ESTREMECEDOR RELATO SOBRE LA MUERTE DE FÉLIX MORALES

Hijo de Félix Morales aseguró: "Lo amenazaba un enfermero que le sacaba el oxímetro y le decía que se iba a morir pronto"

Marcelo Morales habló en exclusiva con La Opinión Zona Norte. Dijo que su padre, el paciente con Covid que se arrojó de un primer piso del Hospital de Caleta, sufrió "maltrato" y "amenazas" por parte de un enfermero. Aseguró que hay audios que lo evidencian. La Justicia espera el sumario policial. Emotivo último adiós en la cancha del Club Catamarca.

Por La Opinión Zona Norte


El lunes, la comunidad de Caleta Olivia fue sacudida por la noticia de la trágica muerte de un vecino del barrio Gobernador Gregores. Era paciente positivo de COVID-19, estaba internado y se quitó la vida al arrojarse desde el primer piso del Hospital Zonal “Pedro Tardivo”, alrededor de las 18 horas, a plena luz del día. Esa es la principal hipótesis que hoy baraja la Justicia.

Félix Amado Morales tenía 64 años y era un paciente positivo con coronavirus que estaba internado hacía tres días, con un cuadro de neumonía, en una sala del sector COVID. El hecho, igual de conmocionante como particular -el director del nosocomio, el doctor Daniel Covas, dijo nunca haber pasado por algo similar-, causó un profundo dolor en los ciudadanos. El fallecido era un comerciante muy conocido del barrio en el que vivía. También por su incursión en el ámbito futbolero local.

En medio del dolor, LOZN contactó a un hijo de Félix, se trata de Marcelo Morales que, el día lunes estaba en medio de un ataque de nervios y había mencionado ante los medios locales que no podía creer lo que había sucedido con su padre. “Mi papá no tuvo buena atención en el Hospital, lo único que sé es que hay pruebas de las cuales se encargará la Justicia. La Justicia deberá hacerse cargo de los inoperantes del nosocomio”, arremetió el joven.

Fuentes judiciales aseveraron que pese a la Feria Extraordinaria, se avanzará en la causa recopilando testimonios y pruebas para dilucidar, fehacientemente, qué pasó. La misma cayó en el juzgado penal 2, a cargo del doctor Gabriel Contreras.

Durante las próximas horas serán citados para declarar los parientes de Félix, el último médico que lo fue a revisar a la habitación y los tres personales de salud que lo auxiliaron cuando cayó. Por lo pronto, el sumario está aún en la comisaría.

 

“No aguantó”

Mi padre se tiró porque no soportaba más el maltrato, las amenazas de un enfermero que lo estaba atendiendo. Él se tiró, pero porque tenía amenazas de un enfermero que le sacaba el oxímetro y le decía que iba a morir pronto. Todo el personal médico no prestó atención a lo que le pasaba a mi padre, sabiendo que estaba con dolores, no supieron controlar sus dolencias e hicieron abandono de persona”, comentó Marcelo.

Todo lo que le hicieron ayudó a que él se quite la vida, mi padre prefirió morir tirándose de la ventana, que morir por falta de aire. O era eso o sin aire, eso lo puedo asegurar”, mencionó Marcelo Morales. También comentó que su madre es paciente oncológico y que la está pasando muy mal por la reciente pérdida.

Además, aclaró que Félix estaba en una sala común, “jamás estuvo en la Unidad de Terapia Intensiva”. “La Justicia, con todas las evidencias que tiene, se encargará de esta gente. Aunque a mi padre no me lo devuelvan, nadie manchará su nombre diciendo que se mató por matarse, porque a él no le quedó otra opción que la muerte”.

“Le ganó la desesperación, no soportaba más la falta de aire”, concluyó, y agregó que los demás detalles irán a la Justicia. “Aunque a mi papá no me lo devuelvan nunca más, la Justicia se encargará de poner en su lugar a cada uno de los que lo hicieron sufrir”.

En diálogo exclusivo con La Opinión Zona Norte, Marcelo le pidió a la Justicia “que se encargue de los responsables que atendían a mi padre. Hoy es él, el día de mañana pueden ser nuestros hijos y nietos. Esta gente no tiene que trabajar más ahí”.

También aseguró tener audios que evidencian que a su padre no se lo atendió como corresponde, “en tiempo y en forma”. “Él estando en una sala común pasó a quitarse la vida por los malos tratos que le dieron ahí”, agregó. Sobre estas pruebas, LOZN pudo saber que la Justicia aún no las tiene, pero que le pidieron a la familia que los reserven y después serán incorporados a la causa.

Este medio le transmitió los dichos de la familia Morales a Daniel Covas. El médico respondió de manera tajante: “Esto está en investigación y guarda secreto de sumario. Lo único que puedo declarar es el dolor y la tristeza del personal de salud ante esta tragedia sin precedentes. Los hechos quedan para ser esclarecidos por los peritos de Justicia y Policía”.

 

Las acusaciones de la “no atención” y los presuntos maltratos físicos y psicológicos contra Félix convendrían a realizar una investigación interna en la institución de salud para deslindar responsabilidades entre médicos y enfermeros que estaban con él.

 

 

 

 

Despedida

Fuentes judiciales confiaron al diario La Opinión Zona Norte que la entrega del cuerpo estaba prevista desde temprano. No hubo autopsia en virtud de ser un paciente COVID y que Santa Cruz no posee una sala de Bioseguridad 3, la que se requiere para un caso así. Lo que demoró la entrega de los restos fue el acta de defunción en el hospital.

 <img class='alignnone size-full wp-image-259052' src='http://admin.laopinionaustral.com.ar/wp-content/uploads/2020/10/cementerio-catamarca1.jpg' alt='' width='1280' height='853'

Cuando los hijos de Félix encontraron un DNI, lo acercaron y así pudo avanzar el trámite para que, finalmente, cerca de las 16:00 se les entregara el cuerpo y lo puedan despedir con amigos y familiares.

Los restos del hombre fueron trasladados desde el Hospital Zonal a la cancha de Catamarca Fútbol Club, donde sus allegados, entre amigos y familiares, y los hinchas, le brindaron una sentida despedida acompañada de aplausos y llanto. Félix era muy querido en ese ámbito, ya que había sido jugador y creador del equipo de Catamarca en la Liga de Barrio.

Los restos salieron del nosocomio con las condiciones de prevención sanitarias ya implementadas hasta llegar a la cancha de Catamarca. Allí se detuvo en el centro del predio y, con la compañía de la familia Morales lo despidieron dando una “vuelta olímpica” por la cancha. Más tarde, todos se reunieron en el cementerio de Caleta Olivia. Fue una jornada cargada de emoción


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias