Caleta Olivia

Se entregó santacruceño acusado de homicidio

Por La Opinión Austral


Se trata de Claudio Olivera, un caletense de 30 años que se encuentra sindicado, junto a otro amigo, de haber dado muerte a un joven de 17 años durante un confuso episodio en el barrio Virgen Niña de la capital catamarqueña. Olivera había emigrado al norte del país junto a su pareja en busca de trabajo.

En horas del mediodía de ayer, Claudio Olivera y Ulises Chanampa, ambos acusados de homicidio, se entregaron en la base de la División Investigaciones de la Policía catamarqueña junto a su abogado.

De acuerdo a la información publicada por diversos portales de Catamarca, La Opinión Austral pudo saber que uno de los detenidos, Claudio Olivera, es un vecino de la ciudad de Caleta Olivia, de 30 años, que hace unos meses había viajado junto a su pareja a la provincia del norte en busca de trabajo y se instalaron en el barrio Virgen Niña, en la zona sur de la capital.

Su pareja, una mujer de apellido Argañaraz, fue liberada en la jornada de ayer. Se supo que ella había quedado detenida el pasado sábado, luego de conocerse el hecho, pero la Justicia no habría encontrado pruebas suficientes para mantenerla tras las rejas.

Respecto de Olivera, se pudo saber que tanto él como Chanampa, enterados sobre la orden de detención que existe desde el sábado por el homicidio, en las últimas horas se habían asesorado con un abogado y en el mediodía de ayer se presentaron en la base de Investigaciones de la Policía.

Ahora el fiscal de instrucción N° 1, Víctor Ariel Figueroa, trabaja para definir la imputación contra los sospechosos. Hoy al mediodía pasarían a calidad de detenidos.

El Ancasti, uno de los portales de la provincia norteña, dialogó brevemente con el defensor de Chanampa y Olivera, quien se mostró cauto tras el arresto de ambos y manifestó que espera la decisión de la Fiscalía para determinar los pasos a seguir.

El hecho

El confuso episodio ocurrió en la jornada del sábado y fueron al menos tres cruces entre bandas.

El primer incidente ocurrió cuando los sospechosos, tras haber ido a un kiosco a comprar bebidas alcohólicas, pasaron frente a la casa de Brian Luján, un joven de 20 años con el que tendrían problemas. Según los testigos, habrían intercambiado insultos, pero ambos siguieron hasta la casa.

Horas más tarde, alrededor de las 20:30, se produjo el segundo cruce con Luján, aunque en esta ocasión ya se enfrentaron a golpes de puño. Éste se llevó la peor parte y con una profusa pérdida de sangre en su nariz fue a buscar ayuda a la casa de sus amigos, Luis y Nicolás Garribia. Los tres salieron disparados hasta la casa de Olivera en busca de venganza.

El relato de lo que ocurrió después aún forma parte de un rompecabezas que la pesquisa trata de completar. Lo cierto es que al llegar a la casa del ahora arrestado, Luján y los Garribia fueron recibidos por Olivera y Chanampa con quienes se trenzaron en lucha. 

Los sospechosos, armados con cuchillos de cocina, atacaron a los jóvenes. El menor de los Garribia fue el que sacó la peor parte, ya que el puntazo que sufrió a la altura del corazón le hizo perder gran cantidad de sangre, dejando el reguero hasta caer. Cuando era llevado por el SAME murió antes de llegar al Hospital San Juan Bautista de la capital catamarqueña

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias