LA IMPORTANCIA DE LOS PLANES DE INCENTIVO

Una década de declino del petróleo permanente y del gas oscilante

En diez años la producción de petróleo cayó un 39,45%, y comparada con 2019 la merma fue del 14,55%. Mientras que la extracción de gas tuvo alzas y bajas. El pico fue en 2010 y el peor año en 2017.

Por Irene Stur


El Gobierno Nacional lanzó la semana pasada el Plan Gas. El secretario de Energía, Darío Martínez, confirmó que el declino de la producción de gas del último año encendió las alarmas. “De no frenar la caída, deberemos importar gas a un precio mucho mayor”.

En el caso de Santa Cruz, los Reportes de Producción de la totalidad de las operadoras dan cuenta de ese declive. De enero a septiembre de este año, se extrajeron 3.008.046,03 Miles de m3 de gas. Esto es un 11,45% menos que en igual período del año pasado.

 

Plan Gas y un nuevo Barril Criollo, las herramientas para frenar la caída

En cuanto a la producción petrolera, la cosa no fue distinta. En estos primeros nueve meses del 2020, la totalidad de los yacimientos santacruceños extrajo crudo por un total de 3.281.983,522 m3. Un 14,55% menos que en dicho período del 2019.

De larga data

Las cuencas, por diversos motivos suelen tener comportamiento dispar. Y si bien el declino de este 2020 se justifica por la debacle de la economía mundial, producto de la pandemia, la mirada real se logra al observar cómo se comportó la producción en la última década.

En ese contexto también se puede observar hasta dónde se reflejó el impacto de los programas estímulos. En particular en la producción de gas.

 

En Santa Cruz hoy se produce casi el 40% menos que una década atrás

Hace una década, Santa Cruz reflejó un acumulado de gas y petróleo que no se volvió a emular. En gas la extracción del fluido llegó a los 3.444.755,37 Miles de m3 (Mm3). Sólo en 2019 se estuvo cerca con 3.397.080,83 Mm3. A fines del año anterior, el Gobierno de ese entonces se había comprometido a cumplir con el plan incentivo lanzado en 2016 y pagar lo adeudado del Gas plus de la gestión anterior. Precisamente, aquel primer programa de gas de la gestión de Cristina Kirchner, permitió una mejora temporal de la producción.

 

 

Petróleo sin recuperación

La producción de petróleo en Santa Cruz tampoco encuentra piso desde donde retomar el sendero alcista. Y eso lo demuestra la mirada retrospectiva de cómo se comportó la extracción durante la última década.

En los primeros nueve meses de 2010, la producción de crudo fue de 5.414.951,72 m3. En 2015 el volumen extraído había bajado a los 4.874.823,23 m3. En 2019 fue de 3.839.983,52, para llegar al 2020 con apenas 3.281.412,65 m3 producidos.

Es decir que en una década, la producción de petróleo en Santa Cruz cayó un 39,45%. Si se la compara con 2015 ese declino fue del 32,69% y respecto del 2019 fue del 14,55%.

 

La producción de gas cayó 12,67% en diez años en los campos santacruceños

De manera interanual, la caída más notoria fue en 2011. Allí se conjugó no sólo un derrumbe del precio del crudo, sino también la concatenación de conflictos gremiales que llevó a tener paralizada la producción durante casi dos meses.

 

Un plan para crecer

La necesidad de “dar vuelta” la curva energética. El Gobierno Nacional implementó diversas herramientas para tratar de evitar que el freno productivo en el sector hidrocarburífero sea mayor.

La primera fue la vuelta (aunque temporal) del barril criollo. En plena pandemia la demanda de petróleo se derrumbó. Hubo meses en que operadoras locales debieron “pagar” para que terceras empresas se lleven crudo y así poder liberar las plantas de almacenamiento, debido a que “parar” la producción hubiera sido mucho más costoso.

 

 

En medio de esa crisis, el gobierno lanzó el decreto 488/20 que fijó el barril interno en USD 45 y subió el piso a partir del cual se pagaban retenciones. Esta necesidad de “vender” crudo hizo que las exportaciones este año fueran superiores a la del año pasado, pero no así en volumen de producción.

En septiembre el precio de referencia perdió vigencia, no así el piso de las retenciones, algo que el secretario de Energía, Darío Martínez destacó como positivo. En los valores internacionales actuales, hay paridad con e precio de exportación. “Con la baja de retenciones, el esquema actual fluye” afirmó el funcionario. Sin descartar cambios si eso varía.

Para el invierno

El reciente plan gas lanzado por el Gobierno Nacional, apunta a una rápida recuperación de volúmenes de gas. Santa Cruz había comenzado a ver un repunte de la producción, por la inversión que se proyectó sobre Cuenca Austral. En marzo se llegó a inyectar unos 13 millones de m3/d. Pero con la irrupción de la pandemia, todo se frenó. En septiembre el volumen producido bajó a los 10,5 millones de m3/d.

Lograr el autoabastecimiento de gas en el invierno del 2021 es la principal apuesta. Pero eso traerá aparejado más empleo y más regalías. De ahí la importancia de los programas incentivos, en particular el que se pondrá en marcha, se espera, a partir del 1 de noviembre y del cual este diario ya dio cuenta en el Santa Cruz Produce de este lunes.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias