PROGRAMA DE ASISTENCIA AL TRABAJO Y LA PRODUCCIÓN

Junio tendrá escaso movimiento y pocas empresas petroleras calificaron para el ATP

Un puñado de empresas petroleras pudo calificar para la ayuda del Estado Nacional que cubre parte de los sueldos. Y la mayor preocupación es que se avizora que este mes será similar al anterior, con poca actividad en los yacimientos.

Por La Opinión Zona Norte


A la crisis que está sucediendo en el sector petrolero, por la caída abrupta de la actividad, las contratistas y empresas de servicio expresaron preocupación. Muchas, por diversos motivos, no calificaron para la ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción) que el Gobierno lleva adelante para cubrir parte de los salarios de los trabajadores, y otras están esperando resultados de sus gestiones.

De acuerdo a fuentes empresariales del Golfo San Jorge, en la Cuenca sólo cinco lograron la ayuda que implica el pago de hasta 34.500 pesos por cada trabajador por parte de Nación.

En cuanto a los sueldos para los casi veinte mil petroleros del golfo que están en sus casas por la cuarentena, se confirmó que se abonará el 60% de la misma manera que el mes pasado, más allá de que aún falte la homologación del acuerdo.

Pero dichas fuentes igualmente reconocen que no todas las empresas están en condiciones de afrontar siquiera ese 60%. Tal como sucedió a comienzo del mes de mayo, cuando estalló un conflicto con las pymes que no pudieron pagar a sus empleados y ante el alerta del gremio, se terminó en una conciliación obligatoria.

Caso Santa Cruz

En el caso de los petroleros de base de Santa Cruz, los empresarios regionales están dispuestos a abonar como en el mes pasado, el 60%, y un plus que fue determinado por el sindicato que los representa. Es que el gremio petrolero decidió ceder $ 5.000 per cápita que las operadoras van a aportar para cada uno de sus representados, en algo que se denominó “bono petrolero”. De esta forma, los trabajadores de ese sector percibirán un poco más de los $ 65 mil, que equivale al sueldo promedio de referencia que se usa en la industria.

Más allá de estas salvaguardas para sostener el empleo, los empresarios regionales están preocupados porque ya van a pasar más de dos meses sin actividad para poder certificar, porque los yacimientos están paralizados, salvo el bombeo de petróleo de las áreas de producción.

“Sin actividad genuina, este mes será peor que abril. Además vemos que en junio otra vez no se va a mover nada y hay que recorrer estos treinta días así”, comentó un empresario de la región a La Opinión Zona Norte.

 

Esperan por lo menos la mitad de la actividad

Los que tenemos empresas en la industria ansiamos que, al menos, lleguemos al cincuenta por ciento de la actividad pre COVID-19, con eso digo todo. Ansiamos que no se despida a nadie”, expresó con preocupación. Si algunas empresas se sostienen es a través de préstamos o subsidios, pero, por su propio peso, la crisis se profundizará, porque quién va a pagar sin trabajar en el próximo tiempo.

Se calcula que el Golfo San Jorge tiene 35 mil trabajadores, de los cuales, ahora, hay 20 mil en sus casas. Una cifra enorme para sostener. Y no hay nada en el panorama que implique una mejora en la demanda de combustibles, más allá de que el precio internacional del petróleo ha comenzado a recuperarse con el crudo tipo Brent acercándose a los 38 dólares.

Habrá que ver qué sucede este jueves 4 de junio, el cuarto día hábil del mes, que es la fecha de pago de los sueldos. Por otra parte, hay sectores sindicales que están criticando la actitud de la empresa San Antonio Internacional, que anticipa un escenario de procesos preventivos de crisis y hasta hay ofertas de retiros voluntarios a los operarios.

Elorrieta

Hernán Elorrieta, que es diputado provincial y presidente de la Comisión de Energía y Combustibles de la Cámara de Diputados provincial, reaccionó ante las maniobras de la empresa estadounidense de “no cumplir con los acuerdos y las leyes argentinas”. “Seguimos presos de las decisiones que se toman a miles de kilómetros de la Cuenca del Golfo San Jorge. Mientras las situaciones problemáticas se dan acá, el CEO Jesús Grande, de SAI, envía directivas desde Estados Unidos”, criticó. “Pedimos a los directivos de esta empresa multinacional que respeten nuestras leyes, que respeten los últimos decretos del presidente Alberto Fernández y, sobre todo, a sus empleados”, agregó tajante

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias