HISTÓRICO PRIMER JUICIO POR ABUSO A UN MIEMBRO DE LA IGLESIA DE SANTA CRUZ

"Lo hago por los chicos que estamos salvando", dijo Jonatan Alustiza, víctima de abuso sexual del cura Nicolás Parma

La pena que requirió la Fiscalía, representada por Iván Saldivia fue de 20 años. Sus argumentos y la voz de Jonatan. “Arruinó nuestras vidas”. Además, las declaraciones de los peritos y psicólogos que trabajaron en la causa. El próximo miércoles, la sentencia.

Por La Opinión Zona Norte


A las 07:15. En ese horario lo ingresaron a Nicolás Parma a las instalaciones de la Cámara Oral para la segunda audiencia en el marco de este primer e histórico juicio por abuso sexual a un cura de Santa Cruz. Los motivos: evitar posibles escraches sociales y a la prensa.

Casi dos horas más tarde, comenzaron a pasar ante el tribunal -compuesto por los jueces por Joaquín Cabral, Jorge Yance y Eduardo López- los peritos y psicólogos que realizaron el análisis y acompañamiento a las víctimas y al imputado de los abusos.

 Tapa LOA, 1/09/2021.
Tapa LOA, 1/09/2021.

Primero fue el turno de la psicóloga Figueroa, quien marcó claramente la situación de angustia y secuelas en los dos denunciantes, Yair Gyurkovitz y Jonatan Alustiza.

Ambos, son también son sobrevivientes de abusos cometidos por Rosa Torino, el director de la congregación, quien un mes atrás fue sentenciado a 12 años de prisión en Salta.

Los dos denunciaron a Parma de haberlos abusado sexualmente cuando eran dos novicios en la iglesia Exaltación de la Santa Cruz, hace 12 años, en Puerto Santa Cruz.

Seguidamente, prestó declaración el perito Damián Ricardo, miembro del Cuerpo Pericial de Psicología del Poder Judicial. Y cerraron los psicólogos Mendico y Vázquez, quienes realizaron la pericia psiquiátrica a Parma.

De la misma, se desprendió que el sacerdote demuestra una “personalidad narcisista”. Una persona que siempre “busca tener la razón” y que las cosas “se realicen como el quiere”, señalaron fuentes judiciales consultadas por La Opinión Austral. Y que, con sus actos, buscaba “placer”.

A diferencia del martes, una jornada con muchas testimoniales tomadas -entre ellas la indagatoria de Parma, que declaró por una hora y media- que inició a las 09:00 y terminó cerca de las 20:00, este miércoles solo hubieron esas declaraciones y se pasó a la instancia de los alegatos.

 Iván Saldivia, representante del Ministerio Público Fiscal. Foto: José Silva/La Opinión Austral
Iván Saldivia, representante del Ministerio Público Fiscal. Foto: José Silva/La Opinión Austral

El representante del Ministerio Público Fiscal, Dr. Iván Saldivia, requirió la pena de 20 años de prisión de cumplimiento efectivo para Parma por abuso sexual simple agravado por la convivencia y la guarda, abuso sexual gravemente ultrajante con los mismos agravantes, y corrupción de menores. 

En tanto que los abogados del sacerdote, los doctores Gabriel Bertorello y Christian Arel, pidieron la absolución de su pupilo al tribunal.

La sentencia para el cura -que llegó privado de su libertad, situación en la que está hace tres años- se conocerá el próximo miércoles.

Para el fiscal Saldivia, los delitos están acreditados. “Hubo corrupción de menores, un delito grandísimo”, marcó Saldivia en diálogo con La Opinión Austral, en virtud de los actos de Parma afectaron la sexualidad de sus víctimas.

 

 Jonatan Alustiza, una de las víctimas del sacerdote.
Jonatan Alustiza, una de las víctimas del sacerdote.

Además, el fiscal subrayó que se trató de un caso que “realmente llevó mucho trabajo por las características”, y sostuvo que “se estuvo a la altura y llegamos muy bien a los alegatos, lo que pedimos va acorde con lo que pasó en la causa”.

En ese punto, dijo que “veremos cuál será el análisis del tribunal”, pero dijo que para él “los elementos de la causa son más que contundentes” para que el sacerdote sea condenado.

También remarcó que este juicio y esta acusación “no va contra la Iglesia, sino que es el juzgamiento de un integrante de la misma, y para nada contra la institución”, respondiéndole a Parma quien en su declaración dijo que esto fue “un ataque contra la Iglesia”.

Una mochila

Jonatan, que declaró el martes vía Zoom, habló con “La Opinión Radio” en LU12. Dijo que veía a Parma como un “papá”, pero que ya no siente nada por él y pide justicia. “Arruinó nuestras vidas”, resumió.

Marcó su felicidad por “sacarme una mochila de encima y poder contar todo. No me guardé nada”, y dijo que pide justicia no por él, “Parma, ni siquiera los años que le den, me van a devolver lo que me quitó, pero lo hago por los chicos que estamos salvando, él abusó de mí, de Yair, y de algunos más”.

También recordó que, tras los abusos, le costó darse cuenta que “no eran juegos”.

“Si con Yair no teníamos esta valentía, hubiera seguido arruinando vidas”, cerró.


Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias