RÍO GALLEGOS

Trata de persona: qué dijo el hombre que mantuvo cautiva a su supuesta novia

Vanina vivió un infierno, cuando el hombre que conoció por Facebook la convenció de venir a vivir con él. Estaba a punto de ser víctima de trata. La Policía Federal la llevó a su provincia de origen. El acusado es gitano y asegura haber pagado su “dote”.

Por La Opinión Austral


A los anillos te los saco para venderlos, son para pagar el viaje que hiciste”, habrían sido las palabras de Miguel, un integrante de la comunidad zíngara, a Vanina, una chica que -convencida de comenzar una nueva vida en el sur- había llegado a Río Gallegos para casarse con él.

Ella llegó en enero a Río Gallegos, para contraer matrimonio con Miguel, pero -según la acusación de la Fiscalía Federal a cargo de Julio Zárate- ella fue víctima de trata de personas.

La Opinión Austral, a través de fuentes judiciales, policiales y de la comunidad gitana, pudo reconstruir la historia: Miguel tiene 35 años. Él y su familia tienen su domicilio en la esquina de las calles Vélez Sarsfield y Provincias Unidas, a dos cuadras del Boxing Club.

Antes de Vanina, hasta octubre del año pasado, Miguel estuvo casado con Marisol, otra gitana con la que tuvo dos hijos, pero, por cuestiones propias de cualquier relación, decidieron cortar el vínculo y ella retornó con los hijos en común a Mar del Plata, localidad de la que es oriunda.

En paralelo, Miguel conoció a Vanina por Facebook y a principio de año ella llegó a Río Gallegos para casarse con él. Como se sabe, la comunidad romaní tiene algunas costumbres que van en contra de los derechos de las mujeres y niñas: Según explicó Jesús Traico a La Opinión Austral, el padre de la mujer “la vendió” a la familia riogalleguense, que pagó “la dote”.

La relación parecía una más entre cualquiera de las otras que existen dentro de la comunidad gitana, hasta que, según la acusación fiscal, el hombre comenzó a maltratarla, pegarle y amenazarla de muerte.

“Mamá, no aguanto más, me quiero volver a Rosario”, fueron algunas de las palabras que Vanina le dijo a su madre cuando pidió ayuda.

Según expuso la víctima y consta oficialmente en la investigación federal, Miguel comenzó a amenazarla constantemente con que la iba a explotar sexualmente para conseguir dinero, además de retenerle el DNI para que ella no pudiera volver a su lugar de origen. Un día de agosto, finalmente su mamá hizo la denuncia en el Centro Territorial de Denuncias de Rosario.

Con la intervención de la Protex, que se ocupa del rescate de víctimas de tráfico humano, el fiscal federal de Río Gallegos, Julio Zárate, con apoyo de la División Trata de Personas de la Policía Provincial, comenzaron con las averiguaciones para poder rescatar a Vanina. El procedimiento se realizó el 7 de agosto pasado y la mujer fue contenida por un gabinete interdisciplinario.

Este jueves se conoció que una comisión de la Policía Federal de esta ciudad la llevó a Rosario.

La noticia de “presunta trata de personas” cayó como un balde de agua fría en la comunidad zíngara y decidió realizar una reunión de emergencia de la comisión interna. Por esto, Jesús Traico, uno de los referentes de los romaníes, aseguró que: “Apenas vimos la noticia, nos comunicamos todos en WhatsApp para saber qué había pasado, estas cosas no las podemos dejar pasar”.

 Este jueves se conoció que una comisión de la Policía Federal de esta ciudad la llevó a Rosario.
Este jueves se conoció que una comisión de la Policía Federal de esta ciudad la llevó a Rosario.

“Nosotros tenemos algo que se llama Juramento Gitano, que no permite que nos mintamos entre nosotros. Apenas vimos lo que pasó, hablamos con el papá de Miguel y nos dijo cómo fueron las cosas: hubo maltrato verbal, sí. Pero jamás algo de trata sexual”, explicó Traico sobre el “sholaj”, el juramento que hace la comunidad, que explica que: “En caso que mienta, que la maldición de los ancestros caiga sobre mi familia”.

El hecho de lo que se dice compra de las mujeres es algo simbólico, es algo que se hace, pero en realidad es para hacer la fiesta del casamiento, pero la familia de la mujer (Vanina) es de Rosario, por la pandemia no se pudo hacer”.

“En realidad lo que la mujer hizo fue usar al Estado para volver a Santa Fe, nosotros íbamos a hacer una colecta para pagarle el pasaje, pero con esto de la pandemia no hay vuelos ni colectivos”, indicó Traico, aunque el expediente federal deja en claro la situación de absoluta vulnerabilidad en la que se encontraba Vanina.

 

(NdelR: Jesus Traico figuraba en la nota como referente de la comunidad zíngara, no como acusado de cometer un delito, tal como se pudo haber interpretado)

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias