciclo de charlas políticas.

La entrevista se hizo en el jardín de invierno del despacho de la gobernadora Alicia Kirchner, donde Alberto contó que compartía el panorama sombrío de Argentina que había descrito la ex presidenta.

- Tu visita a Santa Cruz se supo de forma previa al anuncio del sábado, pero ¿cuánto de simbólico hay de estar hoy acá, en este contexto?, se le preguntó.

“Nosotros habíamos decidido este acto para la semana anterior y yo no pude porque se me complicaban las cosas. Habíamos dicho de hacerlo el jueves o viernes pasado y se le complicaron a Alicia. Entonces lo pasamos para el lunes, y nadie sabía que en el medio iba a pasar lo que pasó. Yo vengo a cumplir un acto que me había comprometido con el Gobierno de Santa Cruz, con Alicia particularmente, y no quise levantarlo. Ahora, será que el destino me trajo a la tierra de Néstor, justo donde todo empezó”, fue su respuesta.

Durante la charla, fue muy elogioso para con la gobernadora Kirchner, sobre quien dijo que si no estuviese al frente de la provincia, la tendría en su futuro Gabinete porque “cuando asumimos con Alicia (en 2003), el 57% de los argentinos estaba debajo de la línea de pobreza. Entonces, conozco quién es Alicia y si uno mira la provincia que heredó y ve esta provincia, se da cuenta que sólo el empeño, el tesón y las condiciones que Alicia tiene pudieron hacer este presente”.

Por estas horas, quienes no comparten la visión del kirchnerismo se ocuparon fuertemente de recordarle al dirigente sus críticas hacia CFK.

Por otra parte, aún cuando luego terminó reconociéndolo, durante esa charla no quiso decir que la ex presidenta lo había convocado porque creía que si encabezaba ella, no la dejarían gobernar.

“Esas son lecturas y especulaciones, y son todas válidas, no lo sé, pero lo que estoy seguro es que con Cristina vamos a hacer un país gobernable. Un país donde la gente salga de esta situación horrible, que no sabe lo que tiene que pagar al mes siguiente de gas, de agua, que empiece a tener certezas, que empiece a saber que sus sueldos dejan de deteriorarse. En los años de Macri, el salario real, que en los años de Néstor y Cristina creció, cayó estrepitosamente. Por lo tanto, yo creo que a esos argentinos hay que darles tranquilidad, y yo sé que les vamos a dar tranquilidad, vamos a hacer de Argentina un país gobernable, que es lo que hoy no es. Es ingobernable porque crece el desempleo, crece la pobreza, porque los empresarios no invierten, porque del exterior nadie trae un centavo y los que están adentro, se llevan el dinero. Entonces, vamos a hacer un país que se ponga en macha”, explicó.

Ya en esa entrevista, que tuvo una amplia repercusión en los medios porteños, el candidato a presidente dijo que si ganaba, iba a retomar dos obras clave que estaban paralizadas: las represas y la megausina.

“Macri se enojó con Santa Cruz porque aquí nació Néstor, y un día le sacó a todos los puertos patagónicos los subsidios que tenían y a Santa Cruz le cerró la mina de carbón, no dejó construir la central termoeléctrica que se estaba preparando en Río Turbio y paró las dos obras más importantes que había en materia energética: las represas Cepernic y Néstor Kirchner. La verdad que le complicó la vida a toda Santa Cruz”.

Finalmente, no evitó hablar de Néstor Kirchner, cuyos restos visitó ese día mas tarde en el mausoleo que los aloja.

“Aprendí mucho de él, pienso llevar sus mejores enseñanzas y demostrarle que he sido un buen alumno, y vamos a volver a poner a la Argentina en marcha como él la puso”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias