EXPERIMENTO DEL HOSPITAL MILITAR

Voluntario, tras colocarse vacuna contra COVID: "Siento que es imposible contagiarme"

Un pintor de 46 años de La Plata contó su experiencia tras ser inyectado en una prueba realizada por el laboratorio alemán Pfizer. No sabe si le colocaron un placebo o el antídoto, pero se muestra seguro. "No me siento héroe ni mucho menos, pero creo que es muy necesario colaborar en esta pandemia", aseguró.

Por La Opinión Austral


A quince días de haberse colocado la segunda dosis, Mariano Baigorria está confiado. "Siento que no me voy a contagiar, es que imposible que eso suceda. Es mi sensación, puede ser que sea psicológica, pero también es cierto que me cuido lo justo y necesario y que ando por muchos lugares por mi actividad laboral, y la realidad es que no contraje coronavirus".

 

 

 

Tiempo atrás, Mariano se enteró a través de las redes sociales de la convocatoria a voluntarios y no lo dudó ni un segundo. Días más tarde, el 20 de agosto, las autoridades del laboratorio enviaron un auto a su casa para trasladarlo al hospital e iniciar las pruebas que se hicieron sobre un total de 5 mil personas. "A la mitad le aplicaron la dosis y a la otra mitad sólo placebo. Claro que ninguno de nosotros sabe si tiene la verdadera o el placebo, es por una razón para evaluar también los síntomas que se sienten al recibir la aplicación y lo que tiene que ver con lo psicológico. Al laboratorio le sirve saber eso...", aseguró al medio Editor Platense.

 

 

El valiento vecino platense está convencido de que a él le aplicaron la vacuna con el antídoto. Según su propio relato, luego de la primera dosis se sintió notablemente cansado. "Un cansancio distinto al habitual, el que uno tiene cuando trabaja o hace una actividad física".

 

 

Tiempo después, tras recibir la segunda dosis, Mariano tuvo la misma sensación. "Cuando llegué a casa me desplomé. Yo soy de acostarme algo tarde, incluso después de las 12 de la noche. Pero ese día a las nueve y estaba fusilado, como si me hubiese pasado un tractor por encima. El mismo cansancio quizás de cuando uno tiene una gripe muy fuerte. Al otro día, me comuniqué con un teléfono que el laboratorio pone a nuestra disposición para contar todo este tipo de reacciones, y la devolución es que otros voluntarios reportaron el mismo síntoma. Eso no es producto de un placebo, yo estoy muy convencido que tengo la vacuna y que funciona".

 

 

Durante los próximos dos años, el entusiasta voluntario deberá someterse a estudios y reportarse de manera semanal al laboratorio comunicándose a través de un celular que le fue especialmente entregado para la ocasión. "Por ahora vengo bárbaro. No he tenido nada raro salvo lo que conté", aseguró.

 

 

"La verdad me cuido muy poco, si bien cumple el protocolo del barbijo, casi no uso alcohol por ejemplo. Soy de anda mucho en la calle, lo que se dice un candidato a contagiarse", concluyó.

 

FOTOS: El Editor Plantense


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias