La Policía de Santa Cruz dio a conocer que el domingo, cerca de las 19 horas, ocurrió un incendio en una casa que se encuentra ubicada en la intersección de las calles Berezosky y Maipú de la localidad de Caleta Olivia. En el lugar trabajó personal de la Comisaría Segunda, del Cuartel de Bomberos XVI y del hospital local.

Se trató de un incendio que se inició de manera accidental en el dormitorio de la vivienda, debido a tela que tomó contacto con un calefactor de 2.500 calorías, dieron a conocer desde la fuerza de seguridad. En el lugar no hubo personas lesionadas, las pérdidas fueron totales y la dueña de la casa se descompensó al ver el avance del fuego.

En este sentido, el diario La Opinión Zona Norte buscó la palabra de una de las protagonistas de la situación: Verónica Neira, una mujer de 44 años que en ese momento se encontraba con dos de sus cinco hijos (todos mayores de edad). La mujer habló con este medio cuando se trasladaba a pie a un CIC de la ciudad caletense, para buscar medicación y lograr tratar una enfermedad.

“Pido ayuda para hacer una pieza en el patio donde se pueda dormir”.

VERÓNICA NEIRA

Es que la mujer es asmática y sufrió una descompensación al observar el foco ígneo que consumía una gran parte de su casa. Fue trasladada a las instalaciones del Hospital Zonal Padre Pedro Tardivo” para ser atendida por personal médico. “Soy paciente asmática y desde el Centro Integral Comunitario del barrio 17 de Octubre me van a ayudar con el medicamento que necesito”, contó mientras avanzaba caminando por la calle.

Los hijos e hijas de Verónica son mayores de edad y con ella estaban viviendo solamente dos de las mujeres, que tienen 23 y 26 años de edad. La más joven se estaba yendo a alquilar sola, pero aún no se había llevado todas sus cosas, que quedaron destruidas por el incendio.

Las causas

El incendio comenzó debido a que un colchón de dos plazas cayó sobre un calefactor. “Tengo un dormitorio muy chiquito y mi casa en general es muy chica, entonces tenía un colchón que mis hijos lo usaban cuando se iban a dormir ahí y se cayó sobre un calefactor, eso fue lo que prendió fuego todo”, relató.

“Se incendió todo lo que es la habitación y las mayorías de la cosas no sirven, se destruyó todo y estoy tratando de ver si en el patio de al lado se puede hacer un dormitorio para quedarme ahí”, continuó diciendo. Las pérdidas materiales en la vivienda familiar fueron totales y ahora Verónica está viviendo en la calle, prácticamente, durmiendo en distintas casas de allegados.

Asimismo, la vecina comentó que su casa es un bien familiar que le quedó de su progenitor. “Mi papá la tenía hace 30 años y yo de a poco la fui remodelando y reformando para ponerla en condiciones para vivir, pero ahora que se quemó todo, quedó en peores condiciones”, agregó.

Esfuerzo destruido

Verónica entró hace pocos meses a trabajar en la Municipalidad de Caleta Olivia, después de haber pasado 11 años con un plan. “Con $ 20.000 o $ 30.000 que cobro, en todo ese tiempo no podía hacer mucho, ahora que entré al municipio me pude comprar algunas de mis cosas, que ahora quedaron totalmente destruidas”.

Se trataba de un chifonier y un placar de pino que quedaron quemados, “parece que fuera carbón”, dijo la mujer a La Opinión Zona Norte y agregó que “mi mamá me decía que lo tire, pero a mí me dio un poco de cosa tirarlo y quedó ahí. Pero, sinceramente, no sirve nada de eso”.

Sin un lugar donde vivir, la vecina solicita ayuda a la comunidad de Caleta Olivia. “Yo digo que podría construir algo en el patio para estar ahí, tener un lugar donde dormir, creo que con ayuda de dos o tres ladrillos que me aporten los que quieran ayudar, se puede hacer algo porque realmente ahora no tengo dónde estar”. Para ayudarla se pueden comunicar al 297-5072388.

 

EN ESTA NOTA incendio solidaridad

Leé más notas de La Opinión Austral