RENUNCIA AL IDUV

María Ester Labado: “Voy a seguir en política, pero para eso no hace falta que lo haga desde un cargo"

La directora regional del IDUV, María Ester Labado, comunicó que renunciará. En diálogo con La Opinión Zona Norte dijo que cumplió un ciclo y descartó razones políticas. “No me voy con un portazo, siempre trabajé muy cómoda”, admitió.

Por La Opinión Zona Norte


La actual directora regional del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) en la zona norte provincial, María Ester Labado, admitió este miércoles que tomó la determinación de renunciar al cargo en el organismo. En diálogo con La Opinión Zona Norte, dijo que le comunicó su decisión al presidente, Roberto Andrino.

Se trata de una de las mujeres con más trayectoria política en la ciudad de El Gorosito y la provincia, ex senadora nacional por Santa Cruz y referente justicialista. “Ya cumplí una etapa”, indicó, pero aclaró que “no soy una persona irresponsable” y precisó que su alejamiento se dará en cuanto las autoridades puedan designar a alguien más.

“No estoy tan apurada, pero es verdad que es una decisión tomada. Me voy a ir cuando las autoridades puedan salir de Río Gallegos, venir a la zona norte y determinar quién será mi reemplazo. Cuando eso se resuelva, daré el paso al costado. Mientras tanto, hay mucho trabajo que continuar”, apuntó.

Mencionó que aún no redactó la carta de dimisión, lamentó que la información “se haya filtrado” y observó que “no existe ningún motivo que no sea estrictamente personal para renunciar”. Ante la consulta, descartó razones políticas, cargos expectantes o presiones sectoriales.

Desmintió versiones de “mala relación” con jefes comunales de la zona. Dijo que “no es así. Me llevo y trabajo bien con todos los intendentes y presidentes de comisiones de fomento. Tampoco recibí presiones. Naturalmente, existen discusiones, pero la verdad es que siempre pude trabajar con normalidad”, enfatizó.

Acerca del día después de su alejamiento, mencionó que no tiene un destino fijo. “No me ofrecieron otro cargo, ni me voy para ocupar un lugar en otra parte. Simplemente, creo que cumplí una etapa y debería ser muy normal decir hasta acá llegué en esta función”.

Admitió que, a partir de poder contar con más tiempo, podrá dedicarse a otras actividades que debió postergar producto de la dinámica del trabajo. Tal es el caso de su colaboración con el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina (SACRA). “Las compañeras me piden asesoramiento y lamento mucho no poder ayudarlas más. Seguramente podré hacerlo, aunque tampoco estaré dedicada a esa tarea el 100% del tiempo”, adelantó.

En lo que respecta a su participación política, aseguró que “hasta el último día de mi vida voy a seguir en política. Pero para eso no hace falta que lo haga desde un cargo”.

Por otra parte, acerca de quién podría reemplazarla, en tono jocoso señaló: “Parece que ya hay quienes se están probando el traje”. Más allá de la chanza, indicó que la designación del cargo es estrictamente decisión de las autoridades. “Si me preguntan, por supuesto que puedo recomendar gente. Acá mismo, en el instituto, hay personal de planta muy capacitadas para la función”, mencionó.

Igualmente, entiende que se trata de un cargo político y las personas que lo ocupan suelen contar con la anuencia de la dirigencia provincial y regional.

Finalmente, consultada sobre las funciones que le tocó gestionar a lo largo de los años, expresó que en cada una se sintió cómoda. “Yo trabajo y me dedico a hacer lo mío. Tengo la suerte que jamás me dijeron lo que tengo que hacer y lo que no. Trabajé siempre con normalidad, lógicamente atendiendo los lineamientos del proyecto, pero sabiendo en dónde estoy parada en cada momento y función. Siempre tuve libertad para trabajar y me sentí escuchada y tenida en cuenta”, culminó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias