ENTREVISTA CON CARLOS DI MATTEO

Avanzan las obras de Chenque Rugby Club en Rada Tilly

Continúan los trabajos de Chenque en el predio del club en Rada Tilly. En diálogo con La Opinión Zona Norte, el pro secretario comentó que están terminando la confitería, y esta semana regresa el hockey. La historia personal de Di Matteo en el rugby.

Por La Opinión Austral


Las obras que Chenque Rugby Club, de Comodoro Rivadavia, comenzó en 2015 en Rada Tilly avanzan sin parar.

Carlos Di Matteo, secretario del club, dialogó con La Opinión Zona Norte, y detalló los inicios de la misma: “A partir de la construcción del gimnasio, el socio y los jugadores vieron que había un potencial humano muy grande para encarar este proyecto”, afirmó.

Desde sus inicios, el club se asentó en El Trébol, a 27 km de Comodoro, pero la distancia y el peligro de la ruta impedía que entrenen semanalmente y por eso, rugby y hockey entrenaban en plazas o colegios de Comodoro Rivadavia.

El sentido de pertenencia que buscaba Chenque, lo encontró con este proyecto: “La idea es que en dos años todos los partidos sean acá”, afirmó. Sobre el futuro de El Trébol “quedará como anexo para los días de verano”, comentó Carlos.

El pro secretario destacó el trabajo de los veteranos que hicieron el gimnasio de musculación. Además, “la otra semana sembraremos tres canchas de mini rugby, la principal y una auxiliar”, expresó.

La iniciativa del proyecto impulsó el avance social del club: “Con este proyecto, Chenque creció enormemente”.

En Rada Tilly no hay equipos de rugby, y esto generó que muchos ciudadanos se acerquen a participar de las actividades en Chenque. “Frente al predio, tenemos un barrio de más de 150 familias, los padres ya empezaron a cruzarse con los chicos del club”, señaló Carlos.

En la actualidad, realizan entrenamientos en todas las categorías de rugby, tanto escuelita, juveniles, y plantel superior. El hockey comenzará en la próxima semana también bajo protocolo y los cuidados correspondientes.

La historia de Carlos

Carlos es comodorense y su amor por este deporte empezó en 1971 cuando compañeros del secundario lo invitaron a jugar a Calafate Rugby Club.  Donde pudo disputar partidos en la Cuarta y la Primera, que en esos años “no eran clubes, éramos equipos de rugby”, comentó.

“En ese momento me picó el bichito del rugby y agradezco a Dios porque es un deporte que me ha dado muchísimo”, señaló. Dos años después, en 1973, amigos de su barrio lo invitaron a jugar a Chenque y “acá estoy”.

“No hay que olvidarse de los orígenes, porque sino, no tenés muy abierto el futuro”, finalizó

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias