TRAGEDIA

Incendio en Caleta Olivia: vecinos iniciaron colecta solidaria

Amistades de Vilma Perales y el Centro Integrador Comunitario del Rotary XXIII, juntan donaciones para acercarle a la familia. El informe de Bomberos se encuentra bajo secreto de sumario.

Por La Opinión Austral


La comunidad de la localidad de Caleta Olivia no sale de la conmoción y el dolor que dejaron Mía y Mirko, la preadolescente de 13 años y su hermanito de más de 1 año que murieron en el incendio del viernes pasado. Poco después del mediodía, se supo que la vivienda del barrio René Favaloro ubicado en inmediaciones del Rotary XXIII- se estaba prendiendo fuego y que en el interior había tres menores de edad, que no podían salir.

 

 

Al principio se habló de que en la casa también estaba la niñera de los hermanitos, pero que el personal de Bomberos no hallaba el cuerpo entre los restos. Hoy, a tres días del tráfico incendio, poco se sabe de la mujer que había quedado al resguardo de los menores. “No tenemos datos certeros de eso”, informaron fuentes policiales al diario La Opinión Zona Norte.

 

 

 El nene que sobrevivió, su mamá Vilma y la nena que falleció, Mía.
El nene que sobrevivió, su mamá Vilma y la nena que falleció, Mía.

 

Por otro lado, desde el Cuartel de Bomberos manifestaron a este medio que el informe “está en una causa judicial y bajo secreto de sumario”, negando a brindar la información de las causales del fuego que destruyó una vivienda y dejó devastada a una madre trabajadora y a su hijo de 10 años, que sobrevivió al tirarse de la ventana del primer piso y ser ayudado por vecinos.

Incendio

El fuego comenzó alrededor de las 11:20 horas en la vivienda N° 2.735 de la calle Mouesca. Desde allí, vecinos se comunicaron con la Comisaría Quinta, el Hospital Zonal y la Unidad de Bomberos, para solicitar ayuda. Esas mismas personas habían comenzado a juntar agua de donde podían para combatir el fuego, que ya se había extendido en los ambientes y mantenía encerrados a los hermanitos.

 

 

Recaudan alimentos, muebles y ropa para la familia que perdió todo en el trágico incendio

 

El personal que intervino, trató por todos los medios de ingresar a la vivienda, sin poder lograrlo a causa del fuego. Finalmente, Bomberos logró sofocar el incendio y hallaron dos cuerpos sin vida entre las cenizas. Resultaron ser la preadolescente y su hermanito bebé. Según se supo de la primera pericia realizada por personal bomberil, el foco ígneo habría comenzado de manera accidental. Aunque la causa sigue siendo investigada.

Dolor

La madre de los niños, Vilma Perales, es empleada del supermercado La Anónima y en el momento del incendio estaba trabajando. Cuando le comunicaron que su casa se estaba incendiando llegó con dos compañeros y se desesperó por lo que sucedía. La mujer quería meterse dentro de la casa y rescatar ella misma a sus otros hijos, mientras el fuego arrasaba con todo a su paso.

 

Esa misma tarde-noche, un grupo de vecinos de distintos sub-barrios del Rotary prendieron velas en la plaza del barrio y dieron el último adiós. Volvieron a reclamar por un Cuartel de Bomberos destinado para la zona, algo por lo que luchan hace más de 10 años. En diálogo con La Opinión Zona Norte, Miguel Santibáñez, presidente de la junta vecinal, expresó “hoy se nos murieron dos niños, mañana pueden ser otros. Son nuestros hijos”.

 

Velorio

El último adiós tuvo lugar el sábado en horas del mediodía y duró alrededor de siete horas. Los cuerpos de Mirko Álvarez Perales y Mía Solange Segura Perales fueron velados en la cochería La Nueva Austral y a las 17 horas comenzó una caravana al cementerio local, que tuvo la participación de medio centenar de vehículos. Según dijeron a La Opinión Zona Norte, fuentes allegadas a la familia, la madre tuvo más de un colapso emocional en la despedida.

Solidaridad

A la pérdida más importante (de Mirko de 1 año y Mía de 13), la familia debe afrontar las pérdidas materiales que dejó el fuego. Según pudo conocer LOZN, desde el Centro Integrador Comunitario (CIC) del Rotary iniciaron una colecta solidaria. “Entre todos podemos ayudar a restituir este hogar”, anunciaron en un flyer que hicieron circular en redes sociales.

 

En ese sentido, la jugoteca barrialLuz y Vida” pide alimentos y muebles para reponer a los vecinos del René Favaloro que perdieron todo en el incendio. Las donaciones se recibirán en las instalaciones del CIC, desde este lunes de 8 a 13 horas.

 


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias