CAUSA

La familia de Santiago Díaz sostiene que los policías tuvieron intención de matar

El juez Marcos Pérez Soruco entiende que no hubo dolo y procesó sólo a uno de los tres efectivos, por homicidio culposo. La familia de la víctima irá hoy al Juzgado, buscando que los reciba. “Hubo intención de matar”, dijo Bruno Díaz.

Por La Opinión Zona Norte


La Justicia resolvió excarcelar a los policías implicados en el homicidio de Santiago Díaz, ocurrido el pasado 31 de diciembre por la madrugada, luego de que el joven detenido de 25 años intentara fugarse de la Comisaría Segunda de Caleta Olivia.

Santiago, procesado por matar a puñaladas a su tío, Pedro González (53), falleció por una “asfixia mecánica por compresión cervical”. La autopsia, realizada por el forense del Poder Judicial, Dr. Marcelo Ocampo, echó por tierra la versión que intentaron instalar los efectivos de que el detenido se murió de un paro cardiorrespiratorio cuando huía de la seccional y era perseguido por ellos.

Desde entonces, el juez Marcos Pérez Soruco puso tras las rejas a los miembros de la fuerza de seguridad implicados en su aprehensión y muerte: Franco Ramón Mamani (29), Oscar Ezequiel Melgarejo (30) y Adrián Ramiro Cardozo (41).

Paralelamente, la Jefatura de Policía les inició un sumario tanto a ellos como al resto del personal de guardia que estuvo esa noche y madrugada trabajando en la dependencia policial de la zona norte.

Luego de tomar indagatoria a los implicados y de recibir los informes del forense, además de otras declaraciones testimoniales, el juez entendió que los policías no tuvieron intención de matar a Díaz, por lo que calificó el hecho como homicidio culposo, procesando sin prisión preventiva a Mamani, y dictando una falta de mérito para Melgarejo y Cardozo.

 Marcos Pérez Soruco, titular del Juzgado que instruye la causa.
Marcos Pérez Soruco, titular del Juzgado que instruye la causa.

En sus indagatorias, tanto Melgarejo como Cardozo coincidieron en que Mamani se ubicaba a la derecha de Díaz cuando este estaba reducido en el piso.

“Ambos estaban arrodillados, uno de cada lado de Díaz. Mamani estaba del lado derecho y Melgarejo del lado izquierdo. Ahí logran colocarle una esposa”, dijo Cardozo y luego, agregó: “Creo que Mamani tenía una rodilla en el piso y la otra en el cuerpo de Díaz, y Melgarejo creo que estaba con las dos piernas en el suelo”.

Sólo uno de los policías fue procesado: Mamani, por homicidio culposo, sin preventiva

La querella, representada por el doctor Heraldo Nanni, pidió que los tres sean nuevamente citados a declarar pero por homicidio simple calificado, señalando a Mamani como autor y a los otros dos, como partícipes necesarios. El juez rechazó el planteo.

 Mamani, el día en que declaró ante el juez.
Mamani, el día en que declaró ante el juez.

No obstante, el abogado apelará la resolución de Pérez Soruco, basándose -entre otros puntos- en que, como policías no podían desconocer que las maniobras utilizadas podían provocar la muerte del detenido, y que “esa forma de reducción con compresión especialmente en la zona cervical derecha tuvo la total y consciente intención de matar”.

Hoy, la familia irá nuevamente al Juzgado acompañada por una abogada del estudio de Nanni para requerir una audiencia con el juez y que este pueda explicarle los argumentos de su decisión.

“Fue algo sin querer”

“En un principio nos quedamos tranquilos porque la Justicia actuó rápido y los detuvo, esperábamos una resolución positiva del juez, pero lamentablemente no sabemos por qué esta decisión de dejar a los tres libres, cuando fue claramente un homicidio”, dijo Bruno, el hermano de Santiago, en declaraciones a La Opinión Zona Norte.

“El juez -añadió- no accedió a lo que pedimos, tenemos el testigo resguardado y presto para declarar”, remarcó Díaz, en referencia al vecino que vio como fue toda la secuencia de la detención y muerte.

Lamentó que para el juez “fue algo sin querer”, y dijo que esperan ser recibidos por él para conocer la resolución. “Para él no hay mérito suficiente para que estén presos, no hay pruebas contundentes contra ellos”, sostuvo.

“Hubo intención”

En sintonía con lo que marcó Nanni en declaraciones a LU12 el pasado viernes, en referencia a una “violencia inusitada” para demorar a Díaz por parte de los policías, el hermano de la víctima subrayó que “hubo intención de matar”, agregando que “el médico forense declaró que le rompieron la cervical del lado derecho”.

Tenemos el testigo resguardado y presto para declarar

Compartir

Además, marcó todavía las dudas que tiene la familia con respecto a lo que sucedió esa noche del escape. “Mi hermano era una persona obesa, 140 kilos, y tenía una operación en la pierna con tornillos... hay muchas preguntas sobre qué pasó en la comisaría, con todos los policías ahí al lado”, planteó y recordó que, al comienzo “dijeron que corrió y se desvaneció, pero luego se supo que no fue así”.

“Más allá que la contextura física que tenía supuestamente lo tiraron dos veces al piso, ya estaba reducido, no había necesidad de maltrato”, marcó Bruno al señalar que cuando vieron el cuerpo antes de la autopsia en Puerto Deseado, estaba todo moreteado, raspado y con hematomas en el antebrazo y rodillas

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias