EXCLUSIVO LA OPINIÓN AUSTRAL

Encontró a su mamá después de 58 años en un vivo de Facebook y espera los resultados del ADN

María Esperanza Invernon (58), la vecina de Comodoro que no sabía cuándo había nacido ni quiénes eran sus padres empezó la búsqueda en soledad. Su familia adoptiva había hecho un pacto de silencio. Un llamado desde Caleta Olivia le cambió la vida para siempre. "Es ella en un 99,9%, pero antes quiero hacerme un ADN". La mujer todavía no sabe que su supuesta hija apareció. La historia de Esperanza, "lo último que se pierde".

Por Rodrigo Arredondo


La semana pasada, María Esperanza Invernon (58) recibió un llamado que cambió su vida para siempre. A un mes de contar su historia a La Opinión Austral, una persona se comunicó con ella para decirle que tiempo atrás había escuchado hablar en una entrevista en vivo de Facebook de un medio de Caleta Olivia a una mujer que podría ser su madre biológica.

 Esperanza quiere saber sus orígenes
Esperanza quiere saber sus orígenes

 

Leer más: Es de Santa Cruz, no sabe cuándo nació ni quiénes son sus padres y pide ayuda para encontrarlos

 

Inmediatamente después, recibió un video de la nota hecha por el medio Voces y Apuntes. En la filmación se ve a una mujer  llamada Rosa Delgado ofreciendo un detallado repaso de su vida en un ciclo de conversaciones con vecinos.

 Foto provista por la dueña del Hotel Ciclón, donde habría trabajado su madre
Foto provista por la dueña del Hotel Ciclón, donde habría trabajado su madre

La persona que hoy tiene 80 años, llegó a la Patagonia desde Catamarca cuando tenía 17. Primero estuvo en Comodoro Rivadavia y tiempo después viajó a la casa de una tía en Santa Cruz. Hasta aquí, los datos que Esperanza otorgó tiempo atrás de manera exclusiva a este medio encajan perfectamente.

A Don Tito Vargas, su compañero de vida, Rosa lo conoció en el Hotel Ciclón de Caleta Olivia cuando trabajaba como ayudante de cocina y él como mozo. Se enamoraron, salieron unos meses y se casaron en el mismo alojamiento en el que se pusieron de novios. Este mes cumplen 45 años de casados. Todo cierra.

 Esperanza, lo último que se pierde
Esperanza, lo último que se pierde

"Me mandó la entrevista y cuando la escuchábamos con mi marido no podíamos creer", reveló este miércoles en diálogo con La Opinión Austral. "Creo que es mi madre biológica en un 99,9 por ciento"

 La familia de Esperanza hoy. Marido, nietos y 3 hijas
La familia de Esperanza hoy. Marido, nietos y 3 hijas

Después de ver las imágenes, las comparaciones resultaron inevitables. "Me vi parecida en los ojos y la nariz", reconoció. "Es una mujer que no mira a la cámara, que cierra los ojos, que tiene las manos apretadas. Son gestos de gente que oculta algo".

 

 

Si bien está confiada en que la mujer del video sería su madre, aclara que le gustaría confirmarlo por medio de un estudio de ADN. "Veremos de qué manera podemos hacerlo con ella o una de las hijas de forma diplomática. Me gustaría corroborarlo".

 

 

"No quiero relación. Sólo estoy buscando los nombres de mis padres biológicos y quiero saber mi fecha de nacimiento porque sé que el 8 no es", aclaró. "No quiero invadir ni que me invadan. Hoy, no me siento para una relación. Quizás más adelante. Ahora, falta encontrar a mi papá. La mejor herencia que les puedo dejar a mis hijas es mi identidad y por lo tanto la de mi familia".

 

¿Qué dijo su madre adoptiva?

Esperanza no reniega de su actual familia. Acepta que cada quien ya se ganó su título, pero necesitaba entender cuánto del lazo sanguíneo define su personalidad. "Mi mamá no me lo quiere decir. Es mi identidad y la de mi familia. Me lo debo a mi misma. Quiero saber quiénes son mis padres", expresó tiempo atrás.

 

Cuando recibió las imágenes de Rosa Delgado decidió mostrárselas. "Le hice ver el video y ponía cara de nada. Ella sabía que era ella, pero me dijo que se lo iba a llevar a la tumba. No le sorprendió y no me dijo nada".

 

Después de un silencio, María Esther Torrecillas, la mujer que la acogió hace casi 60 años respondió: "Mi familia y yo no te mentimos. No sabemos nada". Incrédula, retrucó con más cuestionamientos. "Má, ustedes saben la vida de todos. Vino una nena y ¿no preguntaron? ¿Nadie averiguó nada?".

 

 

Apacible pese al hermetismo, Esperanza asegura que no oculta resentimiento. "La respeto porque es una mujer grande y no me lo va a decir. Toda mi familia tiene emocionalmente un rol en mi. No guardo rencores".

 

"¿Con qué fin le mostraste el video?", preguntó este cronista. "Para que vea que yo ya había encontrado. Esperaba algún tipo de reacción y no demostró nada. Es un pacto de familia ya cerrado". 

 

"La mejor herencia que les puedo dejar a mis hijas es mi identidad y por lo tanto la de mi familia", expresó a modo de conclusión

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias