MIRÁ EL VIDEO

Cierra la pesca de centolla en puerto Caleta Paula con balance positivo

Conocé cómo trabaja un barco centollero en aguas del Golfo San Jorge. La historia del barco "Cristo Redentor" y las perspectivas de esta actividad.

Por La Opinión Austral


 

El barco “Cristo Redentor” pesca en el mar de Caleta Olivia desde hace cinco años. Los tripulantes consideran que los últimos meses fueron positivos. Los promedios mensuales son de 30 a 50 toneladas de centolla y cada tonelada vale 400 mil dólares.

 

 

El capitán del barco “Cristo Redentor”, Juan Rapela, dialogó con La Opinión Zona Norte antes de retirarse del Puerto Caleta Paula con varias toneladas de centollas frescas que terminaron de pescar este viernes. Es importante destacar que cada tonelada de este animal marino cuesta 400 mil dólares.

 Plena actividad en Caleta Paula con la descarga. Fotos: David Capitanelli para el diario La Opinión Zona Norte
Plena actividad en Caleta Paula con la descarga. Fotos: David Capitanelli para el diario La Opinión Zona Norte

 

Hace cinco años que la empresa comenzó a pescar en la zona de Caleta Olivia, donde el capitán del barco considera que hay “buena centolla, buena calidad”,según sus palabras textuales. También realizan esta actividad en la localidad de Puerto San Julián.

 

 Marinero posa orgulloso con centollas capturadas en el Golfo San Jorge. Foto: D. Capitanelli.
Marinero posa orgulloso con centollas capturadas en el Golfo San Jorge. Foto: D. Capitanelli.

 

Desde febrero, el promedio mensual de pesca es de 50 toneladas, pero los meses anteriores han bajado a 40 e incluso a 30. De todos modos, Rapela no dejó de calificar la centolla del mar caletense como la de “mejor calidad”.

 

 

Sobre para qué son utilizadas y a dónde son enviadas, el capitán contó que “las centollas son procesadas y hechas como una pasta que es comestible y se vende en el mercado chino y el mercado ruso”.

 

 

“Todo lo que se pesca se exporta, no queda nada acá. Están en valores muy elevados”, agregó.

Luego contó que la zafra de pesca de este crustáceo empieza en la parte de Puerto San Julián y se termina acá en Caleta Olivia con mano de obra santacruceña (en esta ocasión viajaban 9 tripulantes). Este viernes fue el último día y en octubre comenzarán nuevamente en la zona de San Julián.

 

Cabe destacar que en los meses que no hay pesca, los tripulantes continúan trabajando, ya que preparan el barco y las trampas.

 

Por último, Rapela volvió a destacar que los promedios de pesca fueron positivos para la empresa.

 

“Hace varios años no se daban, con esta zafra de ahora, toda la gente está bien y nos vamos contentos”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias