NOVENO JUGADOR CONFIRMADO

La historia de Ramiro Ledesma, el nuevo refuerzo de Hispano Americano en la Liga Nacional de Básquet

Es ala-pivot, se formó en Vélez Sarsfield de Oliva y a los 17 años se pasó a Independiente, el clásico rival, en busca de competitividad. Jugaba el Torneo Federal y será su primer salto a la máxima categoría del básquet.

Por La Opinión Austral


Ramiro Ledesma jugaba los torneos de baby fútbol que se organizaban en Oliva, pueblo del interior de Córdoba, ubicado a 98 kilómetros de la capital. Su equipo, que estaba compuesto por sus amigos, era uno de los fijos todos los años.

Sin embargo, el padre, por su elevada altura, también le remarcaba que tenía que jugar al básquet. A los seis años comenzó en Vélez Sarsfield de Oliva. El Fortín participa de la Liga Asociativa, donde se enfrentan los equipos de la ruta 9.

Sus primeros años en las inferiores jugaba de base. “No era bueno, pero es lo que me quedaba”, dijo Ledesma, entre risas, a La Opinión Austral.

Una de las mayores desventajas para el crecimiento deportivo era que la Liga Asociativa sólo disputaba un partido cada dos semanas.

Entre los 15 y los 16 años, ya jugaba en el primer equipo. Ahí recibió el llamado para formar parte de la Selección Asociativa para competir con las otra ligas de la zona.

Había quedado de número 13, pero un jugador se lesionó y entró él a la lista. No jugó ni un minuto en el certamen. “Pero -destacó- ahí empezó el tema de las selecciones”.

Un año más tarde, emigró hacia el clásico rival: Independiente de Oliva. El Rojo juega el Torneo Federal de Básquet -tercera categoría-. Buscaba más competitividad.

“En Independiente me empecé a dedicar más profesionalmente. Ellos me dijeron que yo podía crecer. Quedé en la Selección de Córdoba. También en la Selección Federativa”, contó.

El ala pivot, en las últimas temporadas, consiguió tener los minutos esperados y fue una de las figuras del equipo.

Observa la Liga Nacional y también la NBA. Se considera fanático de Russell Westbrook, jugador de Houston Rockets, y resalta el juego de Facundo Piñero, uno de los mejores tiradores de la Liga.

“Me gustan los cuatro más abiertos, más atléticos, más tiradores. No soy de los rústicos”, confesó.

 La 'joyita' cordobesa mide 1,92 mts.
La 'joyita' cordobesa mide 1,92 mts.

Actualidad

En una de las charlas que tuvo con su familia durante estos meses de pandemia por Covid-19, les manifestó que era el momento de buscar otro horizonte. Quería pegar el salto.

Mientras esperaba ofertas, se entrenaba en el amplio patio de su casa. Salía a correr. “Nunca me dejé estar. Obviamente no es lo mismo que entrenar con el club, pero busqué seguir bien físicamente”, dijo.

La idea que daba vueltas sobre su mente era la de que podía surgir una chance en la Liga Argentina, segunda categoría.

Definitivamente,no esperaba el llamado que llegó en agosto. La Subcomisión de Básquet de Hispano Americano se comunicó con su representante.

Incluso había otra oferta, pero le dijeron que Hispano era un club serio para progresar.

De este modo, durante la semana, se pulieron los últimos detalles y tendrá su desafío más importante como profesional.

“Es una experiencia muy distinta para mí -aseguró Ledesma-. Quiero seguir creciendo y sumar minutos en la máxima categoría. Si no los tengo, tendré que mejorar cosas. Mi objetivo principal es aprender”.

La cercanía de Oliva con Córdoba hace que seguramente Ledesma se sume directo a la burbuja. El punto de encuentro del Celeste para afrontar la Liga Nacional, será posiblemente Córdoba.

Hispano tiene nueve refuerzos confirmados. Además, solamente restan detalles para completar la plantilla.

El certamen comenzará en noviembre y Ledesma será uno de los jóvenes que competirá para ganarse un lugar en el equipo dirigido por Gabriel Piccato, reconocido entrenador del básquet nacional.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias