ARMAS PELIGROSAS

Fiesta clandestina: investigan si el balazo en el ojo fue por "accidente"

Las circunstancias se investigan. En medio de una fiesta clandestina, una joven terminó con un disparo. Se cree que fue por "accidente". Hay dos demorados que serían los dueños de la vivienda.

Por La Opinión Zona Norte


Un lamentable hecho tuvo lugar en la ciudad de Caleta Olivia la mañana del domingo pasado. Según pudo conocer La Opinión Zona Norte, alrededor de las 11 de la mañana, personas desconocidas llamaron a la División Comisaría Tercera desde un domicilio del barrio Miramar, para comunicar que en la vivienda, una joven había recibido un disparo en el ojo.

De este modo, ésta fue trasladada hasta el Hospital Zonal “Pedro Tardivo”, donde fue intervenida quirúrgicamente. Fuentes extraoficiales le comentaron a este medio, que la mujer herida se encontraba consciente en el momento en que fue llevada a la institución de salud.

Violaron el aislamiento

Trascendió que el accidente tuvo lugar en una vivienda del barrio Miramar de la ciudad del Gorosito, y que allí se encontraban varios jóvenes reunidos, compartiendo bebidas alcohólicas y escuchando música. El grupo estaba violando el aislamiento social preventivo y obligatorio para realizar una “joda”.

Por el hecho, demoraron a dos hombres que se encontraban con la mujer en el momento que se efectuó el disparo, y serían los dueños de la vivienda donde se realizaba la fiesta.

Las primeras versiones del hecho

Una fuente extraoficial que diálogo con este medio periodístico, comentó que aunque “no es muy clara la información”, aparentemente, el grupo de jóvenes habrían estado jugando con el arma de fuego.

“Al criterio de cualquier persona, teniendo en cuenta los detalles que van saliendo a la luz, puede que este grupo haya estado jugando algún juego que involucre una pistola. Esto se desconoce hasta el momento, pero se irá aclarando con el transcurso de la investigación”, comentó.

La Policía provincial continúa investigando el hecho.

Amenazas a La Opinión Zona Norte

Como suele suceder con cada hecho policial que ocurre en la ciudad del Gorosito, La Opinión Zona Norte concurrió a lugar para cubrir los hechos de primera mano. El reportero gráfico del diario se encontraba en esos menesteres cuando la familia de la casa donde ocurrió el hecho, lo recibió con amenazas de “romperle todo” si no se iba. Intentaron arrebatarle la cámara fotográfica. Insistieron en que si no se retiraba del lugar, le destrozarían el vehículo.

Las imagen tomada (segunda foto), no muestra nada más que un policía haciendo su trabajo, para la posterior investigación del hecho. Aunque la agresión al fotógrafo de este medio no pasó a mayores, se requirió de la intervención de la Policía para que pueda retirarse del barrio

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias