ANIVERSARIO DE UN CASO HISTÓRICO

A 6 años del transfemicidio de Marcela Chocobar: “Queremos saber todo”

La frase fue dicha por Judith, la hermana de la joven trans, en declaraciones a La Opinión Austral. Hizo un repaso sobre lo que ocurrió desde el primer día hasta hoy. Adelantó que éste mediodía se presentarán en el Tribunal Superior de Justicia.

Por La Opinión Austral


El caso de una desaparición seguida de muerte de una joven trans generó un hecho histórico en materia jurídica en Santa Cruz, cuando el autor material fue condenado a prisión perpetua por ser un crimen de odio.

Hablamos de Marcela Chocobar, la chica de 25 años que desapareció hace exactamente seis años, el 6 de septiembre del 2015, luego de salir de un conocido local bailable cerca de la costanera de Río Gallegos y de quien sólo se encontró su cráneo.

Aquel día después, su familia comenzó a buscarla, pero no fue hasta siete meses después cuando la Policía y la Justicia lograron dar con los responsables de la desaparición y posterior muerte de Marcela Chocobar.

Ellos son Oscar Biott y Ángel Azzolini. El primero de ellos fue condenado a reclusión perpetua por el crimen mientras que el segundo recibió siete años de prisión entendiendo que fue partícipe secundario, en un juicio realizado en las instalaciones de la Cámara Oral.

 Oscar Biott, transfemicida.
Oscar Biott, transfemicida.

Biott se encuentra alojado en las instalaciones de la Alcaidía Nº 1, en Pico Truncado, mientras que Azzolini está en la Comisaría Segunda de Puerto San Julián. Sobre él están puestos los ojos de gran parte de la comunidad ya que, en el último tiempo, pidió el beneficio de la semilibertad pero, hasta el momento, este no ha sido resuelto por el Poder Judicial.

Más allá de la sentencia resuelta por el tribunal encabezado por Jorge Yance, la misma no está firme ya que la querella, a cargo en su momento por Carlos Muriete, fallecido a principios de año a raíz de haber contraído coronavirus, la apeló.

De Marcela sólo se encontró el cráneo y los ahora condenados mantienen el voto de silencio sobre dónde está el resto del cuerpo de la joven trans. En tanto, la familia de ella continúa sin poder hacer el duelo y poder cerrar el círculo sobre lo que pasó con Chocobar.

 La movilización el día de la condena histórica. Caminando, el fallecido abogado querellante Carlos Muriete. Foto: José Silva/La Opinión Austral
La movilización el día de la condena histórica. Caminando, el fallecido abogado querellante Carlos Muriete. Foto: José Silva/La Opinión Austral

A seis años de la desaparición seguida de muerte de Marcela, su hermana Judith dialogó con La Opinión Austral y recordó todo lo que sucedió desde el primer día hasta hoy y realizó una dura crítica al Poder Judicial entendiendo que, más allá de lo que sucedió con su familiar, “no se actualizó”.

Es un día muy doloroso para nosotras, pensando en todo lo que pasó desde que desapareció, como lo que pasó a los siete días después cuando encontraron el cráneo, después a los siete meses cuando encontraron a los responsables”, comenzó diciendo la hermana de Marcela.

Judith recordó que todas las pruebas que aportaron a la Justicia, las peleas con el juez y con los comisarios. "La misma incertidumbre que pasamos nosotras es la que viven hoy muchos familiares de víctimas”, comparó la vecina.

 Ángel Azzolini, partícipe.
Ángel Azzolini, partícipe.

El pasado 25 de agosto, en la zona del barrio San Benito, un vecino encontró a su perro jugando con un hueso. Esto alarmó a la familia de Marcela Chocobar porque fue en las mismas circunstancias en las que apareció el cráneo de su ser querido.

Cabe recordar que el resto óseo de la joven trans fue hallado en el mismo barrio periférico y esto llamó la atención de sus hermanas. “Nos generó incertidumbre porque fue lo mismo que pasó esa vez”, aseveró Judith sobre lo que pasó el 12 de septiembre del 2015.

“Cada hueso, cada cosa que se encuentra, pensamos que es ella, sentimos que es ella. Por eso, en este caso cuando unos chicos encontraron un resto óseo, nosotros hicimos un pedido a la Justicia, para ver si coincide con el ADN de mi hermana. Lo mismo cuando encontraron el maxilar en la casa de la última pareja de Marcela López. Queremos todo, queremos saber qué pasó con mi hermana para darle un descanso simbólico”, comentó Judith.

La familia hizo un pedido a la Justicia por un hueso que se encontró en el San Benito

Sobre la posibilidad que Azzolini, Judith fue cauta aunque indicó que le genera “bronca, pero entendemos que es un derecho que él tiene. Leyendo las pericias psicológicas uno se da cuenta que puede salir y volver a hacer lo mismo. No está apto para salir” consideró.

 La tapa de La Opinión Austral del 14 de junio,<br
La tapa de La Opinión Austral del 14 de junio,

A seis años de un caso tan resonante que generó la primera condena por travesticidio, este diario le preguntó a Judith si cree que el Poder Judicial cambió para bien: “Están atrasados, si bien tienen hace años la Ley Micaela por ejemplo, no la aplican, no resuelven con perspectiva de género. Tienen que empezar a analizar sobre lo que son los cuerpos femeninos, porque esos cuerpos sufren doble violencia: primero de un agresor y después de un sistema que no las resguarda. Con lo de mi hermana se sentó un precedente, pero aún falta”, reflexionó haciendo una dura crítica.

Este lunes al mediodía, la Mesa Feminista Independiente convocó a una movilización en inmediaciones del Tribunal Superior de Justicia por Marcela

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias