CALETA OLIVIA

Un patovica golpeó y arrastró a un adolescente porque salió cantando del boliche

Una mujer denunció que un empleado de seguridad de un boliche caletense agredió físicamente a su hijo y a los amigos, sin razón. Ella misma acompañó a los jóvenes al local nocturno y fue testigo de lo que ocurrió a la salida.

Por La Opinión Zona Norte


Débora Oliva lamentó lo sucedido con su hijo adolescente y contó cómo se dio toda la situación de violencia a la salida del boliche Isidoro. Uno de los patovicas lo habría golpeado sin razón a él y a sus amigos. Este mismo fin de semana, un joven fue hospitalizado tras una pelea afuera de Plan B y, antes de eso, Christian Shan denunció haber sido golpeado por un empleado de seguridad, dentro del mismo local nocturno, por ser homosexual y expresar su libertad.

“Este fin de semana, el sábado por la noche, elegimos una vez más el local porque desde que empecé a salir, hace muchos años, lo elegí y aunque he visto este tipo de cosas no me parecía tan grave hasta que me pasó a mí”, contó la mujer. Como madre, fue para acompañar a un grupo de jóvenes en el que estaban su hijo, su sobrino y los amigos de ambos. La mayoría de chicos eran adolescentes y estaban celebrando una despedida.

Y continuó: “Al terminar y llegada la hora de salir del boliche, con la adrenalina con la que uno sale de haber pasado una buena noche, esto le molestó a un empleado de seguridad. Cosa que, si le molesta este tipo de cosas, no debería estar cumpliendo función de seguridad sino de matón, ya que la seguridad de un boliche no está para eso sino para evitar todo tipo de inconvenientes”.

La mujer dejó en claro que nunca esperó hablar de una situación similar. “No usé nunca las redes sociales para escrachar o poner algo malo, pero no puedo dejar de expresar y dejar de contar lo que pasó este fin de semana. La verdad que lejos estoy de hacer este tipo de publicaciones, lejos estoy de ser una quilombera o de fomentar la violencia, entonces es ahí donde me detengo y no la tolero bajo ningún punto de vista”.

La agresión

Débora contó que el patovica le pegó una trompada a su hijo y lo arrastró en modoavalancha”.

No podés reventarle la cara a un pibe que sale a divertirse, bajo ningún punto de vista podés levantarle la mano a un pibe que va cantando o a cualquiera que se te cruce, de una manera tan violenta como esa”, apuntó contra el empleado de seguridad de apellido Córdoba.

En el caso de Shan, el joven agredido en el boliche Plan B, la agresión ocurrió cuando él estaba bailando, según dijo a La Opinión Zona Norte, de manera provocativa con sus amistades. Contó que un patovica se acercó a él y comenzó a insultarlo diciéndole “salí de acá, p... de m...”, pero luego se acercó una segunda vez y, con la excusa de que Shan había acosado a una mujer, lo agarró con fuerza del cuello y lo arrastró hasta la salida del local nocturno. “Si no estaban mis amigos para pararlo estoy seguro de que me mataba”, dijo el joven a este medio.

 Otro joven fue agredido en Plan B y se supone que fue por ser homosexual y salir a divertirse.
Otro joven fue agredido en Plan B y se supone que fue por ser homosexual y salir a divertirse.

Y siguió contando: “Yo te vi, nunca pensé que ibas a tener esa reacción violenta, te vi cómo no te tembló la mano para levantársela a los pibes sin necesidad alguna”. En ese momento, la mujer se acercó al ingreso (ellos se estaban retirando) y le recriminó al patovica lo que había hecho con su hijo, sobrino y los amigos de ellos. “Con bronca le dije de todo y se me reía en la cara, el muy cínico y cobarde”, añadió.

Por último, manifestó que: “Jamás le levanté la mano a mi hijo porque no fue necesario, porque no manejamos ese tipo de violencia. A mi hijo le enseñamos respeto y valores, cosa que a muchas personas les falta aprender todavía. Pero nunca jamás voy a permitir que alguien más le levante la mano a mi hijo sólo porque se le ocurre”, cerró Débora

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias