CALETA OLIVIA

Caso Geréz: “La muerte de Gustavo sirvió para que no hubiera más casos graves”

Se cumplieron cuatro años de la muerte del taxista en la Comisaría Primera. Fue por una broncoaspiración, pero su cuerpo presentó hematomas y la familia insiste en la responsabilidad policial. La abogada llevó el caso a la Corte Suprema de Justicia. No hay detenidos.

Por La Opinión Austral


El 18 de septiembre de 2016 no fue un día más para la ciudad de Caleta Olivia. Esa mañana, desde la Comisaría Primera llamaron a Sandra Gerez para decirle que su hermano Gustavo había muerto de una “aparente sobredosis”. Cuando ella llegó, vio el cuerpo de su hermano que presentaba varios hematomas en diferentes partes, que darían cuenta de que el joven había sido golpeado.

Gustavo Gerez tenía 28 años y era taxista, con lo que ganaba alquilaba un departamento en el barrio Mirador de la ciudad de El Gorosito. Días antes de su detención por “disturbios en la vía pública” (en la madrugada del 18 de septiembre) se había caído andando en bicicleta y había presentado algunos golpes en el rostro y espalda.

La muerte conmocionó, no sólo a Caleta Olivia, sino a toda la provincia. Días después hubo recitales de bandas que reclamaban justicia por el joven que había muerto en una comisaría. Según las dos autopsias realizadas en los restos de Gustavo, se determinó que el deceso se produjo por bronco-aspiración, es decir que se ahogó en su vómito.

En un principio habían llegado a ser catorce los efectivos policiales imputados, entre los del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría Primera, sólo llegó a juicio uno de ellos: el subcomisario Alberto Méndez Miranda, que estuvo a cargo de la conducción de Gerez a la Seccional.

 

 Sandra, durante el debate en julio de 2018
Sandra, durante el debate en julio de 2018

En julio del 2018 se realizó el debate oral y el tribunal de la Cámara Oral N° 2 de Caleta absolvió por “homicidio culposo” a Méndez Miranda, entendiendo que él ya no estaba a cargo de la guarda de la Gerez, una vez que el taxista ya había quedado alojado como contraventor en la dependencia policial.

El fallo no cayó muy bien a sus amigos y familiares, y por eso nuevamente hubo disturbios en las inmediaciones del edificio. Incluso quemaron parte de las instalaciones e Infantería debió intervenir para que la situación no pasara a mayores.

Ayer, al cumplirse cuatro años de su fallecimiento, Sandra dialogó con La Opinión Austral y se refirió a los pedidos de justicia por su hermano y el recurso que presentó su abogada Pamela Fernández para que el fallo se revea en la Corte Suprema de Justicia Nacional. “No convocamos a movilizaciones ni marchas porque antes terminaban muy mal, pero el pedido para que se esclarezca todo, continúa. Nosotros queremos que los 14 policías vayan presos, más allá de que hayan golpeado o no, hay algunos que encubrieron”, aseguró.

En relación al pedido de Pamela Fernández, Sandra explicó: “Lo hicimos hace tiempo, esperábamos tener respuestas este año, pero con la pandemia, se paró todo, seguimos con esperanza que la causa avance”.

La cara de Gustavo está en varios murales de Caleta Olivia y, sobre esto, Sandra dijo: “Mi hermano es un símbolo de lucha, gracias a su muerte no hubo más casos graves, porque hay que remarcar que, antes de él, hubo muchos Gustavos Gerez que fueron víctimas en algunos casos fatales”.

Sandra está en el Comité de Operaciones de Emergencia de Caleta y, desde que comenzó la pandemia, apenas puede ir al cementerio, “no pude ir a visitarlo hoy (por ayer), pero su recuerdo vive en nosotros y en todos los que lo querían” se lamentó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias