a tres días de cumplir siete meses

Crimen de Puerto Deseado: ¿cómo está la causa?

El 20 de septiembre serán 7 meses desde el asesinato de Santino y la violación de María Subelza. Qué dijo el juez Villa sobre el único imputado, que es menor.

Por La Opinión Zona Norte


El 20 de febrero del 2020, Omar Alvarado de 33 años y Javier M. de 16 atacaron a una familia salteña que había llegado a Puerto Deseado para pasar sus vacaciones. En la playa de la ciudad, los condujeron a una zona rocosa, les robaron, asesinaron a golpes a Santino de 4 años y violaron e intentaron matar a su madre, María Subelza de 45. El crimen causó conmoción en el país, siendo uno de los peores ocurridos en muchos años.

Tanto Alvarado, como Javier, fueron imputados por el juez de Instrucción de la ciudad portuaria, Oldemar Villa, en la causa por “homicidio, tentativa de femicidio y abuso sexual”, pero el mayor de ellos se mató y el otro -el menor- sigue internado en el Centro Almafuerte de la provincia de Buenos Aires. “Eso fue una barbaridad”, comentó el magistrado en una entrevista telefónica que mantuvo con el diario La Opinión Zona Norte.

Javier M., primero había sido trasladado desde Puerto Deseado a Río Gallegos, donde lo alojaron en el Centro Juvenil Socio Educativo, pero por protestas de los vecinos de la capital santacruceña, las autoridades decidieron enviarlo a otra punta del país. “En realidad debería estar en el Instituto para Menores de la provincia, pero por razones que todos conocemos, por la seguridad de este muchacho, fue trasladado sin poder ver a su familia”, indicó Oldemar Villa a La Opinión Zona Norte.

“Está imputado, pero no se lo juzgó porque era menor de edad, una vez que cumpla la mayoría de edad va a quedar a criterio de la Cámara Criminal de Caleta Olivia si hace el juicio o lo da por terminado -puntualizó el magistrado y continuó- “La causa aún está en etapa de instrucción y hay que ver que grado de participación tuvo el joven, de las pruebas que enviaron a juicio”.

“Lo que no tenemos es al mayor, para ser juzgado”, agregó. Omar Alvarado, que tenía 33 años y padecía esquizofrenia desde corta edad, se quitó la vida en un calabozo de la División Comisaría Cuarta de la ciudad de El Gorosito, lugar donde cumplía la prisión preventiva en tanto se instruya la causa. Según pudo averiguar este diario, el hombre se ahorcó con una prenda de ropa, a eso de las 20:00 horas del 20 de marzo, al cumplirse un mes desde el brutal crimen.

El dolor de María

En agosto, María Subelza decidió romper el silencio y hablar con medios nacionales. Según recuerda de aquel 20 de febrero, había planeado pasarla tomando mate, comiendo empanadas y juntando caracoles con el más pequeño de sus hijos, Santino.

“Cuando aparecieron los dos tipos yo pensé en gritar porque una parejita paseaba por ahí cerca. Pero me dio miedo que el ruido de las olas tapara mi voz y todo fuera peor. Así que pensé: Sólo me van a robar. El más grande quería plata y se puso furioso cuando no encontró más que mi celular y 300 pesos”, dijo a Clarín.

“Mi trabajo es estar mejor, recuperarme y el día que esté la sentencia contra el que mató a mi hijo, (refiriéndose a Javier M.), quiero ir y escucharla. Quiero que se haga justicia aunque haya que esperar a que cumpla la mayoría de edad”

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias