CALETA OLIVIA

La Policía debió intervenir en fiestas barriales, una de ellas tenía 50 invitados

El ruido y el volumen de la música alertaron a vecinos que durante el fin de semana pasado debieron llamar a la Policía. Hubo festejos clandestinas en el barrio Rotary 23, Bicentenario y Miramar.

Por La Opinión Zona Norte


En el transcurso del fin de semana, en la ciudad de Caleta Olivia se llevaron a cabo varias fiestas clandestinas. Al día de hoy, en la ciudad hay tres casos activos de COVID-19, pero a pesar de ello los vecinos continúan cometiendo faltas. Son los vecinos quienes llaman a la Policía, molestos por el ruido y el alto volumen de la música.

El domingo pasado, a las 02:20 horas, personal de la Comisaría Quinta debió actuar en un domicilio de la calle San Luis del barrio Rotary 23, ya que había 50 personas realizando festejos. Los efectivos entablaron un diálogo con la propietaria de la vivienda, una mujer de 20 años de edad, y le notificaron que debía desalojar. Las personas se retiraron del lugar profiriendo gritos e insultos dirigidos al personal policial.

Entre las 05 y las 05:50 horas, los mismos efectivos debieron intervenir en “jodas” que tuvieron lugar en el Bicentenario, ya que en la calle Papa Francisco había aproximadamente 40 personas, y nuevamente en el barrio Rotary 23, en la calle Pablo Sánchez.

Durante el mismo horario, desde la Seccional Tercera intervinieron en una fiesta que se estaba realizando en el barrio Miramar. Al llegar el patrullero, las personas que se encontraban allí huyeron.

Los propietarios de las viviendas donde se realizaron las fiestas clandestinas fueron imputados por violar los artículos 205 y 239 del Código Penal

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias